Foto de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su hijo Eduardo en Brasilia. (REUTERS/Adriano Machado)
Foto de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su hijo Eduardo en Brasilia. (REUTERS/Adriano Machado)

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño Jair Bolsonaro, será recibido este viernes por Donald Trump en la Casa Blanca. La cita, inesperada, contará con la presencia del ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araújo. La recepción que le brindarán al delfín presidencial brasileño en Washington consolidará sin duda la posibilidad de Eduardo de ser nombrado embajador ante el gobierno estadounidense. Trump ya había expresado, públicamente, su acuerdo con esa designación. Pero al diputado le falta todavía la aprobación por el Senado de su país, y hay dudas en Brasilia sobre si ese cuerpo parlamentario le dará el sí. En la evaluación del oficialismo, puede "no haber quórum para el debate y posterior votación".

Fue el propio Bolsonaro padre quien informó del viaje de su descendiente, en una ceremonia realizada el jueves por la tarde en el Palacio del Planalto. Aprovechó, además, la oportunidad para agradecer a Trump por haber defendido a Brasil durante la reunión del G7 en Francia, donde Emmanuel Macron propuso que las grandes potencias y la comunidad internacional tomaran cartas en el combate al incendio del Amazonas. El jefe del Palacio del Planalto sostuvo enfático que se aproximará cada vez más de "los países que sirven de ejemplo". Y luego indicó: "Espero que Eduardo y Ernesto (Araújo) sean exitosos en este viaje".

La prensa preguntó a Eduardo si hablará con Trump d . La respuesta fue positiva: "Desde luego, vamos a entrar en esas cuestiones. Estaré al lado del canciller Ernesto para agradecer como diputado el gesto de Estados Unidos, porque el peso norteamericano dentro del G7 es esencial". Desde esa postura volvió a criticar al francés Macrón, por el "uso político" de la tragedia en la selva. Y concluyó: "Macron no tuvo éxito". Los periodistas indagaron si Eduardo conversará también sobre su designación como jefe de la misión brasileña en Washington. El legislador replicó: "Ya tengo el apoyo de los Estados Unidos. Pero ahora quien tiene que decidir es el Senado de Brasil".

Eduardo estuvo junto a su padre en el primer viaje oficial que éste último a Estados Unidos, en marzo pasado. Luego, estuvo presente durante el encuentro que Jair Bolsonaro con el jefe de la Casa Blanca en Japón, en la reunión del G20.

Para el presidente brasileño, el hecho de que Eduardo sea conocido por Trump, y también amigo de sus hijos, justifica la nominación del diputado al frente de una embajada considerada como la misión número uno para Brasil en el ranking de importancia diplomática.

De acuerdo con los medios brasileños, el encuentro entre Trump y Eduardo Bolsonaro comenzó a negociarse la semana pasada cuando el presidente norteamericano telefoneó a su colega brasileño para ofrecerle ayuda en la floresta amazónica. Inclusive, durante la cumbre del G7, el portavoz Consejo de Seguridad Nacional llegó a decir que los EE.UU no concordaban con la postura de las grandes potencias de discutir la cuestión amazónica sin la presencia de Brasil. Garrett Marquis, el vocero, indicó en ese momento: "La manera más constructiva de ayudar a los esfuerzos de Brasil exige coordinar con el gobierno brasileño".

El diputado Bolsonaro no se cuidó en sus apreciaciones sobre las propuestas del presidente francés en el G7. El martes último dijo que Macrón "cometió una chiquilinada con nuestra Amazonia". Fue durante un discurso en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: