Estigmatización, omisión y feminicidios: lo que hay detrás de las desapariciones de 25 mil mujeres en México

“La obligación de búsqueda es de todos los poderes, para compartir información, no es sólo un poder sino todos en conjunto, todos tenemos esta responsabilidad y no se ha entendido en su integralidad”, denunció Karla Quintana, titular de la de la Comisión Nacional de Búsqueda, sobre las desapariciones de mujeres en México

Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, declaró que hay diversas crisis en el país, de los cerca de 100 mil desaparecidos, 98% de impunidad, y las instituciones no han podido, querido o sabido enfrentarlas

El caso de Debanhi Escobar y Yolanda Martínez causaron indignación al sumar una serie de errores por parte de las autoridades, la falta de información en las investigaciones hizo que las familias consideraran que no eran buscadas y fueron ellos quienes llevaron todos los avances de sus casos antes de que se volvieran virales, esta omisión es la que viven miles de familias, ¿por qué?, ¿están rebasados de trabajo?, ¿falta de preparación o empatía?

Karla Quintana, titular de la de la Comisión Nacional de Búsqueda sabe que hay varias respuestas, ella ha ejercido una ardua labor para que las autoridades locales y estatales tomen en cuenta diversos protocolos cuando desaparecen hombres, niños o mujeres, que éstas búsquedas deben ser diferenciadas y con perspectiva de género, que todas son valiosas y la actuación debe ser inmediata, sin embargo aún falta mucho camino para que se entienda y asuma.

Hay una crisis de desaparición, una crisis de materia forense, una crisis en materia de justicia, 98% de impunidad en general y más en desaparecidos, que se cruza por las diferentes violencias, si juntamos estas crisis con las diferentes violencias, el sistema ordinario no ha podido, no ha querido, no ha sabido dar respuestas. Las familias te lo dicen todo el tiempo, `la que hace la búsqueda e investigación soy yo’”, reconoció funcionaria que encabeza de CNB.

En tres años que lleva el sistema de búsqueda es muy reciente, Karla señaló que se ha construido por impulso el impulso de las familias: “somos un sistema extraordinario donde el sistema no ha sabido dar respuesta, la institucionalidad de búsqueda desde el estado es lo que se ha empezado a construir, y que es nuestra obligación, protocolos, de niñas, niños y adolescentes, de enfoque diferenciado, el centro nacional de identificación humana, el mecanismo extraordinario, la competencia del comité”.

La titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, acepta que jóvenes de entre 14 y 19 años son las que más desaparecen, además de son estigmatizadas, por lo que no se debe minimizar las problemáticas en torno a su desaparición, además de intervenir en políticas públicas de prevención y atención de violencia para evitar posible feminicidio o desaparición

25 mil mujeres desaparecidas... y contando

El problema no es uno sino varios, por lo que al visibilizar estas desapariciones (Debanhi y Yolanda), se descubre la verdadera cifra de miles, la falta de coordinación entre todas las instituciones y a todos los niveles, por lo que celebró el programa de toma de muestras de referencia a familiares de desaparecidos que espera se realice en todo el país, para nutrir el recién creado Centro Nacional de Identificación Humana (CNIH).

La obligación de búsqueda es de todos los poderes, para compartir información, no es sólo un poder sino todos en conjunto, todos tenemos esta responsabilidad y no se ha entendido en su integralidad. Es un proceso, evidentemente han sido las tensiones que se tienen en lo que respecta a quien le toca hacer qué, que si admiten o no el protocolo, que si lo votan a favor, que si no existe el derecho de una persona a ser búsqueda, evidentemente existe, de pronto las fiscalías dicen que no, pareciera que es una discusión abstracta y una atención institucional, no se trata se eso, no es lo que intentamos hacer desde las comisiones de búsqueda, lo que tratamos es hacerle entender a todo mundo que tenemos que buscar de manera conjunta y coordinada porque el fin es uno, es encontrarles con vida, y si es sin vida, tomar todas las medidas para regresarlos dignamente a casa”, reflexionó Quintana.

Deslindarse de culpas

Un caso que lo ejemplifica fue la semana pasada cuando Samuel García, y el Fiscal General, Gustavo Adolfo Guerrero, entraron en confrontación a través de las redes sociales después de que el gobernador de Nuevo León publicara un video en sus redes sociales, acompañado por la familia de Yolanda Martínez, donde acusaron a la Fiscalía, encabezada por Gustavo Guerrero, de ocultar la carpeta de investigación del caso

La titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, considera que las fiscalías deben homologar las búsquedas inmediatas de personas desaparecidas y que existen 52 mil cuerpos sin identificar en el país

“Queremos hacer un llamado enérgico a la Fiscalía, que nos reciba, que nos dé la cara y que nos comparta la carpeta que les pedimos desde el domingo, el domingo en la tarde la familia de don Gerardo, la Comisión de Víctimas, hemos pedido la carpeta para abonar y ayudar a don Gerardo en el tema jurídico. Ya estamos hartos de excusas, de términos jurídicos legaloides, para evitar dar la cara, para esconder las pruebas y para evitar la verdad”, acusó el mandatario estatal.

A lo que el Fiscal General difundió un video en el que señaló al mandatario de lucrar con el dolor de las víctimas, con fines políticos: “A la Fiscalía le toca investigar y al gobernador le toca el protegerlas, evitar su muerte”, reviró.

“Desaparecen por su voluntad”: minimizar desapariciones agrava el problema

El Fiscal General de Justicia de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, declaró que la mayoría de los casos de desaparición de mujeres son “voluntarios” por “rebeldía”, sin embargo minimizar estas situaciones ante la opinión pública es peligrosos porque se le resta importancia a su búsqueda.

EFE/Sergi Rugrand
EFE/Sergi Rugrand

El protocolo homologado de búsqueda es muy claro y nosotros lo impulsamos como comisiones, a la fiscalía y la conferencia nacional, se abstuvieron, pero el tema de búsqueda de mujeres, bueno, de cualquier persona que desaparece, la búsqueda debe ser inmediata, no se puede decir ‘espérate 72 horas para empezar a buscar’, o ‘de seguro se fue con’, o ‘en algo andaba’ sean o no mujeres, en general hay mucha estigmatización con las personas desaparecidas , y con las mujeres hay especial estigmatización muy dirigida a las mujeres”, advirtió Karla Quintana.

“Efectivamente hay muchas mujeres jóvenes que desaparecen y aparecen con vida, qué bueno y eso es lo que queremos, y ojalá sin que hayan sido víctimas de un delito, sin embargo tenemos una crisis de más de 99 mil personas desaparecidas, tenemos una crisis forense de al menos 52 mil cuerpos sin identificar, tenemos una impunidad casi absoluta, por supuesto que cuando cualquier persona que desparece el estado mexicano, todas sus instituciones deben poner absolutamente todos los medios para localizarlas, y ojalá no hayan sido víctimas de un delito, pero en el minuto 1 se tiene que empezar a actuar”, exhortó.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La sospecha de trata de personas

La última imagen de Debanhi Escobar parada en la carretera Monterrey–Nuevo Laredo, es una vialidad conocida como ‘la carretera de la muerte’, en donde las autoridades de Tamaulipas han reportado al menos 77 desapariciones, de las cuales solo 18 personas fueron encontradas con vida.

Las Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) constató que cada día, 14 personas de entre 0 y 17 años de edad fueron reportadas como desaparecidas, no localizadas o localizadas durante 2021. Esto con basa en los datos proporcionados por el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) con corte del 11 de abril de 2022.

Según los datos consultados, desde que se tiene registro (es decir desde 1964), 82 mil 328 niñas, niños y adolescentes han sido reportadas en esta situación y una de cada cinco de estas personas continúa desaparecidas o no localizadas hasta el 11 de abril de 2022. En el caso de mujeres adolescentes hay una fuerte sospecha de que se trate de trata de personas.

“Más allá de que sepamos, porque las líneas de investigación le corresponden a las fiscalías, del universo de las mujeres desaparecidas, que son alrededor de 25 mil desaparecidas en el país, el mayor grupo afectado entre los 14 y 19 años, evidentemente una de las hipótesis fuertes es que son víctimas de trata con fines de explotación sexual, el mismo grupo afectado de esa edad, es el que se localiza con vida, muchas veces huyendo de violencias, entonces lo que se debe estar viendo son las políticas públicas de prevención, porque si están huyendo de violencias intrafamiliares, es una alarma para un posible feminicidio o desaparición”, concluyó Quintana.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR