(Reuters)
(Reuters)

El Barcelona avanzó a los cuartos de final de la Copa del Rey con un resultado global a favor de 4-2 ante el Levante. A la espera del sorteo de la próxima fase, una jugada en los escritorios de su rival de turno estuvo cerca de excluirlo de la competición.

Los dirigidos por Ernesto Valverde cayeron 2-1 en el cotejo de ida disputado en el estadio Ciutat de Valencia. Y ayer fue la remontada en el Camp Nou, con un golazo de Lionel Messi. Según denunciaron los directivos del conjunto valenciano, el Barça había tenido una alineación indebida en el primer cruce.

En teoría, el juvenil Juan Brandáriz (alias Chumi) arrastraba una suspensión por acumulación de amarillas en el equipo filial (Barcelona B). Quico Catalán, presidente del Levante, declaró previo a la revancha: "No es una situación fácil. A la gente de deportes nos gusta ganar las situaciones en el campo. Pero pase lo que pase en el terreno de juego, el Levante va a trasladar a la Federación la situación".

El tema está instalado en los medios españoles (Tapa diario As)
El tema está instalado en los medios españoles (Tapa diario As)

Sin embargo, Carmen Pérez, jueza única del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF), desestimó la denuncia este viernes.

"La jueza única de Competición, Carmen Pérez, considera de acuerdo con la normativa vigente en la RFEF que la denuncia presentada por el Levante UD a las 9:33 horas de este viernes ha sido recibida fuera del plazo reglamentariamente establecido", señala el comunicado, publicado por la RFEF.

El sorteo de los cuartos de final se llevará a cabo en los próximas minutos, a pesar de que el Leganés puede recurrir al TAS.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: