Theresa May, primera ministra del Reino Unido (REUTERS/Simon Dawson)
Theresa May, primera ministra del Reino Unido (REUTERS/Simon Dawson)

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, presidirá este miércoles una importante y decisiva reunión extraordinaria del Gobierno para aprobar, a nivel político, el principio de acuerdo del "brexit", la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), tras ser alcanzado el martes por los equipos negociadores.

May reunirá a sus ministros a partir de las 14.00 GMT en la residencia oficial de Downing Street, después de haber celebrado desde anoche reuniones individuales con los ministros para explicar este borrador de acuerdo, que contendría 500 folios.

Antes de este encuentro crucial, la líder conservadora deberá acudir al Parlamento para presidir la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes.

La reunión del Gobierno puede determinar, según los analistas, el futuro político de May, que trata de convencer a ministros a favor de la salida de la UE ("brexiteers") y los más proeuropeos ("remainers") a que acepten el borrador, que tendrá que ser aprobado también por el Parlamento de Westminster de cara a la retirada británica de la Unión el 29 de marzo de 2019.

Manifestantes en contra del “Brexit” en Londres (Reuters)
Manifestantes en contra del “Brexit” en Londres (Reuters)

Aunque el contenido del borrador no se ha divulgado, la televisión pública de la República de Irlanda (RTE) ha adelantado que propone una solución para la cláusula de seguridad que exige el bloque europeo para que no se levante una frontera entre este país y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Todas las partes buscan un mecanismo para aplicar esa cláusula en caso de que Londres y Bruselas no lleguen a un acuerdo sobre su futura relación comercial y de seguridad en el periodo de transición, que empezará el 29 de marzo de 2019 y terminará a finales de 2020, con una posible extensión de unos meses.

Esa cláusula garantizaría que, en caso de ausencia de acuerdo, no se construirá una frontera física entre las dos Irlandas a fin de no perjudicar sus economías ni el proceso de paz norirlandés.

A pesar de que muchos políticos no han visto el borrador, varios diputados conservadores partidarios del "brexit" y el Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP) han manifestado su oposición al mismo y han pedido a los ministros que lo rechacen.

La libra esterlina podría ser afectada por el “Brexit” (Reuters)
La libra esterlina podría ser afectada por el “Brexit” (Reuters)

"El gabinete y todos los diputados conservadores deberían ponerse de pie" y "decirle que no a esta capitulación", dijo a los medios el exministro del "brexit" David Davis.

Por su parte, el influyente diputado conservador Jacob Rees-Mogg, presidente del llamado Grupo de Investigación Europeo, declaró a los medios que este borrador es "un fracaso de la posición negociadora del Gobierno. Es un fracaso de concretar el 'brexit' y posiblemente supondrá dividir al Reino Unido".

Los diez diputados del DUP, de los que May depende para sacar la legislación adelante al presidir un Gobierno minoritario, estarían dispuestos a rechazar el acuerdo si no respeta sus líneas rojas, que implican no situar la barrera aduanera comunitaria en el mar de Irlanda ya que dejaría a la provincia fuera del Reino Unido, algo inaceptable para ellos por razones constitucionales.

El líder de la oposición laborista británica, Jeremy Corbyn, ha considerado por su parte "improbable" que el acuerdo sea positivo para el Reino Unido y ha insistido en que éste debe proteger los puestos de trabajo y la economía británica.

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: