100 días de Pedro Castillo y una economía basada en la improvisación, liderazgo débil, caótico y errático

Exministro de economía, Luis Miguel Castilla Rubio ‘jaló' al presidente de la República en cuanto a gestión económica y aseguró que “ha hecho que las expectativas empresariales estén en el terreno negativo y pesimista”.

Pedro Castillo y Pedro Francke en estos 100 días no han logrado reactivar la economía | FOTO: Agencia Andina
Pedro Castillo y Pedro Francke en estos 100 días no han logrado reactivar la economía | FOTO: Agencia Andina

Por: Carlos Espinoza | @HCarlosespinoza

La noche del 29 de julio, la juramentación del primer gabinete de presidente, Pedro Castillo, en el Gran Teatro Nacional, estuvo incompleta. Pasadas las 11 p.m. solo se presentaron 17 de los 19 ministros que componen el gabinete. Castillo y Guido Bellido, el entonces premier, no habían logrado convencer a Pedro Francke para que asuma la cartera de Economía. Un mal inicio de los primeros 100 días del Gobierno de Pedro Castillo, que en el lado económico se han visto afectados por la volatilidad del precio del dólar y el alza de precios de muchos productos de la canasta básica.

Pedro Francke y Aníbal Torres juraron al día siguiente al cargo de ministros de Economía y Justicia, respectivamente. Los objetivos inmediatos planteados por el gabinete Bellido al Congreso fueron derrotar a la pandemia y reactivar la economía. Además, se habló de medidas orientadas a tener un Estado mejor financiado a través de la cobranza efectiva y rápida de deudas tributarias y de contribuciones en función a las sobreganancias en actividades extractivas como la minería.

El 6 de octubre, tras la salida de Guido Bellido de la presidencia del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez asumió ese cargo y ratificó a Pedro Francke como ministro de Economía y Finanzas. Durante su discurso en el Congreso por el voto de confianza, la premier señaló que el objetivo en materia económica es que el país crezca más del 10.5% el 2021 y 4.8% en el 2022, “con un promedio de 5,5% en el periodo 2021-2025″.

BONOS QUE SE HAN ENTREGADO EN EL GOBIERNO DE CASTILLO

Desde un inicio, el gobierno de Castillo se ha caracterizado por la entrega de una serie de bonos y subsidios que fueron promesas durante la campaña de Perú Libre:

- El Bono Yanapay de S/ 350 por persona adulta es uno de ellos y está dirigido para más de 13.5 millones de peruanos en situación de pobreza, pobreza extrema o usuarios de los programas sociales Juntos, Pensión 65 o Contigo.

- Un bono de 700 soles para las familias afectadas directamente a causa de la pandemia del COVID-19.

- A fines de octubre Mirtha Vásquez anunció que el Estado otorgará un subsidio directo de 70 soles al mes por empleado formal para los trabajadores con sueldos de hasta 2,000 soles, grupo que se concentra en las micro y pequeñas empresas (mypes).

PEDRO CASTILLO Y EL DÓLAR

Si bien, al inicio del gobierno de Pedro Castillo, el dólar costaba 3.92 soles y hoy está en 4.01, lo que ha caracterizado al cambio de la moneda estadounidense es su volatilidad. El dólar ha venido subiendo desde la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. A inicios de octubre, cuando Guido Bellido aún era premier, llegó a costar 4.13.

Tras la salida de Bellido del Ejecutivo, el dólar bajó hasta 3.92. Sin embargo, la inestabilidad política por los cambios de ministros y las declaraciones del presidente sobre una posible “estatización” del gas de Camisea parecen haber iniciado una nueva tendencia al alza.

GOOGLE
GOOGLE

¿Una palabra del presidente puede generar un cambio inmediato en el precio del dólar? Para Luis Miguel Castilla Rubio, ex ministro de Economía en los primeros años del gobierno de Ollanta Humala, esto es totalmente posible.

La principal fuente de volatilidad del cambio ha sido las declaraciones del presidente Castillo y los mensajes erráticos que su gobierno ha dado en los primeros meses de gestión”, sostiene.

Además, señala que, por las condiciones económicas generales, el dólar debería tener un menor precio, pero los “mensajes erráticos” que se han dado desde la campaña electoral generan la volatilidad.

Dado las cuentas externas y los elevados precios de intercambio y precio del cobre deberíamos tener un precio de cambio mucho más apreciado del que tenemos. Esta mayor depreciación, que muestra a nuestra moneda como la segunda más depreciada después del peso argentino, responde a esta volatilidad que empezó en la campaña electoral y ha continuado hasta hoy”, indica.

Esta volatilidad del dólar no ha podido ser detenida a pesar de la intervención del Banco Central de Reserva (BCR) que ha ratificado a Julio Velarde como su presidente. El BCR ha utilizado alrededor de un 10% de sus reservas para evitar la volatilidad, pero, como explica Luis Castilla, no está en capacidad de fijar el tipo de cambio.

La función del Banco Central es la estabilidad de precios, no es fijar el tipo de cambio. El tipo de cambio se determina en el mercado por la oferta y demanda de divisas. El Banco Central interviene en el mercado cambiario para evitar una volatilidad muy fuerte del tipo de cambio, pero bajo ningún criterio está en su mandato ni en su capacidad fijar el tipo de cambio”, menciona.

Añade que es “absolutamente absurdo” inferir que el BCR haya dejado de hacer algo para evitar la excesiva volatilidad del dólar la cual “responde al sector político”.

PEDIDO DE FACULTADES EN MATERIA ECONÓMICA

A fines de octubre, el Ejecutivo solicitó al Congreso, la delegación de facultades extraordinarias por 120 días, para legislar en materia tributaria, fiscal, financiera y de reactivación económica, a fin de impulsar el crecimiento y contribuir al cierre de brechas sociales mediante el acceso a programas y servicios que brinda el Estado.

Entre las medidas que el Ejecutivo quiere tomar están subir los impuestos a las personas con ingresos mayores a S/. 300 000 soles anuales; elevar la tasa del impuesto (IR) de la renta de primera y segunda categoría, lo cual incluye las rentas por venta y alquiler de inmuebles; el cobro del IGV (18%) a las plataformas digitales de streaming (como Netflix, Amazon Prime, Disney+). Varias de estas propuestas ya han sido cuestionadas

Cualquier tipo de reforma (tributaria) debe estar dirigida hacia reducir los niveles de incumplimiento, luchar contra la evasión, mitigar la excesiva elusión que se pueda dar en el país. Lo que hace el gobierno no es necesariamente atacar este problema. Lo que está haciendo es grabar a los formales”, manifiesta el exministro Castilla.

Agrega que este no sería el mejor momento para una reforma tributaria de ese tipo ya que estamos saliendo de “un momento complicado” generado por la pandemia. Para Castilla, elevar la tasa del impuesto podría “generar una merma en la capacidad adquisitiva de la clase media”.

“En el caso del incremento del impuesto a los alquileres, los alquileres son rentas en un segmento de la población que tiene casas, que las alquila y que viven de esas rentas. Acá hay dos posibilidades: o se la traslada al inquilino esa mayor carga impositiva o tanto el propietario como el inquilino deciden ya no tener una relación formal, sino una relación privada informal”, pone como ejemplo.

Pedro Francke asegura que las facultades que solicitará al Congreso servirían para mejorar la legislación tributaria
| Foto: Agencia Andina
Pedro Francke asegura que las facultades que solicitará al Congreso servirían para mejorar la legislación tributaria | Foto: Agencia Andina

¿QUÉ HARÁ EL GOBIERNO SI LE NIEGAN LAS FACULTADES?

Muchas bancadas del Congreso anunciaron ya que no le otorgarán delegación de facultades extraordinarias en materia de economía. De ser así, ¿cómo hará el ministerio de Economía para recaudar más y poder solventar los programas sociales que busca implementar?

Para el economista Castilla, las medidas en materia económica que el Ejecutivo plantea implementar deben ser discutidas en el Congreso para que se esclarezcan las dudas.

Si le niegan las facultades, tienen completamente abierta la potestad de presentar los mismos proyectos de ley y discutirlas en el Congreso en las comisiones respectivas. En mi época (cuando era ministro de Economía), hace 10 años, cuando cambiamos el régimen tributario al sector minero, no se solicitaron facultades. Se discutieron los proyectos de ley abiertamente en las comisiones respectivas y se aprobó un régimen que hasta el día de hoy funciona bien porque ha permitido recaudar ingentes cantidades de recursos”, señala el exministro Castilla, para quien Pedro Castillo está “jalado” en cuanto a gestión de la economía en estos primeros 100 días de gobierno.

En estos primeros 100 días de Gobierno, yo podría caracterizarlo como un gobierno improvisado, con un liderazgo débil, muy caótico y errático (...) El MEF piensa que, a través del gasto público, dar bonos y transferencias se va a reactivar la economía y no es así. La economía se reactiva si hay un entorno de estabilidad que propicie que la actividad privada continúe la recuperación la cual inició después de la cuarentena. (...) La parte política está exacerbando y ha hecho que las expectativas empresariales estén en el terreno negativo y pesimista”, agrega.

Luis Castilla fue ministro de Economía y Finanza en el gobierno de Ollanta Humala del 2011 hasta septiembre de 2014. | Foto: Agencia Andina
Luis Castilla fue ministro de Economía y Finanza en el gobierno de Ollanta Humala del 2011 hasta septiembre de 2014. | Foto: Agencia Andina

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR