Joker, dirigida por Todd Phillips y con Joaquin Phoenix como intérprete del infame Guasón, es un éxito de taquilla indiscutible. A nivel mundial lleva recaudados 744 millones de dólares luego de menos de un mes en cartelera. Según datos de Variety, Warner Bros., el estudio detrás del largometraje, gastó 62,5 millones de dólares en el financiamiento de la película, una cifra “pequeña” si se tiene en cuenta lo que suelen costar las adaptaciones a la pantalla grande de personajes e historias de cómics. En Argentina tiene tres semanas en cartelera y ya vendió más de 2 millones de tickets.

Las críticas fueron divididas, pero el público casi unánimamente se enamoró de esta cinta que se vio por primera vez en el Festival de Cine de Venecia. Por eso no extraña que este fanatismo se haya trasladado a las redes sociales. Es que los fans de la película acuden en masa a unas escaleras del Bronx, Nueva York, una de las locaciones más reconocibles del filme que se utilizó en una escena inolvidable en la que el Guasón de Phoenix baila en su traje rojo, chaleco mostaza, maquillaje de payaso y ya con el cabello teñido de verde.

View this post on Instagram

🎬🤡 @jokermovie @toddphillips1

A post shared by Ray H. Mercado (@raylivez) on

Y los vecinos del Bronx donde se ubican estas ahora tan famosas escaleras no se imaginaban que se iba a convertir de un día para el otro en un punto de encuentro entre viajeros instagramers, que hoy se congregan aquí en masa para sacarse las mejores fotos para sus redes sociales.

Estas escaleras unen las avenidas Shakespeare y Anderson en West 167th Street y se convirtieron en poco tiempo en la concentración de un peregrinaje que sorprendió a los neoyorquinos. El hashtag #jokerstairs en Instagram se puebla cada día más de posteos. Algunos fanáticos acuden completamente disfrazados y posan de maneras extravagantes para replicar el espíritu de Phoenix en el filme de Phillips, mientras que otros optan por subir una foto tradicional con alguna frase que haga referencia al Guasón.

Otros intentan sumarse al #JokerChallenge, que implica descender las escaleras bailando al ritmo de Rock and Roll Part 2 de Gary Glitter. Algunos pocos ni vieron la película pero acuden igual a posar en esta locación sólo contagiados por el furor.

“Cuando yo era chica, todos nos decían que nos alejáramos de esas escaleras o que vayamos acompañados por un amigo", contó la política del Partido Demócrata y miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Alexandria Ocasio-Cortez, quien creció en este barrio. Y agregó: “El Bronx es mucho más seguro ahora y estoy feliz de poder decir eso”. Sin embargo, reconoce que estaría más contenta si el aluvión de turistas se detuviera. “Mantengan sus publicaciones de Instagram lejos del Boogie Down. Esto es nuestro”.

Ella y otros vecinos del Bronx no están del todo cómodos con la nueva popularidad de estas escaleras, y añoran no cruzarse con un millennial disfrazado bailando al ritmo de los flashes. “Es una falta de respeto tratar a nuestra comunidad y a los residentes como una ‘oportunidad de foto’ para tus redes sociales o tu ‘it moment”, decía uno de los panfletos repartidos en el lugar.

Sin embargo, por el momento no les queda más que acostumbrarse a una tendencia que por ahora no parece ir bajando en popularidad.

SEGUÍ LEYENDO: