El vuelo Avianca 9761 despegó cuando le pidieron que esperar unos minutos y se encontró de frente con otro avión.
El vuelo Avianca 9761 despegó cuando le pidieron que esperar unos minutos y se encontró de frente con otro avión.

Un error en la comunicación entre una tripulación y la torre de control del aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena casi termina en tragedia el pasado 3 de noviembre. Hubiera sido un incidente tipo alfa, el más grave en términos aéreos, que puso en riesgo a cerca de 300 personas que iban a bordo de dos aviones, un Airbus y un Boeing.

Hasta esta semana se conoció el audio publicado por El Tiempo que da cuenta del suceso. La torre de control informó a la tripulación del vuelo Avianca 9761, que iba en el Airbus, que esperara unos minutos para despegar, mientras lo hacía el vuelo Wingo 7089, a quien le daba instrucciones para su ingreso a la pista.

El Wingo realizaba el proceso cuando a unos 30 metros de distancia divisó el Avianca aproximándose. "¡Dios mío, señor, casi me muero aquí! (…). Se me metió el 9761 a la pista en pleno despegue del República (…). El 'man' entendió mal y se metió", dice el controlador aéreo en el audio revelado por el medio nacional.

El piloto de Avianca que volaba hacia Medellín justificó su actual: "Usted nos dijo posición y mantener…". Y luego cayó en la cuenta de su error y pidió disculpas: "Ah, ok, sí, tiene toda la razón, era punto de espera alfa (…). Por supuesto, capitán. Disculpe y buen vuelo".

El otro avión del incidente fue un Wingo 7089 con destino a Balboa, Panamá
El otro avión del incidente fue un Wingo 7089 con destino a Balboa, Panamá

El piloto de Wingo, por su parte, le dice molesto que reportará el incidente de la incursión no autorizada a la pista que casi les cuesta la vida a los pasajeros de ambas aeronaves. En su avión iban unas 142 personas con destino a Balboa, en Panamá.

Ante el hecho, la Aeronáutica Civil anunció que abrió un proceso de investigación para determinar qué sucedió, y en el que incluirá exámenes médicos y sicológicos para establecer si se trató de una mala interpretación o, por el contrario, de factores como fatiga física o premura para cumplir itinerarios.

El Tiempo también supo que mientras se realiza la investigación, Avianca decidió suspender a la tripulación del vuelo 9761 en cuestión.

"Aunque este tipo de situaciones, de incursión en pista no autorizada, no son frecuentes, sí pueden ser desastrosas, según el caso", aseguró al medio nacional Diana Pulido, presidenta de la Asociación de Controladores Aéreos. Y explicó que un avión necesita dos minutos para alzar vuelo, y dependiendo de la velocidad que alcance llega un punto en el que ya no puede parar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: