Recep Erdogan, presidente de Turquía (Manuel Cortina)
Recep Erdogan, presidente de Turquía (Manuel Cortina)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que su país llevará el caso del asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi a las Naciones Unidas si es necesario, y reafirmó que el disidente murió asfixiado con una bolsa de plástico en la embajada saudita en Estambul, reportó este lunes el periódico Hürriyet.

"La bolsa que se colocó en la cabeza,  su sufrimiento posterior. Ya lo saben. Dejamos que todos escucharan esto", dijo Erdogan, en alusión a las grabaciones de audio del asesinato del reportero en el consulado saudita de Estambul que las autoridades turcas han compartido con varios Gobiernos.

El mandatario turco hizo estas declaraciones el sábado a un grupo de periodistas que lo acompañaban en el avión presidencial rumbo a Paraguay tras acudir este fin de semana a la cumbre del G20 en Buenos Aires.

"Si es necesario, llevaremos el caso a las Naciones Unidas para que el poder judicial internacional se alce", dijo Erdogan, y remarcó que Turquía seguirá con el caso hasta el final.

Jamal Khashoggi, periodista saudita asesinado en Estambul (AP)
Jamal Khashoggi, periodista saudita asesinado en Estambul (AP)

Volvió a describir el caso Khashoggi como un "problema mundial", como ya había hecho durante su conferencia en el marco del G20, e insistió a las autoridades sauditas que aclaren quién dio la orden y dónde está el cuerpo del periodista asesinado.

"Queremos que todo quede claro", dijo Erdogan, tras asegurar que Turquía no tiene intención de dañar la imagen de la familia real saudita.

Durante la cumbre del G20 realizada en Argentina, Erdogan criticó que el asesinato de Khashoggi no fuera un tema de agenda en esa reunión de líderes y acusó al príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, -presente en Buenos Aires- de intentar desligar a su país del caso.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: