La Liga volvió este fin de semana en España tras una primera vuelta anómala, en la que los tres equipos con más presupuesto; FC Barcelona, Real Madrid y Atlético, se dejaron por el camino más puntos que en la temporada pasada a estas mismas alturas. Pese a ello, el conjunto culé cabalga hacia su octavo trofeo liguero en 11 años. A grandes rasgos, las tres conclusiones principales en estos primeros 19 partidos no sorprenderán a nadie: el gol sigue siendo terreno conquistado por jugadores sudamericanos, Oblak es el arquero más fiable de la competición y el Real Madrid no se sobrepuso a la marcha de Cristiano Ronaldo.

Ser mejor que Leo Messi en un torneo a 38 partidos es prácticamente misión imposible. Y eso que el argentino se perdió partidos importantes por una fractura en el radio del brazo derecho. Es un secreto a voces que el objetivo prioritario del FC Barcelona es la Champions League, pero el equipo de la Ciudad Condal necesita esa regularidad en el día a día para extrapolarla en el resto de campos de Europa. Siempre que alzó la 'Orejona', también ganó la liga. El rosarino lidera la tabla de máximo goleador junto a su amigo Luis Suárez y a otro uruguayo, un sospechoso habitual que acaba de eliminar el Atlético de Madrid de la Copa del Rey en su propia cancha: Christian Stuani. El gol se queda en Sudamérica.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

Por si acaso le faltara gol al FC Barcelona, la dirección técnica culé está trabajando en la incorporación de un delantero suplente tras la partida de Munir rumbo a Sevilla. Entre los nombres aparece el ariete titular del Girona, por lo que el charrúa podría unirse al conjunto de Ernesto Valverde para completar un ataque para pelear por todo. Del otro lado del puente aéreo, las dos estrellas del Real Madrid; Gareth Bale y Karim Benzema, suman tan solo una decena de goles.

Los directores técnicos a menudo argumentan que uno de los deberes más complicados de este deporte es la creación de oportunidades para disparar al arco. Curiosamente, el conjunto de Solari es que el más lo intenta: 302 intentos (incluye tiros bloqueados por defensores) según datos de Bein Sports. Los culés terminaron la primera vuelta con 288. En otras palabras, tirar más veces entre los tres palos no te asegura marcar más goles. Y si no que se lo pregunten a Stuani, que solo ha necesitado 19 tiros al arco para celebrar 12 goles. La pegada está siendo el elemento diferencial en esta edición de La Liga Santander.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

El máximo asistente de la competición también les sonará. Encontró a sus compañeros en 10 ocasiones para servirles de goles. El dato solo recoge el pase anterior al gol, pero ya solo la cantidad de veces que Leo Messi desmonta una línea de defensores con pases filtrados merece pagar una entrada. Luis Suárez, que comenzó el curso envuelto en críticas por su estado de forma, está a una asistencia de empatar al sevillista Pablo Sarabia y al atlético Antoine Griezmann en el segundo cajón del podio.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

También con cinco asistencias destacan Sergi Roberto, que lo logró en menos partidos que el uruguayo, Brais Méndez; recientemente convocado por la Selección Española, y Cristian Tello, canterano que debutó con Pep Guardiola y ahora ocupa la banda en el Betis. De hecho, el equipo verdiblanco volvió a presentar su candidatura para jugar en competición europea la temporada que viene. El equipo de Quique Setién tiene a dos de los tres jugadores con más pases totales en toda la primera vuelta: entre Aissa Mandi y Marc Bartra suman más de 2.800 pases, casi 150 por partido. El juego de toque que practican los andaluces le ha valido a su director técnico para aparecer como principal candidato a sustituir a Ernesto Valverde en el banco culé en el futuro. No sorprendería a nadie.

La efectividad para defender el arco, otro de los pilares claves

El Atlético de Madrid no es lo que era. Le producen ocasiones con más facilidad, el 1-0 ya no es una garantía y los abrazos a Jan Oblak al final de los 90 minutos se están convirtiendo en ritual. El esloveno va camino de su cuarto Zamora consecutivo; el premio que se otorga en España al arquero menos goleado de la competición. Los tres anteriores vinieron de manera consecutiva. El éxito en el fútbol se define en las áreas: defender la tuya y acertar en la contraria. Oblak asegura la primera premisa. Recibió solo 13 goles en toda la primera vuelta, y mantuvo el cero en su arco en 9 de ellos. Fiabilidad absoluta. Por su parte, Thibaut Courtois no ha podido levantar un muro en su puerta pese a sus grandes actuaciones ligueras. La fragilidad defensiva del Real Madrid ha penalizado más de la cuenta al belga, al que no le ayudan las apariciones certeras de Keylor Navas en las pocas oportunidades que le brindaron. Las diferencias entre los tres arqueros de los tres grandes de España también ayudan a entender la clasificación actual.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

Como nota curiosa, la segunda vuelta de la Liga española presenta una novedad histórica en 90 años de competición: esta segunda vuelta no replicará el orden de los partidos de la primera. ¿El objetivo? Alterar el calendario para evitar desgaste en febrero y marzo, que es cuando los grandes equipos se juegan la temporada en Europa; una medida que no ha traído gran polémica en España pese a su singularidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: