Cuando la policía pudo dispersar a la multitud encontró los cuerpos calcinados de las tres personas. (Twitter @Ant_Rivas)
Cuando la policía pudo dispersar a la multitud encontró los cuerpos calcinados de las tres personas. (Twitter @Ant_Rivas)

Aproximadamente 100 habitantes de la comunidad de Miravalles, en el municipio de Oriental, Puebla, golpearon y calcinaron a tres presuntos delincuentes acusados de asaltar la tienda de una mujer de la tercera edad.

Entre la tarde y la noche de este miércoles, dos hombres y una mujer entraron a la tienda que atendía la mujer de edad avanzada y la golpearon para obligarla a entregar el dinero.

Algún vecino de la zona se dio cuenta de los hechos y un grupo comenzó a perseguir a los ladrones, quienes dispararon al aire intentar disuadir a la gente.

Al escuchar las armas, otros pobladores salieron de sus casas y se sumaron a la persecución hasta que alcanzaron a los asaltantes, los golpearon y arrastraron al centro del pueblo, donde los quemaron vivos.

Policías municipales ya habían llegado al lugar, pero los pobladores impidieron el paso de las patrullas y aun intentaron ahuyentarlos a pedradas y con amenazas de que también serían linchados.

Las víctimas estaban atadas de manos.
Las víctimas estaban atadas de manos.

Horas más tarde, cuando por fin pudieron dispersar a la gente con apoyo de la policía del estado, los supuestos delincuentes ya habían muerto calcinados. Hasta el momento ninguno ha sido identificado y tampoco hay detenidos.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno de Puebla informó que a las víctimas las encontraron atadas de manos y dio parte a la Fiscalía General del Estado para las diligencias correspondientes.

Miravalles es una pequeña comunidad ubicada a unos 20 minutos en automóvil al sureste de Oriental, donde habitan alrededor de 1.500 personas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: