Sener, Cenace y la controversia por el sector eléctrico: claves para entender todo lo que está en juego

En los últimos meses, el debate en torno al sector eléctrico mexicano se ha centrado en los acuerdos que impulsaron la Sener y el Cenace. ¿En qué consisten y por qué son tan polémicos?

Sener y Cenace impulsaron acuerdos para frenar las renovables
Energías Limpias (Fotoarte: Steve Allen)
Sener y Cenace impulsaron acuerdos para frenar las renovables Energías Limpias (Fotoarte: Steve Allen)

En los últimos meses, el debate en torno al sector energético de México se ha centrado en los acuerdos que la Secretaría de Energía (Sener) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) han impulsado para frenar el uso de las centrales eléctricas solar y eólica para la generación de energía limpia en el país.

Dichos acuerdos evitan que plantas de generación renovable puedan conectarse al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y restringen las que ya están en operación, limitando la electricidad que inyectan a la red.

Sin embargo, poner en marcha las políticas decretadas por los organismos, según expertos, podría tener diversas consecuencias ambientales, sociales, económicas y de desarrollo para el país; es por ello que en días recientes han sido motivo de controversia y críticas, principalmente por la iniciativa privada y asociaciones ambientales, quienes ya implementaron acciones legales para combatir estas medidas.

¿En qué consisten estos acuerdos y por qué resultan tan polémicos?

Desde que llegó la epidemia del coronavirus a México, se reportó que la demanda eléctrica en el país había bajado un 10% por el cierre de comercios. Ante ello, el Cenace –cuya función principal es ejercer el control operativo del SEN– expuso su preocupación, ya que el verdadero problema no radica en la disminución de demanda, sino en que ésta podría comprometer la confiabilidad del sistema.

“Para que el sistema pueda operar de forma segura, éste tiene que hacerlo en ciertos rangos técnicos (voltaje, frecuencia, etc). Cuando el sistema no opera en estos rangos, se dice que se está comprometiendo la confiabilidad del sistema”, explicó a Infobae México un analista en economía y en el sector eléctrico mexicano en condición de anonimato.

En este sentido, el acuerdo suspende las pruebas preoperativas de las centrales eólicas y fotovoltaicas que están próximas a entrar en operación comercial; de igual forma el acuerdo tiene efecto en aquellas centrales que no han iniciado operaciones.

El Cenace no argumenta de forma explícita por qué las centrales renovables pueden comprometer la confiabilidad del sistema. Uno de los fundamentos que establece, por el cual la centrales deberían dejar de funcionar, es la baja demanda de energía que éstas producen durante la contingencia en comparación con otras temporadas.

Trabajadores del Cenace operan el panel de la central del sistema eléctrico nacional.
Foto: Saúl López / Cuartoscuro
Trabajadores del Cenace operan el panel de la central del sistema eléctrico nacional. Foto: Saúl López / Cuartoscuro

Sin embargo, “la demanda presentada en estos tiempos de pandemia es superior a la que se genera en invierno temporada en la que las centrales eléctricas operan sin problema–, por lo que el acuerdo del Cenace carece de sustento técnico. No hay razón por la cual deban dejar de operar”, aclaró, bajo anonimato, un experto en el sector eléctrico y especialista en centrales eléctricas.

Por su parte, el pasado 16 de mayo la Sener también emitió un acuerdo. En esta ocasión, sin pasar por el proceso necesario ante la Comisión de Mejora Regulatoria (Conamer). La dependencia dirigida por Rocío Nahle busca ampliar el uso de centrales eléctricas propiedad de la Comisión Reguladora de Energía (CFE) y limitar los permisos para plantas eólicas y solares.

Sener busca ampliar el uso de centrales eléctricas propiedad de la CFE 
Foto: REUTERS / Edgard Garrido / Foto de archivo
Sener busca ampliar el uso de centrales eléctricas propiedad de la CFE Foto: REUTERS / Edgard Garrido / Foto de archivo

¿Qué está en juego?

De acuerdo con los expertos consultados, la publicación de estas políticas no sólo pone en riesgo las inversiones actuales en energías renovables y desincentiva las inversiones futuras. También implica el no poder contar con energía limpia y barata, no poder satisfacer la demanda futura y no cumplir con los acuerdos internacionales ambientales suscritos por el gobierno de México.

“El acuerdo del Cenace es un golpe más directo a los privados, ya que se pretende que la CFE sea el principal productor de electricidad. Sin embargo, desde hace 30 años la CFE se dio cuenta de que no cuenta con la capacidad económica ni técnica para tener la instalación eléctrica y satisfacer la actual demanda. Además la CFE cuenta con las unidades más ineficientes y viejas de todo el parque de generación de la República Mexicana”, afirmó uno de los especialistas.

Tenemos centrales incluso desde hace 50 o 60 años cuando la vida media de una central es de 30 años y su mayor eficiencia se obtiene sólo en los primeros 20 años. Es por eso que se tiene que hacer una constante renovación de centrales”, reiteró el experto en energías limpias.

Termoeléctrica en la comunidad de Huexca, Morelos 
Foto: EFE/Luis Galicia/Archivo
Termoeléctrica en la comunidad de Huexca, Morelos Foto: EFE/Luis Galicia/Archivo

Enfatizaron que de detener las renovables, se tendría que producir energía con las centrales de la CFE que, en su mayoría, son termoeléctricas de baja eficiencia y que además utilizan combustibles más contaminantes, como el diésel o combustóleo.

Por si fuera poco, supone un riesgo de miles de millones de dólares de inversión, dado que las empresas privadas están apostando por las renovables.

Lluvia de amparos

Al momento, se ha desatado una serie de más de 40 demandas de amparo promovidas por empresas afectadas por las medidas de la Sener y del Cenace. Jueces en competencia que llevan los casos han accedido en su mayoría a la petición de los privados y organismos ambientalistas, como Greenpeace.

Se desató una serie de más de 40 demandas de amparo promovidas por empresas afectadas por las medidas de la Sener y del Cenace.
Foto: Captura de pantalla Google Maps
Se desató una serie de más de 40 demandas de amparo promovidas por empresas afectadas por las medidas de la Sener y del Cenace. Foto: Captura de pantalla Google Maps

Sin embargo, la controversia más reciente fue la que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) interpuso contra la Sener, al considerar que “afecta de manera grave la estructura económica del sector de electricidad, ya que elimina la posibilidad de que éste opere en condiciones de competencia y eficiencia”, dijo la Cofece en un comunicado.

La Cofece es un órgano constitucional autónomo encargado de vigilar, promover y garantizar la libre competencia y concurrencia en el mercado mexicano.

Por ello, el organismo pidió a la Suprema Corte de Justicia que se pronuncie acerca de cuáles son los límites que tiene la Sener cuando emite una disposición “que afecta tan gravemente la dinámica competitiva de un mercado”.

“El problema es que la Sener sólo vio hacia un punto, cuando todo lo que está haciendo con su política tiene repercusiones paralelas. Una de las implicaciones es que está limitando la competencia y creando barreras, y eso cae en el terreno de la Cofece. Por ello mandó el asunto a la SCJ para preguntarle, ‘bueno, lo que está haciendo la Sener está afectando esto, ¿hasta dónde llego yo?, ¿dónde están mis límites?’”, aclaró uno de los expertos en el sector eléctrico, consultado por Infobae México.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS