La realidad del COVID-19: la impactante gráfica que muestra la saturación hospitalaria en el Valle de México vs. lo que habían proyectado

El Valle de México rebasó por mucho la predicción de hospitalizaciones por COVID-19 estimada por las autoridades capitalinas para diciembre

(Ilustración: Isaac Vallejo / Infobae)
(Ilustración: Isaac Vallejo / Infobae)

La predicción de hospitalizaciones por COVID-19 que se tenía para el Valle de México para los últimos meses quedó rebasada por mucho, y, de hecho, éstas no han presentado un patrón descendente.

Así lo muestran las datos oficiales del reporte epidemiológico COVID-19 de la Ciudad de México, pues según la gráfica de hospitalizaciones estimadas, en diciembre la curva no rebasaría las 1,000; sin embargo, la ocupación de camas en los nosocomios capitalinos alcanzó recientemente el 63%, al registrar un total de 4,235 camas ocupadas, de acuerdo con la última actualización oficial del 9 de diciembre.

Para estas fechas, se suponía que las hospitalizaciones presentarían un franco descenso con el pasar de los días; no obstante, ante el repunte de contagios por la enfermedad que causa el virus SARS-Cov-2, la realidad es otra: la capital se acerca cada vez más a las cifras que se presentaron durante los meses de mayo y junio del presente año.

Al momento, hay 3,277 personas hospitalizadas en camas generales y 958 en camas con ventilador mecánico en la capital del país. En la gráfica que se muestra, la línea roja representa las proyección de la ciudad sobre cómo se suponía que iban a ir las cosas.

(Foto: Reuters/Henry Romero)
(Foto: Reuters/Henry Romero)

Y es que cabe resaltar que la capital del país ha sido la entidad más golpeada desde que la pandemia llegó a territorio nacional. Según el último informe de la Secretaría de Salud, se han reportado 244,062 casos positivos, 24,455 contagios activos y 18,516 defunciones a causa de la enfermedad. Por detrás se encuentran el Estado de México, con 120,284 contagios acumulados y Nuevo león, con 71,317.

Pese a las alarmantes cifras derivadas del COVID-19, la CDMX permanece en color naranja del semáforo epidemiológico; sin embargo, ante el repunte de hospitalizaciones y contagios que no cesa, las autoridades federales han dado a conocer que la capital forma parte de la lista de entidades en con mayor posibilidad de pasar al rojo, el color de riesgo máximo.

Ante ello, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha llamado en repetidas ocasiones a la ciudadanía a no salir a las calles de no ser absolutamente necesario, así como a retrasar las reuniones y los regalos navideños hasta que sea posible.

Para hacer frente a la pandemia, una de las medidas que Sheinbaum anunció recientemente fue la puesta en marcha del proyecto que contempla el uso de códigos QR en lugares públicos para detectar redes de contagio.

(Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
(Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Asimismo, fue justo ayer cuando en su habitual conferencia de prensa exhortó nuevamente a los ciudadanos a no salir, aunado a su anuncio de la implementación de una campaña de información y persuasión intensiva para aislarse y hacer caso a las medidas sanitarias, a fin de romper con la cadena de contagios.

No obstante, los capitalinos han desoído el llamado de la mandataria capitalina, pues se ha observado, principalmente en las calles del Centro Histórico, cómo parece que la Ciudad está en verde y no a nada de pasar a rojo. Además, también es común ver gente en las calles, plazas comerciales o restaurantes, sin guardar la sana distancia y en muchas ocasiones sin cubrebocas.

“A partir del día de hoy se implementa una campaña intensiva en toda la ciudad. Ya habían iniciado, pero estamos fortaleciéndola. Una parte es en las zonas de mayor contagio, pero otra en toda la ciudad con carteles en el mobiliario urbano, en el casa por casa, con las distintas medidas que debemos tomar, mensajes telefónicos”, explicó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA