Rafael Gutiérrrez Sánchez. (Cortesía El Tiempo)
Rafael Gutiérrrez Sánchez. (Cortesía El Tiempo)

Un cubano que entró de manera ilegal a Colombia, identificado como Rafael Gutiérrrez Sánchez, fue detenido por la Fiscalía bajo los cargo de planear un atentado terrorista contra funcionarios de la embajada estadounidense en el norte de Bogotá.

El ataque estaba planeado para el 13 de marzo, pero las autoridades colombianas lograron frustrar el atentado. Gutiérrrez Sánchez ya había sido expulsado del país en el 2015 y 2017. En ambas ocasiones el hombre ingresó de manera ilegal.

De acuerdo con la investigación, el hombre se comunicaba con grupos extremistas islámicos por la plataforma de mensajes Telegram, informó el diario El Tiempo.

"Su objetivo era dar muerte a ciudadanos norteamericanos para dar fuerza a grupos extremistas religiosos", dijo la fiscal encargada del caso, quien pidió que el hombre sea enviado a prisión mientras sigue el proceso en su contra.

El operativo se pudo llevar acabo gracias a la cooperación de agencias extranjeras de seguridad que siguieron el caso del cubano y advirtieron a las autoridades colombianas.

u objetivo era dar muerte a ciudadanos norteamericanos para dar fuerza a grupos extremistas religiosos

La investigación reveló los nexos de Gutiérrez Sánchez con organizaciones extremistas islámicas. En las conversaciones que fueron grabadas el hombre habla sobre la fabricación de explosivos.

El 2 de marzo de 2018, Gutiérrez Sánchez habló con un hombre en el exterior y le dijo que "Alá lo iba a recibir en el paraíso". El plan del cubano era utilizar una maleta con explosivos y accionarla en un restaurante que era frecuentado por funcionarios estadounidenses.

"Nos encontramos frente a una organización terrorista de orden internacional de la que formaba parte también un ciudadano español", declaró la Fiscalía.

Gutiérrez Sánchez no aceptó los cargos de terrorismo y concierto para delinquir que le fueron imputados.

La Policía, hasta el momento, maneja dos posibles hipótesis sobre el móvil del frustrado ataque. El hombre era un lobo solitario con ciertos nexos con grupos islámicos extremistas o padece una enfermedad  mental.  

MÁS SOBRE ESTE TEMA: