También reabrieron playas de la prefectura Miyagi, al norte de Fukushima (Getty)
También reabrieron playas de la prefectura Miyagi, al norte de Fukushima (Getty)

Tras años de reconstrucción, tres playas devastadas por el tsunami y el accidente nuclear de marzo de 2011 en Japón volvieron a recibir a los bañistas este fin de semana.

En los últimos años las playas de la costa noreste del archipiélago abrieron progresivamente tras la construcción de inmensas represas para proteger a la población de los tsunamis.

Pero es la primera vez que abren playas en la costa cercana a la central nuclear de Fukushima, donde tuvo lugar el accidente. Es el caso de la playa de Haragamaobama, en la ciudad de Soma, a unos 40 kilómetros de la central.

"Estoy muy contento porque antes del desastre la vida en Soma siempre estuvo asociada al mar", dijo a la AFP Hiroyuki Ito, responsable de la oficina de turismo.

Desde hace años los controles del agua no han detectado elementos radiactivos, pero la reapertura de la playa se retrasó por la construcción de equipamientos para los bañistas, dijo Hiroyuki Ito.

"Incluso ahora, si uno googlea imágenes de Fukushima, los primeros resultados muestran un montón de fotografías de la planta nuclear y otras imágenes negativas, pero nuestras vidas cotidianas aquí están volviendo a la normalidad", aseguró.

"Venía a jugar a esta playa cada verano de mi infancia", recuerda. "Desgraciadamente, mi hija (que tenía 10 años en 2011) no pudo vivir la misma experiencia", explicó.

"Queremos que la gente de otros países sepa que Soma es un destino para visitar", remarcó.

Otras dos playas afectadas por el tsunami en la prefectura de Miyagi, al norte de Fukushima, también reabrieron este fin de semana, según confirmaron las autoridades locales.

Una de las imágenes de la devastación causada por el tsunami en el año 2011
Una de las imágenes de la devastación causada por el tsunami en el año 2011

El 11 de marzo de 2011, un sismo de magnitud 9,1 provocó un tsunami que dejó más de 18.500 muertos y un accidente en la central nuclear de Fukushima Daiichi. Una parte de la región sigue siendo inhabitable.

 

Con información de AFP

SEGUÍ LEYENDO