Un 85% de peruanos no realizaron sus chequeos preventivos de cáncer a causa del COVID-19

Además las personas habrían dejado de lado sus tratamientos y la tasa de cáncer de mama en el país mostró un aumento en jóvenes.

85% de peruanos postergaron chequeos preventivos de cáncer. (Foto:Andina)
85% de peruanos postergaron chequeos preventivos de cáncer. (Foto:Andina)

Durante el mes de la lucha contra el cáncer Damary Milla, gerente general de la Liga contra el Cáncer, dijo que el confinamiento a causa de la COVID-19 en el país, generó que las personas posterguen sus chequeos preventivos junto con sus tratamientos. Esto llevó consigo un aumento de casos durante estos dos últimos años.

“Un promedio del 85% de gente que le tocaban hacerse sus chequeos respectivos dejaron de hacerlos por la pandemia”, dijo la Milla para una entrevista en Agencia Andina.

Muchas personas preferían no acercarse a hospitales ni clínicas por temor a contagiarse con el virus, y además muchos centros de salud se dedicaron, casi en su totalidad, a ver temas relacionados a la nueva enfermedad.

“La prevención de cáncer ha quedado muy relegado y también el tratamiento. El cáncer es un problema de salud pública desde hace mucho tiempo, pero la pandemia ha hecho que se agudice más y crezca el problema sanitario que tenemos como país”, afirmó.

CÁNCER DE MAMA PRESENTE EN JÓVENES

En cuanto al cáncer de mama, se conoció que la tasa más alta se da alrededor de los 50 años en promedio; no obstante, en la actualidad se ha observado una mayor incidencia en personas más jóvenes, tanto en Perú como en otros países de Latinoamérica.

Esta información la brindó Jose Manuel Cotrina, director ejecutivo del Departamento de Cirugía de Mama y Tejidos blandos del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), quien agregó que el aumento ha sido de 15% a 18% en personas menores a 40 años. Es por ello que esta nueva tendencia debe ser tomada en cuenta con prioridad por el Gobierno y la población.

Sobre los factores que hacen propensas a las personas en contraer esta enfermedad se encuentran los antecedentes familiares de salud, por ejemplo si una hermana (o), madre, padre o hija (o) ha padecido este mal. En el caso del cáncer de mama el factor se eleva aun más si el cáncer del familiar se dio antes de la menopausia o si ambos senos fueron afectados. La edad también es un factor de riesgo (50+).

“Ser mujer y la edad son factores de riesgo que nadie puede alterar, pero si lo puede modificar una mujer que hace ejercicios, que tiene una vida saludable, no consume alcohol ni tabaco, y no consume hormonas o lo hace de manera controlada por un médico. También si tiene hijos antes de los 35 años, o da de lactar, pero si bien disminuye los riesgos, no los elimina”, asegura.

Cotrina lamentó que posterior al levantamiento de la cuarentena muchos pacientes del INEN, descubrían que la enfermedad había avanzado demasiado durante todo el tiempo que se mantuvieron confinados en su hogar.

PREVENCIÓN

Ante ello, es importante recalcar que la prevención es de real importancia, ya que ayudará a tomar acciones en una etapa prematura de la enfermedad y no solo eso, sino que las personas podrán realizar acciones desde muy jóvenes a fin de evitar o reducir las probabilidades de desarrollar el cáncer.

Es preciso indicar que una de las barreras para prevenir el cáncer es el temor a conocer si se padece o no la enfermedad. Pero debes de recordar que esta enfermedad es curable en etapa temprana.

“El otro temor está relacionado con los resultados que puede arrojar la prueba. Tenemos que inculcar a las personas a perder ese miedo, porque si uno se hace un chequeo preventivo y se detecta una lesión, esta generalmente se cura. El cáncer en estadios tempranos es curable”, sostiene el director ejecutivo del INEN.

Campañas de concientización efectivas con la intención de crear una cultura de prevención son uy necesarias.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR