El grupo de socorristas cree que el cuerpo del joven fue devorado por caimanes porque nunca salió a flote. (Fotos Armada Nacional)
El grupo de socorristas cree que el cuerpo del joven fue devorado por caimanes porque nunca salió a flote. (Fotos Armada Nacional)

Los habitantes de un pequeño poblado del Caribe colombiano llamado Sitionuevo, ubicado en el departamento de Magdalena, se encuentran consternados luego de que las autoridades confirmaran, como principal hipótesis de la desaparición de un menor de edad en el río Magdalena, que fue comido por caimanes.

El pasado sábado 25 de mayo, el joven identificado como Jesús Alberto Fernández Pabón, de 17 años de edad, salió de paseo con su novia a orillas de este afluente. Al parecer, mientras se tomaban una fotografía la pareja cayó a un caño. Los grito de auxilio alertaron a algunas personas que casualmente transitaban por el lugar.

Jesús Alberto Fernández Pabón tenía 17 años de edad y se encontraba de paseo con su novia cuando ocurrió el fatal accidente.
Jesús Alberto Fernández Pabón tenía 17 años de edad y se encontraba de paseo con su novia cuando ocurrió el fatal accidente.

Un hombre intentó socorrerlos, logró sacar del agua a la joven, pero cuando fue por Jesús Alberto este ya se había hundido al fondo, de donde no salió. Como la corriente es fuerte y el sector profundo, el rescatistas decidió dar aviso a las autoridades para que llegaran a ayudar.

Al lugar llegó personal del Cuerpo de Bomberos y Guardacostas de Barranquilla, quienes con apoyo de pescadores de la zona iniciaron el operativo de búsqueda. Sin obtener resultados positivos, decidieron parar la labor caída la noche, para continuarla al día siguiente.

La administración local decretó tres días de duelo en el pueblo.
La administración local decretó tres días de duelo en el pueblo.

El domingo, en horas de la tarde, el grupo de rescatistas llegó a una especie de isla con un inmenso árbol ubicado a orillas del caño, con un tractor debieron remover sus raíces para sacarlo, y al hacerlo se sorprendieron al encontrar al menos 16 caimanes de gran tamaño. Fue entonces cuando surgió la hipótesis.

"La hipótesis que manejamos es que los caimanes se comieron al joven, puesto que muy cerca encontramos 16 de estos animales, y además ya era hora de que el cuerpo hubiese salido a flote", explicó al diario local El Infomador Alan Bocanegra, comandante del Cuerpo de Bomberos del municipio.

Ante la consternación de la comunidad, la alcaldía de Sitionuevo decretó tres días de duelo, en el que los locales comerciales no abrirán las puertas y los pescadores tampoco saldrán a laborar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: