Visitas a población penitenciaria: Minsa e INPE trabajan en protocolo para reanudarlas

El ministro Hernando Cevallos adelantó que medidas deberán cumplir familiares y reclusos.

Visitas a internos del penal de San Juan de Lurigancho, en Lima, Perú. Foto: Agencia Andina.
Visitas a internos del penal de San Juan de Lurigancho, en Lima, Perú. Foto: Agencia Andina.

Las visitas a los internos de los centros penitenciarios del país están cerca de reanudarse. Hoy se reunieron el Ministerio de Salud (Minsa) y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) para desarrollar el plan de protocolo que lo permita.

Según adelantó el ministro de Salud, Hernando Cevallos, uno de los requisitos será que los involucrados, tanto internos como visitantes, estén completamente vacunados, es decir, tengas las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19.

“Le pedimos a todos que se vacunen para que puedan interactuar con las personas que aman y se encuentran recluidas en los centros penitenciarios, porque no podemos exponer a esta población de riesgo a nuevos contagios”, señaló.

Para conseguir que la población penitenciaría logre estar protegida al 100%, el titular de la cartera de Salud afirmó que su sector pondrá a disposición todas las vacunas necesarias para cerrar las brechas dentro de los penales del país.

“Queremos avanzar rápidamente para que este aspecto humano que es la cercanía con las familias se reanude lo más pronto posible. Estamos seguros de que esto impactará positivamente en la salud mental y la resocialización de estos ciudadanos”, agregó Cevallos.

Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional Penitenciario del INPE, Susana Silva, llamó a los familiares y los internos a apoyar el proceso con paciencia.

“Agradezco la comprensión que existió ante la medida de restringir las visitas ante el peligro que significaba la COVID-19. Asimismo, quiero resaltar que esta reanudación se llevará a cabo de forma progresiva y con nuevas medidas preventivas, que salvaguarden la salud de internos y familiares”, señaló la funcionaria.

El ministro enfatizó que continuarán realizándose campañas de salud en los centros penitenciarios. “Es muy importante que ellos sientan que el Estado se preocupa por su salud y su bienestar”, finalizó.

Ministro de Salud, Hernando Cevallos, junto a la presidenta del Consejo Nacional Penitenciario del INPE, Susana Silva.
Ministro de Salud, Hernando Cevallos, junto a la presidenta del Consejo Nacional Penitenciario del INPE, Susana Silva.

NO MÁS CONTROL DE TEMPERATURA Y DESINFECCIÓN DE ZAPATOS

Ayer, el ministro Cevallos, adelantó que las medidas contra la COVID-19, como el control de la temperatura y la desinfección del calzado antes de ingresar a establecimientos comerciales o lugares públicos, serán suspendidas del protocolo contra el nuevo coronavirus porque está demostrado que no son efectivas.

“(Eso) no tiene ningún sentido. Nosotros ya hemos dado la disposición de que eso se retire. A estas alturas se ha demostrado que ya no tiene mayor efectividad. Yo calculo que esta semana debe ya salir finalmente el protocolo para modificar eso. El control de temperatura y limpieza de zapatos no tienen mayor sentido mantenerlas en este momento”, dijo el titular de la cartera de Salud en declaraciones a RPP

Hernando Cevallos señaló que el ministerio de la Salud ya dispuso la suspensión de esas medidas y que la modificación del protocolo anti COVID-19 sería aprobada este viernes en la sesión de Consejo de Ministros.

Cabe señalar, que el director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ciro Ugarte, afirmó el miércoles que los protocolos desactualizados que todavía se practican en Perú para evitar contagios de COVID-19, como la desinfección de zapatos, “no es una vía para la prevención del COVID-19″.

“La desinfección de las superficies, principalmente aquellas que muchas persona pudieran tocar, es importante; sin embargo, se ha demostrado que la transmisión es de persona a persona principalmente y las otras formas de transmisión son de mucho menor riesgo, de tal manera que tocar las superficies y llevarse las manos a la cara, a la boca o a la nariz es una vía importante para la transmisión, pero desinfectar los zapatos no es una vía para la prevención del COVID-19″, sostuvo Ugarte durante la conferencia semanal del organismo.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR