Trailer de "Joker"

La películaJoker dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix, no para de batir récords de taquilla desde su estreno la semana pasada.

Esta nueva versión del personaje que se transforma en el enemigo más emblemático de Batman, se inspira por primera vez en una enfermedad mental de la vida real.

Phoenix interpreta a Arthur Fleck, un hombre que lucha con una variedad de enfermedades mentales que le impiden encontrar aceptación en una ciudad que se está hundiendo lentamente en el caos.

“Joker”, es dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix,
“Joker”, es dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix,

Una de estas enfermedades hace que Fleck se ría incontrolablemente en momentos inapropiados, lo lleva a portar una tarjeta informativa que explica la condición de salud a las personas que pueden estar cerca de él durante un episodio.

Si bien la película nunca menciona qué enfermedades específicas le han diagnosticado a Fleck, estos ataques de risa incontrolables se basan en un trastorno real llamado Labilidad Emocional o síndrome pseudobulbar.

Según explican expertos neurólogos en la prestigiosa Mayo Clinic, el síndrome pseudobulbar es una enfermedad que se caracteriza por episodios de risa o llanto repentinos, descontrolados y fuera de lugar, que generalmente ocurre en personas con determinadas enfermedades o lesiones neurológicas como Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Esclerosis Múltiple (EM), afecciones neurológicas como Parkinson o Alzheimer, o lesiones cerebrales traumáticas, que pueden afectar la manera en la que el cerebro controla la expresión emocional. Estos episodios pueden durar minutos a la vez y pueden causar vergüenza, aislamiento social, angustia y depresión.

Los ataques de risa incontrolable se basan en un trastorno real llamado Labilidad Emocional o síndrome pseudobulbar
Los ataques de risa incontrolable se basan en un trastorno real llamado Labilidad Emocional o síndrome pseudobulbar

El síndrome pseudobulbar a menudo no se diagnostica o bien, se lo confunde con trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, cuando se lo diagnostica, se lo puede controlar con medicamentos. Según Mayo Clinic, el tratamiento para esta condición generalmente involucra antidepresivos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina que pueden ayudar a reducir los episodios, pero advierten que no hay cura.

Síntomas

Los signos primarios de labilidad emocional son los ataques frecuentes, involuntarios e incontrolables de llanto o risa que resultan exagerados o no están conectados con el estado emocional. La risa suele transformarse en lágrimas. Tu humor parecerá normal entre episodios, los que pueden producirse en cualquier momento. El llanto parece ser un signo más frecuente de labilidad emocional que la risa.

El grado de respuesta emocional causado por la labilidad emocional suele ser sorprendente, con un llanto o una risa que pueden durar varios minutos. Por ejemplo, uno se puede reír sin control en respuesta a un comentario medianamente gracioso. O puedes reír o llorar en situaciones que otros piensan que no son graciosas o tristes.

Los signos primarios de labilidad emocional son los ataques frecuentes, involuntarios e incontrolables de llanto o risa que resultan exagerados
Los signos primarios de labilidad emocional son los ataques frecuentes, involuntarios e incontrolables de llanto o risa que resultan exagerados

Debido a que la labilidad emocional muchas veces implica llanto, esta afección suele confundirse con depresión. Sin embargo, los episodios de labilidad emocional tienden a ser breves, mientras que la depresión provoca una sensación persistente de tristeza. Además, las personas con labilidad emocional con frecuencia carecen de ciertas características de la depresión, como trastornos del sueño o pérdida del apetito. No obstante, la depresión es frecuente entre aquellos que padecen labilidad emocional.

Un personaje oscuro

Joaquin Phoenix realiza una excelente interpretación de uno de los mayores villanos del mundo cómic. “Pensé en él teniendo estas reacciones que uno consideraría inapropiado”, afirmó Phoenix. “Pensé en la película como un comentario sobre el humor en nuestra cultura de PC. Alguien que estaba fuera de contacto con el mundo, riéndose en la escuela de algo horrible que ha sucedido. ¿Cómo explicarle eso al director?”, agregó.

Debido a que la labilidad emocional muchas veces implica llanto, esta afección suele confundirse con depresión
Debido a que la labilidad emocional muchas veces implica llanto, esta afección suele confundirse con depresión

En Joker, Phoenix interpreta los estallidos de Fleck cuando se enoja, avergüenza o se pone nervioso en algunas situaciones públicas. Sin embargo, el actor no está completamente convencido de que su personaje padezca este trastorno.

“Nunca decidí cuál era, pero me gustó la idea de que tal vez su verdadera naturaleza estaba emergiendo que otras personas estaban tratando de suprimir”, explicó Phoenix. Y agregó: “Aunque Fleck/Joker comete crímenes despreciables, mostrar lo que el personaje está experimentando psicológicamente puede permitir que el público simpatice con él”.

"Es difícil no simpatizar con alguien que experimentó ese nivel de trauma infantil: “Para alguien en ese estado, ¿significa que sus acciones tienen sentido o están justificadas? Obviamente no", concluyó el actor.

SEGUÍ LEYENDO: