Estudiantes mexicanos desarrollan un glucómetro de bajo costo con tecnología infrarroja

El dispositivo será más barato que los glucómetros tradicionales y cuenta con un margen de error menor al 1%

Los desarrolladores del proyecto son Daniela Santamaría Fuentes, Angélica Cecilia Pascoe Matínez, Adrián López Vudoyra y Rocio Yareni Reyes Encinas, estudiantes de Ingeniería Biomédica en la universidad La Salle (Foto: Cortesía)
Los desarrolladores del proyecto son Daniela Santamaría Fuentes, Angélica Cecilia Pascoe Matínez, Adrián López Vudoyra y Rocio Yareni Reyes Encinas, estudiantes de Ingeniería Biomédica en la universidad La Salle (Foto: Cortesía)

Estudiantes de la licenciatura en Ingeniería Biomédica trabajan en la creación de un glucómetro cuyo funcionamiento es diferente a los dispositivos tradicionales. El proyecto consiste en un instrumento basado en el uso de la tecnología de espectroscopía de infrarrojo, lo cual posibilitará la medición de la concentración de glucosa en la sangre sin la necesidad de extraer sangre del cuerpo humano.

En entrevista para Infobae México, Daniela Santamaría Fuentes, estudiante de Ingeniería Biomédica en la Universidad La Salle e integrante del equipo desarrollador, indicó que se trata de un dispositivo similar al oxímetro de pulso, utilizado para medir el nivel de oxigenación en la sangre. A diferencia de éste, el glucómetro infrarrojo utiliza un haz de luz para detectar el nivel de glucosa en la sangre, por lo cual se posiciona como un artefacto no invasivo y de bajo costo.

TECNOLOGÍA INFRARROJA VS. TRADICIONAL

En la actualidad, el uso de glucómetros funcionales con tiras reactivas y lancetas se ha vuelto común entre pacientes diagnosticados con diabetes. Su manejo consiste en utilizar un dispositivo de punción, su aguja realiza una ligera perforación en la yema del dedo con la finalidad de obtener una gota de sangre que es depositada en la tira reactiva. Posteriormente, después de realizar la lectura de la sangre depositada en la zona de dosificación de la tira, el medidor indica el número correspondiente a la cantidad de glucosa del paciente.

El glucómetro propuesto por el equipo tiene un funcionamiento similar al de un oxímetro de pulso (Foto: Twitter@hotelswwd)
El glucómetro propuesto por el equipo tiene un funcionamiento similar al de un oxímetro de pulso (Foto: Twitter@hotelswwd)

Por otro lado, el glucómetro infrarrojo funciona con la colocación del artefacto en algún dedo de la mano. Una vez situado, y después de ser encendido, un led emisor envía un haz de luz, con longitud de onda capaz de detectar la glucosa en la sangre, que viaja a través del tejido cutáneo de la extremidad y es recibido e interpretado por un receptor. Luego de interpretar los datos recibidos por el segundo led, el dispositivo muestra el resultado de la lectura de la glucosa a través de una pantalla. De acuerdo con el equipo, el margen de error del dispositivo es menor al 1%.

Además, la implementación de la tecnología infrarroja permite el ahorro de dinero por parte de las personas que la utilicen. El glucómetro tradicional requiere la compra de accesorios desechables como lancetas y tiras reactivas. Por otro lado, el proyecto encaminado por las estudiantes no implica un gasto recurrente, pues no hace falta la compra continua de insumos para su funcionamiento.

La diabetes, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una enfermedad crónica presente cuando “el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”. La insulina es la hormona encargada de la regulación de la glucosa, o azúcar, en la sangre. Por ello, en los pacientes diabéticos no controlados existe una propensión al aumento del azúcar en la sangre, o hiperglucemia, la cual puede dañar gravemente órganos, sistemas, nervios y vasos sanguíneos a largo plazo.

Existen dos tipos de diabetes. Una de ellas, denominada de tipo 1, se caracteriza por la producción deficiente de insulina, por lo cual se vuelve necesaria la administración diaria de la hormona. Las causas de dicha enfermedad aún son desconocidas, aunque sus síntomas son la súbita excreción excesiva de orina, sed, hambre constante, pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.

A diferencia de los glucómetros tradicionales, la tecnología infrarroja permite conocer los niveles de glucosa sin la necesidad de extraer sangre del paciente (Foto: archivo)
A diferencia de los glucómetros tradicionales, la tecnología infrarroja permite conocer los niveles de glucosa sin la necesidad de extraer sangre del paciente (Foto: archivo)

Por otro lado, la diabetes tipo 2 consiste en la utilización ineficaz de la insulina por el organismo. Ésta es la más común entre los paciente diagnosticados con diabetes y es propiciada, en gran medida, por la inactividad física y la masa corporal excesiva. A diferencia del primer tipo, los síntomas son menos intensos, aunque puede ser diagnosticada varios años después de los primeros síntomas, es decir, cuando ya existen complicaciones en el paciente.

Entre 2000 y 2016 la OMS registró un incremento del 5% en la mortalidad prematura ocasionada por la diabetes. En México, por otro lado, incrementó el número de personas fallecidas por diabetes entre 2018 y 2019. Según estadísticas del INEGI, el año pasado se registraron 104,352 defunciones a diferencia de las 101,257 registradas en 2018. De igual forma, la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2018) demostró que 8 de cada 10 mexicanos padece dicho mal crónico.

Aunque es complicado prevenir la diabetes tipo 1, medidas como la realización de actividad física diaria, la implementación de una dieta saludable, evitar el consumo del tabaco y el monitoreo constante de los niveles de glucosa en la sangre pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2.

La obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2 por lo que el monitoreo de la glucosa en la sangre de las personas se vuelve relevante para su prevención (Foto: Sháshenka Gutiérrez/EFE)
La obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2 por lo que el monitoreo de la glucosa en la sangre de las personas se vuelve relevante para su prevención (Foto: Sháshenka Gutiérrez/EFE)

Ante las alarmantes cifras de la enfermedad en México, Santamaría Fuentes confía en que la creación de un glucómetro no invasivo y de bajo costo pueda contribuir al monitoreo constante y prevención de la diabetes entre las y los mexicanos. De esa forma “la gente puede tener más control y conciencia de su salud para tomar cartas en el asunto sin que llegue a haber alguna anormalidad”, aseguró.

De esa forma, lo que comenzó como un proyecto escolar podría convertirse en una herramienta de prevención al alcance de cualquier persona. “Tenemos el problema de la obesidad y la diabetes en México y un dispositivo de bajo costo como el que estamos desarrollando puede ayudar a reducir este problema. Crear en la gente una cultura de prevención de estas enfermedades y que se puedan detectar muchísimo antes de su diagnóstico”, expresó.

La crisis sanitaria ha orillado a Adrián López Vudoyra, Angélica Cecilia Pascoe Matínez, Rocío Yareni Reyes Encinas y Daniela Santamaría, integrantes del equipo, a frenar de manera temporal su trabajo. Sin embargo, en este periodo de contingencia han logrado corregir y afinar detalles para continuar con las pruebas del dispositivo en más personas, y así dotar de mayor estabilidad y precisión al sensor en el cálculo de la glucosa.

MÁS SOBRE EL TEMA:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS