La mayor parte de las donaciones llega “por reposición”. (Foto: Archivo)
La mayor parte de las donaciones llega “por reposición”. (Foto: Archivo)

En México, las redes sociales se han convertido en un repositorio de solicitudes de personas que necesitan donadores de sangre para algún familiar o amigo. Sin embargo, esas peticiones no serían tan numerosas si se promoviera la donación voluntaria.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de las cerca 2.1 millones de unidades anuales de sangre que se recolectan en el país, únicamente el 3% proviene de donaciones altruistas, lo demás llega "por reposición", es decir, que se pide cuando alguien la necesita.

Ante este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho evidente que las autoridades mexicanas deben cambiar esta práctica e incentivar la donación altruista, pues según cifras de esta organización, en México se necesitan donantes cada cuatro segundos.

Las razones detrás de la poca cultura de donación sanguínea en el territorio nacional pueden ser vistas desde varios puntos que pueden ir desde lo institucional hasta la propia desidia que implica el proceso.

Las razones pueden ir desde lo institucional hasta lo personal. (Foto: Crisanta Espinosa/Cuartoscuro)
Las razones pueden ir desde lo institucional hasta lo personal. (Foto: Crisanta Espinosa/Cuartoscuro)

De acuerdo con la académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, Norma López Santiago, la falta de iniciativa por parte de la población para donar sangre se debe a "la desconfianza hacia algunas instituciones de salud, principalmente aquellas operadas por el gobierno".

Además, la especialista destacó que uno de los factores más importantes es el desinterés de las personas, "pues no hay una conciencia preventiva entre nuestra población".

Para Gamaliel Benitez Arvizu, director del Banco de Sangre del Siglo XXI, hace falta la difusión y promoción de esta medida, "aparte de que no tenemos esa cultura de saber que a partir de los 18 años y hasta los 65 años, en condiciones adecuadas, pueden donar sangre".

A pesar de toda la información y reglas disponibles al respecto, en esta falta de iniciativa por parte de la sociedad también influyen mitos que rodean a la donación de sangre.

Uno de los más comunes está relacionado con los tatuajes y piercing, pues se piensa que cuando se tiene un diseño de tinta sobre la piel es imposible entregar sangre, lo cual no es completamente cierto, ya que para donar únicamente se debe esperar cuatro meses desde la última vez que se hizo el tatuaje o perforación.

Es posible donar sangre incluso después de haberse hecho un tatuaje. (Foto: Crisanta Espinosa/Cuartoscuro)
Es posible donar sangre incluso después de haberse hecho un tatuaje. (Foto: Crisanta Espinosa/Cuartoscuro)

Por otra parte, los especialistas subrayan  el hecho de que se puede dar sangre siempre y cuando los interesados gocen de buena salud o no tengan algún padecimiento crónico.

Si la enfermedad se debe a alguna infección y la persona tomó antibióticos, únicamente es necesario esperar siete días tras finalizar el tratamiento médico antes de donar.

A pesar de esas restricciones, los interesados pueden realizar el proceso hasta cuatro veces al año sin poner en riesgo su salud y, para eliminar cualquier duda respecto a la calidad de la sangre, se le realizan minuciosos análisis.

Cabe destacar que así como se le debe poner especial atención a la situación en México, también en América Latina es necesario que se incremente esta práctica, ya que, según la OPS, el porcentaje de donantes voluntarios es de 44.17%, lo cual no garantiza el suministro de sangre para transfusiones establecido por la OMS.