Un caso extraordinario: cuatro personas desarrollaron cáncer tras recibir transplantes del mismo donante

La transmisión del cáncer en un transplante es infrecuente, pero cuando sucede es más difícil de tratar. (Getty)
La transmisión del cáncer en un transplante es infrecuente, pero cuando sucede es más difícil de tratar. (Getty)

En un caso extraordinario, cuatro pacientes desarrollaron cáncer luego de recibir órganos de una mujer que murió por un accidente cerebrovascular, cuyo cáncer de mama no fue detectado en todos los estudios que se hacen para ver si un transplante es viable. El episodio sucedió en Europa, según informó un estudio; tres de los pacientes murieron.

En el pasado se registraron casos de transmisión de células cancerígenas mediante un transplante; sin embargo, esta es la primera vez que sucede a cuatro receptores de una misma donante, según el trabajo publicado en el American Journal of Transplantation.

El corazón, los pulmones, el hígado y los riñones de la donante, una mujer de 53 años se aprobaron para transplante. No hubo señales de neoplasia según el examen físico, las radiografías y los exámenes de laboratorio.

El cáncer de la donante no fue advertido en ninguno de los estudios de viabilidad de transplantes.
El cáncer de la donante no fue advertido en ninguno de los estudios de viabilidad de transplantes.

Cinco pacientes los recibieron, pero la persona a la cual se le implantó el corazón murió de septicemia a los cinco meses. Los otros cuatro desarrollaron cáncer entre 16 meses y seis años después del transplante.

El primer diagnóstico recayó sobre la mujer de 42 años que recibió los dos pulmones: en un control los médicos encontraron células malignas en sus nódulos linfáticos. Un examen de ADN reveló que provenían de células de cáncer de mama de la donante. La paciente murió un año más tarde.

Cuando se advirtió a los otros donantes, resultó tarde para dos de ellos: una mujer de 62 años que había recibido el riñón izquierdo y otra de 59 años que había recibido el hígado. Murieron luego de que el cáncer derivado del transplante hiciera metástasis.

Al único sobreviviente le extirparon el órgano recibido, lo sometieron a quimioterapia y le quitaron las medicaciones que reducen la actividad inmunológica.
Al único sobreviviente le extirparon el órgano recibido, lo sometieron a quimioterapia y le quitaron las medicaciones que reducen la actividad inmunológica.

El único paciente que sobrevivió fue un hombre de 32 años, quien recibió el riñón derecho. Los médicos le extirparon el riñón, le indicaron quimioterapia y eliminaron las medicaciones inmunosupresoras, que se dan en los casos de transplantes porque impiden que el sistema inmunológico rechace el nuevo órgano, pero también disminuyen su capacidad de combatir infecciones y el cáncer. El hombre sobrevivió y actualmente está a la espera de otro transplante.

Aunque el riesgo de transmisión de neoplasia en la donación de órganos es muy bajo —entre 0,01% y 0,05%—, una vez que eso sucede la tasa de mortalidad es notablemente alta, señaló el estudio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Una joven perdió su oreja izquierda y médicos cultivaron una en su brazo para trasplantarsela

Casi 10 millones de personas morirán de cáncer en 2018 en el mundo

MAS NOTICIAS