El peso de México se desplomó después de que el presidente Donald Trump dijese que Estados Unidos impondrá un arancel del 5% a los productos mexicanos, sumergiendo al país latinoamericano en las tensiones de comercio mundiales y suscitando preocupación a un posible descarrilamiento del nuevo acuerdo comercial de América del Norte.

El peso llegó a caer un 2,3% en las operaciones iniciales en Asia, ampliando su caída de mayo a casi el 3% y encaminándose al peor rendimiento mensual desde octubre de 2018. La moneda se negociaba con una caída del 2,1% a 19,5478 por dólar a las 11:38 a.m. en Singapur.

La amenaza arancelaria de Trump más reciente llega en un momento en que el apetito de los inversores por los activos de los mercados emergentes ya estaba desapareciendo debido a la intensificación de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China este mes. También sorprendió a los inversores puesto que Trump había dicho a principios de este mes que Estados Unidos retiraría los aranceles al acero y aluminio a México y Canadá a fin de alentar a los políticos a ratificar una versión renegociada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

"Estos aranceles son diferentes a los anteriores en México, Canadá y China", dijo Jason Daw, responsable de estrategia de mercados emergentes de Société Générale en Singapur. "Trump está vinculando los aranceles a la inmigración en lugar del comercio, pero el efecto neto es el mismo: crea más incertidumbre económica e intensifica el estado de ánimo pesimista sobre el crecimiento mundial".

(REUTERS/Jonathan Ernst)
(REUTERS/Jonathan Ernst)

Alejandro Cuadrado, estratega sénior de BBVA, en una entrevista desde Nueva York:

El plan de Trump para imponer aranceles a México ha reavivado el riesgo que rodea el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá. El peso no ha sufrido el impacto en carry en el último mes pero ahora se está sumando a la guerra comercial. Es difícil decir hasta qué punto podría caer el MXN. La reacción ha sido contenida en las operaciones posteriores al cierre del mercado. La respuesta de México será clave para el próximo movimiento del mercado.

Kota Hirayama, economista sénior de mercados emergentes de SMBC Nikko Securities Inc. en Tokio:

La imposición de aranceles de Estados Unidos relacionados con la inmigración ha sido una medida inesperada. El mercado probablemente no ha contabilizado tarifas adicionales y, por lo tanto, la reacción inicial sería "vender". No hay mucho impacto en la economía mundial por las repercusiones a la economía de México, incluso si la inversión extranjera directa en el país latinoamericano disminuye debido a los aranceles. El impacto en la economía global podría verse por el lado estadounidense. La inflación en Estados Unidos probablemente se acelerará a medida que aumentan los precios de muchos productos, lo que podría afectar las ventas minoristas y el ingreso disponible, y eso perjudicaría las perspectivas económicas mundiales.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (EFE)
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (EFE)

Tetsuya Yamaguchi, analista técnico principal en Tokio en Fujitomi Co.:

Es probable que una debilidad significativa en el peso mexicano proporcione "buenas oportunidades de compra" para los inversores que tienen una visión a largo plazo. La economía de Estados Unidos sigue siendo bastante sólida y, debido a los fuertes lazos comerciales, es probable que México continúe beneficiándose de ello, por lo que es posible que haya ventas durante algunos días como reacción a la noticia, pero es poco probable que siga cayendo a largo plazo.

Ilya Gofshteyn, estratega de Standard Chartered en Nueva York:

Todavía hay mucha incertidumbre en torno a este anuncio. La Administración de Trump tiene el hábito de anunciar medidas y luego retroceder en la retórica. "Si la Administración cumple con la amenaza, ello afectará a la dinámica de crecimiento inestable y el sentimiento de riesgo negativamente".

Con información de Bloomberg