Caso Jaime Chincha: ¿qué consecuencias legales existen ante la mordedura de un perro?

El dueño del perro que ataque a una persona debe hacerse cargo. Dependiendo de la raza, debe tomar algunas precauciones.

Las mordeduras de los perros pueden tener graves consecuencias. (Foto: Pixabay)
Las mordeduras de los perros pueden tener graves consecuencias. (Foto: Pixabay)

El periodista Jaime Chincha apareció con la mano vendada en su programa en RPP el pasado lunes. Explicó que un perro de raza pitbull lo mordió causándole daños. El dueño del animal simplemente le pidió disculpas y optó por retirarse. ¿Qué se debe hacer en estos casos? Según comentó el Ministerio de Salud hace unos meses, cada vez que ocurre un incidente de este tipo se debe dar aviso inmediato a la policía y/o a la municipalidad del distrito sobre los propietarios que no cumplen con la tenencia responsable de sus canes.

Cabe recordar que las victimas están amparadas en la Ley Nº 27596, Ley que regula el Régimen Jurídico de Canes, así como por ordenanzas municipales que establecen sanciones a quienes incumplen la adecuada tenencia de canes potencialmente peligrosos.

Según la normativa, los propietarios deben conducir a los canes con correas cuando circulen por lugares públicos, cuya extensión y resistencia deben asegurar su control. Además, los perros no deben ser criados ni abandonados en vías de uso comunitario.

“En el caso de canes considerados potencialmente peligrosos, como pitbull, dóberman, rottweiler, entre otros, deben conducirse adicionalmente con bozal. La conducción debe realizarla el propietario o cualquier persona adulta con capacidad física y mental para ejercer el control del animal”, señaló.

El Minsa subrayó que, ante un caso de mordedura, el dueño del perro debe prestar auxilio a la víctima y llevarlo a un establecimiento de salud más cercano y cubrir el costo total de hospitalización, medicamentos, cirugía reconstructiva, hasta su recuperación total, sin perjuicio de la indemnización por daños a que hubiere lugar.

El abandono de la víctima por el dueño del can constituye delito. Todo animal que muerda deberá ser internado para su observación en el establecimiento de salud designado para tal fin”, señaló.

Los establecimientos de salud del Minsa están preparados para atender emergencias por mordeduras de perros, “sin embargo, debemos poner en práctica las medidas preventivas para proteger la salud y la integridad física de las personas”, acotó.

CONSECUENCIAS EN LA SALUD

A veces podemos creer que una mordedura de perro es una simple herida, peor la realidad es que pueden haber distintas consecuencias ante esto. Por ejemplo, puede producirse un desgarro producido a la piel, tendones, músculos u otras estructuras anatómicas.

Además, esta herida abierta puede traer consigo una infección pueden ser producidas por gérmenes presentes tanto en la boca del individuo o animal que muerde, como en la piel del individuo que recibe la mordedura. La presencia de infección se sospecha por la aparición de fiebre, supuración, enrojecimiento e hinchazón en la zona de la mordedura, pudiendo también aparecer adenopatías (ganglios) inflamadas en la zona cercana.

Pueden generar rabia aunque la mayoría de los perros domésticos están vacunados, todavía existe el peligro de contagiarse de la rabia por mordeduras de animales vagabundos, entre ellos los perros, los zorros, las ardillas, las ratas y los murciélagos.

Cabe resaltar que las mordeduras de perro representan hasta el 90% de todas las mordeduras de animales. 4.5 millones de mordeduras de perros ocurren cada año en los Estados Unidos.

Tratamiento

El tratamiento depende de la localización de la mordedura, del estado general de salud de la víctima y de si el perro está vacunado contra la rabia. Lo primero que se debe hacer es buscar supervisión médica inmediata; luego, lavar y limpiar la herida; practicar una sutura primaria de la herida si el riesgo de infección es bajo; administrar antibióticos profilácticos en el caso de heridas de alto riesgo o de personas inmunodeprimidas; aplicar un tratamiento antirrábico posexposición en función de si el perro está vacunado contra la rabia; y finalmente, administrar la vacuna contra el tétanos si la persona no está debidamente vacunada.

¿Por qué muerden los perros?

Hay varios motivos por los perros se pueden volver agresivos por varios motivos. A diferencia de los humanos, los perros no saben hablar, así que tenemos que mirar sus señales no verbales. Puede ser muy fácil pasar por alto lo que están tratando de decir. Sin embargo, los perros no actúan agresivamente a menos que haya algo que los provoque.

Es importante saber que cualquier perro puede morder: grande o pequeño, macho o hembra, joven o viejo. Incluso la mascota más dulce y peluda puede morder si se le provoca. Recuerda, no es la raza de un perro la que determina si morderá, sino la historia y el comportamiento individual del perro.

Algunas razones por las cuales un perro se vuelve agresivo podrían ser cómo reacción a algo, se encuentra en una situación estresante y ansiosa, defenderse a sí mismo o su territorio, está asustado o fue sorprendido, se puede sientir amenazado y finalmente, para proteger algo que es valioso para ellos, como sus cachorros, su comida o un juguete.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR