Ciencia

El cohete liberó a los satélites una hora después del lanzamiento, a una altitud de 440 kilómetros, y estos usarán sus impulsores para alcanzar sus posiciones en una órbita relativamente baja de 550 kilómetros