Billetes de 50.000 pesos (aproximadamente 16 dólares) volaron por los aires en Cartagena y desataron locura entre los habitantes de la ciudad. Al parecer, un turista, sin ninguna razón aparente, los lanzó desde el balcón del hotel donde se hospedaba en el Centro Histórico.

Sin previo aviso, un hombre de identidad desconocida comenzó a lanzar billetes desde un balcón en la zona turística más transitada de la ciudad del Caribe colombiano. Lo que hizo que decenas de personas que transitaban el lugar en ese momento se aglomeraran para recogerlos.

En un video grabado por uno de los testigos del hecho se observa al hombre arrojar los billetes mientras que las personas se pelean y se empujan para atraparlos. Incluso, fue necesario la intervención de un guardia de seguridad para controlar la multitud y evitar un acto de violencia.

De acuerdo a testigos que hablaron con Canal Uno, el turista sería de nacionalidad mexicana, estaba acompañado de un grupo de personas y también lanzó dólares a la multitud. Aunque las autoridades están investigando la situación, no hay mayor información del hombre, ni de los motivos que lo llevaron a Cartagena.

Algunos transeúntes mostraron ante cámara los billetes que habían alcanzado a recoger.
Algunos transeúntes mostraron ante cámara los billetes que habían alcanzado a recoger.

"Me parecería que hubiese sido más noble de parte de ellos bajarse y regalárselo a cualquier persona común que vieran, que les naciera del corazón dárselos (…) Por un lado fue la diversión de ellos y por otro fue demostrar la necesidad de las personas", expresó al medio televisivo Gisela Cassini, palenquera que vio el suceso.

Esta no es la primera vez que una situación así se presenta en Colombia. En 2017, desde una discoteca ubicada también en el Centro Histórico de Cartagena, un hombre en aparente estado de ebriedad lanzó billetes desde el balcón y causó tráfico vehicular por el bloqueo de la calle que generó la gente que esperaba atrapar uno.

Y en 2013, una pareja lanzó billetes desde el balcón de un edificio de apartamentos turísticos en El Rodadero, un popular balneario de Santa Marta. Los esposos resultaron siendo dueños de una importante arrocera del país.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: