La historia oculta del portero que le impidió a Hugo Sánchez romper el récord de goleo en España

El portero del Real Oviedo, José Enrique Heres, jugó 20 minutos en Primera División y en su debut y despedida, atajó un mano a mano que habría significado el gol 39 en una temporada para el mexicano

Heres evitó que Hugo Sánchez rompiera el récord de Zarra en 1990 (Video: Youtube @Futbolvideone)

Hay jugadores que acumulan años, décadas, en el fútbol profesional, con sus propios altibajos, con algunos logros y otras tantas derrotas. Hay futbolistas que acumulan trofeos, campeonatos, medallas y éxito. Hay otros que, a pesar de carecer de grandes epopeyas en su carrera, son recordados por alguna anécdota, o acción, que les otorgó cierta gloria.

Luego, están otros, más raros. Aquellos que no envejecieron en las canchas del fútbol profesional, que vivieron apenas un instante de eternidad y que después cayeron en el pozo del olvido. Los que vieron a través de una diminuta ventana lo que el fútbol les podía dar y no volvieron a ver nunca más.

En el último grupo se encuentra el español José Enrique Heres García. El portero atajó 20 minutos en la Primera División de su país. No más, no menos. Antes, el guardameta pasó por los estadios de la Segunda División. Sin embargo, aquel puñado de tiempo le bastó para arruinar un récord histórico de uno de los mejores futbolistas de su generación. A veces poco es mucho.

El arquero jugó apenas aquellos minutos en la Primera División española y ahora es taxista (Foto: capturas de pantalla)
El arquero jugó apenas aquellos minutos en la Primera División española y ahora es taxista (Foto: capturas de pantalla)

Y es que esos 20 minutos, su debut y despedida de La Liga, los vivió en el más mítico de los estadios españoles: el Santiago Bernabéu. Con el Real Oviedo, el jugador de 27 años ingresó para disputar los últimos minutos del campeonato 1989-1990. El mítico Real Madrid, ya campeón, se jugaba una distinción más para uno de sus hijos pródigos: el temible delantero mexicano Hugo Sánchez.

Y es que el goleador acumulaba hasta antes del partido 35 goles. Se encontraba a tres tantos de empatar el récord histórico de Telmo Zarra, con 38 dianas. La Casa Blanca se preparaba entonces para encarrillar a Hugo Sánchez y que consiguiera alcanzar al menos al atacante del Athletic de Bilbao.

Antes más de 100,000 espectadores, cuando en el Bernabéu aún se podía acceder a gradas sin asientos, los merengues comenzaron a enfilar una noche triunfal, donde festejarían el título liguero, el quinto de manera consecutiva.

El mexicano es el séptimo máximo goleador en la historia del Real Madrid (Foto: Archivo)
El mexicano es el séptimo máximo goleador en la historia del Real Madrid (Foto: Archivo)

Enfrente, el discreto Real Oviedo, que finalizó en undécimo puesto en aquel certamen, apenas y capeó el temporal en el primer tiempo. Después de ponerse sorpresivamente en ventaja (5’) con un gol de Jordi Vinyals, los albos remontaron con tantos de Antonio Parra (15’), y Hugo Sánchez (45’, de penal).

En el comienzo del complemento, el mexicano repitió en las redes (46’) y desató la locura de los madridistas. Con un tanto más igualaba el récord. Con dos, lo superaba. Sin embargo, antes el delantero Carlos Muñoz descontó para la visita (57’).

El momento llegó. Al 64, con media hora por jugarse, Hugo Sánchez anotó su gol 38 de la temporada, en 38 partidos, siempre a un toque: el mexicano, que fue discriminado a su llegada a España seis años antes, igualaba uno de los grandes logros del deporte europeo.

Hugo Sánchez fue el goleador de la Liga española durante cinco años consecutivos (Video: Archivo)

La afición, entregada al mexicano, no sólo festejaba su quinto campeonato al hilo: también celebrara junto a Hugo Sánchez el quinto “Pichichi” consecutivo, el trofeo que se le entrega al máximo goleador del torneo español.

Cuando llegó el minuto 71, el técnico del Oviedo decidió ingresar a José Enrique Heres, a quien le había prometido unos minutos para que realizara su debut en la máxima categoría. “Esa vez fue una cortesía del entrenador. Era el último partido, ya todo estaba definido y me dijo que me iba a dar unos minutos”, le dijo el retirado jugador al diario Excélsior.

El Madrid, mientras tanto, arreciaba. Tanto, que, ya con Heres en el verde césped, Adolfo Aldana (81’) marcó el 5-2 para los merengues. Con todo el tiempo del mundo, la afición ansiaba un gol más de Hugo Sánchez. En el minuto 91, sin tiempo para mucho más, ocurrió lo que todos esperaban: Martín Vázquez puso al mexicano mano a mano con el debutante portero.

Hugo Sánchez es uno de los grandes ídolos del deporte mexicano (Foto: Cuartoscuro)
Hugo Sánchez es uno de los grandes ídolos del deporte mexicano (Foto: Cuartoscuro)

Hugo Sánchez primero tuvo que eliminar con una gambeta a un defensor oviedista. A continuación, con el balón dispuesto para su pierna derecha, Sánchez disparó, pero Heres, rápido de pies y de reflejos, ya había salido a achicar en el límite del área chica. Atajó con el cuerpo el disparo y la pelota, que pudo haber sido la más gloriosa de la carrera de Hugo Sánchez, se fue al tiro de esquina.

Después de un remate defectuoso, y la pelota en media cancha, unos segundos tras el último intento del mexicano, el partido culminó. Hugo Sánchez había hecho historia. El Real Madrid se proclamaba pentacampeón. Heres, sin saberlo, había jugado sus primeros y últimos minutos en Primera División.

“Luego se acabó mi contrato, salí del Oviedo y regresé a la Segunda División. Me retiré dos años más tarde, a los 29”, explicó el hombre, ahora de 57 años, al diario mexicano. Su paso por el máximo circuito español había incluido una atajada que evitó que un récord histórico se cayera a pedazos.

Ahora ya no tengo ningún contacto con el futbol, trabajo de taxista
Messi, con 50 goles, y Cristiano Ronaldo, con 48, son las mejores marcas goleadoras en un año para La Liga (Foto: Javier Soriano/ AFP)
Messi, con 50 goles, y Cristiano Ronaldo, con 48, son las mejores marcas goleadoras en un año para La Liga (Foto: Javier Soriano/ AFP)

Este 5 de mayo de 2020, su debut, el récord de Hugo y aquella atajada cumplen 30 años. “Saltar a un campo con más de 100 mil espectadores y oír el bullicio de la gente es algo increíble", contó Heres. En ese momento era una más en mi posición. Para mí, lo más importante era jugar en ese campo frente al Real Madrid”, añadió.

Para Heres, Hugo Sánchez “era una grosería" de delantero. “Muy habilidoso, de hecho hoy en día no existen, no hay delanteros de su categoría”, dijo. Era un jugador muy completo, era listo, astuto… efectivo con el pie, de cabeza y muy ágil. Lo tenía todo", completó.

El español aseguró que, a pesar de su corta carrera, “queda todo para el recuerdo”, y que siente “un poco” haberle cortado aquella cuarta anotación que nunca fue. "Hay que ver que son cosas del futbol, de hecho, él nos encajó tres goles, o sea que tiene que estar satisfecho, cada uno tiene que satisfacerse con lo que hace”, finalizó.

En 2011, Cristiano Ronaldo rompería el récord de Hugo Sánchez y de Zarra, con 40 goles. Un año después, el argentino Lionel Messi convertiría 50 tantos. Sin embargo, para Heres, aquella última atajada en su breve carrera por la división de oro vale tanto como cualquier récord.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS

Hugo Sánchez: el mexicano que se impuso a la discriminación y abrió el camino para los europeos

La desafortunada historia del sobrino de Hugo Sánchez, que también jugó en los Pumas y en la selección mexicana

Hugo Sánchez reveló que pudo jugar en el Barcelona antes que en el Real Madrid

Hugo Sánchez llama a jugar en equipo contra el coronavirus

MAS NOTICIAS