Crimen en el Callao: Joven venezolano fue asesinado a balazos dentro de un taller

Familiares del fallecido piden a la policía que den con el paradero de los asesinos quien deja en la orfandad a dos niños.

PNP investiga posible ajuste de cuentas.
PNP investiga posible ajuste de cuentas.

El sicariato nuevamente vuelve a hacer de las suyas, arrebatándole la vida a un joven de nacionalidad venezolana, quien fue asesinado de un balazo en la cabeza la noche del martes 12 de octubre en el Callao.

Según familiar de Romel Malavé Otero, llegó hasta el taller mecánico, ubicado en la calle Enrique Meiggs, en el asentamiento humano Villa Señor de los Milagros, en el Primer Puerto, donde al ingresar se dio con la fatídica sorpresa de que su hermano yacía sobre el suelo sin vida.

Ambos, habían quedado en cenar juntos para reencontrarse, conversar sobre la familia y acompañarse por unas horas. A l ver que su hermano no le abría la puerta ingresó de forma tempestiva y el hallazgo fue de impacto para él.

“Lo encontré tirado en el piso. Estaba frío y lleno de sangre”, contó, muy acongojado sin explicarse cómo su hermano terminó así, ya que asegura que no tenía rencilla con nadie.

Por su parte la policía del Callao tomó el caso a fin de dar con el paradero de las o la persona que asesinó al joven venezolano. Sin embargo, no descartan un ajuste de cuentas.

Cerca a este taller mecánico existen dos cámaras de seguridad. Sin embargo, cuando el hermano ha ido junto a un efectivo policial a solicitar estas imágenes que podrían esclarecer este asesinato, los dueños aseguran que no funcionan desde hace varios meses atrás.

Durante declaraciones, familiares de Romel, señalaron que él era un hombre trabajador que no tenía problemas con nadie por lo que no se explican quién o quiénes lo mataron.

Cabe mencionar que con mucha ilusión de sacar a su familia adelante, Romel Malavé llegó al Perú hace año y medio donde gracias a sus conocimientos en vehículos puso su taller mecánico, el cual hace cinco meses optó por asociarse con un amigo y así agrandar más el negocio.

Por otro lado, el joven venezolano deja en la orfandad a un pequeña niña y su actual pareja se encuentra con cinco meses de gestación. Familiares y amigos no dudaron en pedir justicia por la muerte de Romel.

Vecinos de la zona exigen a las autoridades pertinentes, mayor control policial y municipal, ya que aseguran que desde hace varios meses atrás, vienen siendo presa fáciles de los delincuentes, quienes aprovechan las horas de la noche para cometer sus fechorías.

Recordemos que en nuestro país, las cifras de asesinatos y delincuencia cada día viene en aumento por lo que la ciudadanía exige al Ministerio del Interior tome cartas en el asunto a fin de que más vidas de inocentes terminen muriendo.

SEGUIR LEYENDO






TE PUEDE INTERESAR