La prisión de Alcatraz desde una vista panorámica (Getty Images)
La prisión de Alcatraz desde una vista panorámica (Getty Images)

Viajar por el mundo es una experiencia que varía según los gustos y las preferencias de cada viajero. Algunos no se pierden ni un museo o rastrean los mejores restaurantes de la ciudad, mientras que otros se desviven por recorrer cementerios o incluso cárceles.

Sí, cárceles. Es que detrás de las rejas de las celdas de algunas de las prisiones más conocidas del mundo se desataron eventos que hicieron historia, y cuyos protagonistas hoy son leyenda.

En este contexto, Infobae recopiló los edificios que más historias guardan detrás de sus muros:

Alcatraz – San Francisco, Estados Unidos 

Quienes visiten la ciudad de San Francisco pueden tomarse un ferry (en el muelle 33, cerca de Fisherman's Wharf) y recorrer la isla Alcatraz. La cárcel es uno de los principales puntos turísticos que reúne a decenas de visitantes ansiosos por conocer las aterradores celdas de la prisión más famosa del mundo.

La prisión de Alcatraz tuvo, en sus 29 años, una sola fuga exitosa
La prisión de Alcatraz tuvo, en sus 29 años, una sola fuga exitosa

Funcionó durante sólo 29 años, pero en su corta historia Alcatraz albergó famosos reclusos como Al Capone, uno de los mafiosos más famosos del siglo XX, o Machine Gun Kelly, el criminal más buscado de California.

A pesar de que los intentos de escape de esta cárcel fueron muchos -exactamente 14- sólo uno concreto su merecido: Frank Morris, Jhon Anglin y Clarence Anglin, motivo por el cual años más tarde se realizo la película protagonizada por Clint Eastwood. 

Prisión de Pentridge – Victoria, Australia

En Australia se encuentra una de las prisiones que más historias guarda dentro de sus paredes inmensas, celdas oxidadas y pasillos sin fin. Tras 146 años de estar habilitada, en 1997 la prisión dejó de funcionar como tal. Hoy forma parte de los tours de terror más populares y es considerada una atracción única.

Por sus celdas pasaron todo tipo de criminales, desde Chopper Reed, un criminal que luego se convirtió en escritor y participó en 19 homicidios, Peter Dupas, un asesino en serie de la época que fue intensamente buscado, Julian Knight, autor de una de las masacres más conocidas de la historia, y Ronald Ryan, el último preso en ser ejecutado en suelo australiano.

Chateau de If -Marsella, Francia 

Ésta es, sin dudas, una de las prisiones más imponentes. Y es que su apariencia no se asemeja a ninguna prisión ya que en realidad se trata de un castillo convertido en prisión.

Fue entre 1580 y 1871 que en una isla de Marsella se encarceló a todos los opositores al régimen. Entre los principales prisioneros se encontraban los protestantes y republicanos. El más famoso fue José Custodio Faria, quien sería inmortalizado y caracterizado en las páginas de la obra literaria El Conde de Montecristo como el personaje que sería el mejor amigo de Edmundo Dantés.

Prisión de alta seguridad S-21, Camboya

Conocida como Tuol Sleng, es uno de los edificios que funcionó como centro de interrogatorios y torturas. A pesar de que previamente fue una escuela secundaria, hoy es un museo destinado a recordar la trágica y horrible historia que vivió el país durante la etapa de los Jemeres Rojos.

El motivo por el cual deciden recordar este período triste en la historia es para conmemorar a los miles de lugareños que fueron torturados en esta prisión. Hoy se reconstruye la historia de las victimas a través de las fotografías así como los dispositivos de tortura para que nunca más se vuelva a repetir la historia.

La Conciergerie- París, Francia

Este imponente edificio situado en la isla de la Cité, supo ser la residencia de los reyes desde el siglo X al XIV. Luego de que el edificio fuera abandonado por Carlos V en 1932, el palacio fue destinado a ser una cárcel en la planta del subsuelo, mientras que los pisos de arriba estaban destinados al parlamento.

View this post on Instagram

Mind blown #laconcergierie

A post shared by luotzabl (@luotzabl) on

Fue durante la etapa de la Revolución francesa que este centro destinado a ser una prisión se convirtió en uno de los más temidos, ya que fueron pocos los que lograron salir en libertad. La reclusa más famosa fue María Antonieta, que fue encarcelada en 1793 y guillotinada en octubre de ese mismo año.

SEGUÍ LEYENDO