Marcelo Ebrard en Marrakech (Foto: @cepal_onu)
Marcelo Ebrard en Marrakech (Foto: @cepal_onu)

Marcelo Ebrard, canciller de México, dijo hoy en la ciudad marroquí de Marrakech que "es una vergüenza" lo que sufre un emigrante que cruza el país, en referencia a una pregunta sobre los robos a los que son sometidos muchos emigrantes cometidos presuntamente por policías.

"Lo que hoy sucede a un emigrante que cruza nuestro territorio es una vergüenza, y México no puede permitírselo", mencionó Ebrard, quien también afirmó que "debe reducirse el número de deportaciones" practicadas por su país de emigrantes centroamericanos, y que según Amnistía Internacional superaron las 80.000 personas en 2017.

El canciller también se mostró contrario a los campamentos para emigrantes en situación irregular donde se practique algún tipo de "confinamiento forzoso" o en lugares cerrados.

El canciller de México presentó un plan para combatir el flujo migratorio (Foto: @SRE_mx)
El canciller de México presentó un plan para combatir el flujo migratorio (Foto: @SRE_mx)

Ebrard hizo estas declaraciones en una comparecencia conjunta con los cancilleres de Guatemala, Honduras y El Salvador, presentes como él en Marrakech para firmar el Pacto Global para una migración regular, ordenada y segura y para presentar el "Plan de Desarrollo Integral" para estos tres países y la región del sur de México, el llamado "triángulo norte".

El plan supone un intento de "competir con la narrativa que se impone en el mundo y en las Américas, una narrativa de exclusión y control de la emigración", y de "voltear hacia el sur", señaló Ebrard, quien recordó que los cuatro países que incluye este plan suman 160 millones de habitantes.

Ebrard dijo que la cita de Marrakech ha servido para presentar este plan y ya ha recibido promesas de apoyo de al menos siete países -que no citó-, y añadió que no duda del compromiso de las distintas agencias de la ONU en esos proyectos de desarrollo.

Previamente, y en una entrevista con Efe, Ebrard había especificado que el plan consistirá en proyectos energéticos, agrícolas, educativos y sanitarios en los cuatro estados, pero sin dar más precisiones.

Los cancilleres de Guatemala, El Salvador y Honduras agradecieron la iniciativa mexicana del plan y señalaron que sus países están todavía identificando sus necesidades de desarrollo antes de presentar todos los detalles del plan a nivel internacional (en Europa, América y Asia) a principios de 2019.

Una semana antes de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador, el actual canciller anunció que la idea era que Estados Unidos también participará en el plan, por lo que una vez aprobado y presentado en la ONU el siguiente paso sería tratar de persuadir al país vecino. En aquella ocasión afirmó que todavía no se había negociado nada, pero que la intención era encaminarse hacia esa dirección.

Marcelo Ebrard explicó que México planteó una propuesta para atender el problema migratorio

Sin embargo, el canciller de México admitió que hay pocas posibilidades de que el gobierno de Trump se sume al pacto migratorio: "No creo que podamos modificar decisiones propias de Estados Unidos, sería ingenuo pensarlo, pero nosotros hacemos lo que nos corresponde: suscribir el pacto y llevarlo a cabo".

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: