En Risaralda empiezan a asignar camas de UCI covid a pacientes con otras patologías

Las autoridades departamentales aseguran que pondrán a disposición los cupos, pero piden paciencia porque deben llevar las camas al pabellón no covid.

De los fallecimientos de la jornada, 461 corresponden a días anteriores y la cifra más elevada la tuvo Bogotá (133), que está en crisis hospitalaria por el tercer pico de la pandemia y tiene su sistema sanitario colapsado desde hace varios días. EFE/Carlos Ortega/Archivo
De los fallecimientos de la jornada, 461 corresponden a días anteriores y la cifra más elevada la tuvo Bogotá (133), que está en crisis hospitalaria por el tercer pico de la pandemia y tiene su sistema sanitario colapsado desde hace varios días. EFE/Carlos Ortega/Archivo

Teniendo en cuenta que la ocupación de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes covid en Risaralda ha descendido del 100 por ciento a un 65 por ciento, las autoridades decidieron habilitar cupos para atender a quienes padecen otras patologías. Las autoridades departamentales aseguran que pondrán a disposición los cupos, pero piden paciencia porque deben llevar las camas al pabellón no covid.

“Recuerden que hace un mes, cuando comenzó a aumentar la covid, transformamos camas UCI no covid en camas covid, entonces tenemos hoy un 70 por ciento de las camas dispuestas para covid, entonces empezaremos a volver a transformarlas. No es tan sencillo como pasar una cama de aquí para allá, sino que eso requiere un proceso”, explicó Javier Darío Marulanda, Secretario de Salud de Risaralda.

Desde la Gobernación del departamento recuerdan que hace 15 días, el pasado 30 de abril, declararon alerta roja por la ocupación de UCI covid en el departamento. En ese momento se acordó ampliar las capacidades de respuesta y se elevó el número de camas de la unidad a 169. Sin embargo, no fue suficiente y por eso se optó por trasladar más camas al pabellón de contagiados de coronavirus.

La decisión fue acertada en el momento, pero ahora que los contagios han disminuido se necesita que las camas vuelvan a ser trasladadas. Sobre todo teniendo en cuenta que algunas de las personas que están siendo atendidas por enfermedades diferentes al virus, también necesitan respiración asistida. Incluso algunos de ellos no habían podido ser atendidos en el departamento porque los cupos estaban priorizados para quienes padecen covid.

“Ya llevamos 24 casos de terapia enviados afuera, esta semana no fue solo la terapia eco la que nos hizo correr con pacientes, sino pacientes de urología, maternas que tuvimos que enviar en transporte aéreo porque estaban bloqueadas las vías hacia toda parte”, explicó Marulanda.

Cabe mencionar que también se están habilitando camas de UCI en caso de que se requiera atender pacientes gravemente heridos por fenómenos naturales en el departamento.

Justo este 16 de mayo, en el municipio de Dosquebradas, las lluvias ocasionaron varios deslizamientos de tierra en la zona rural por donde pasa la quebrada La Silbadora. Según cuentan los socorristas que atendieron la situación, el agua represó el cauce y esto derivó en una ‘creciente súbita’ del afluente que dejó más de 60 afectados.

Las autoridades aseguran que igualmente van a seguir atentos al avance del coronavirus en Risaralda, pues no descartan que los casos de contagio vuelvan a aumentar Esto tiene que ver con que en Colombia se sigue viviendo el tercer pico de contagios y desde hace dos semanas; con el inicio del paro nacional se han presentado innumerables aglomeraciones.

También hay un seguimiento cercano a la situación porque la ocupación de UCI en el país es preocupante. A corte del 13 de mayo, en Colombia solo hay disponibles el 15,8 por ciento de las 12.973 camas de UCI habilitadas. En ciudades como ciudades como Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cartagena se encuentran casi al 100 por ciento de ocupación.

Además, el país tiene hoy en promedio uno de los índices de contagio más elevados en los últimos meses (1,75), que asciende en ciudades como Bogotá (2,35), Barranquilla (2,26), Medellín (2,45) y Manizales (2,4). Esto permite inferir que, según los modelamientos del mismo Instituto Nacional de Salud (INS), se proyecta una aceleración de contagios entre el 9 y el 20 de mayo, lo que empeorará la situación.

SEGUIR LEYENDO: