Disfrutar de las tradicionales comidas de las Fiestas no tiene que ser una prohibición (Getty)
Disfrutar de las tradicionales comidas de las Fiestas no tiene que ser una prohibición (Getty)

La idea de que en las Fiestas se come como si llegara el fin del mundo y el objetivo de perder esos kilitos extra antes de las vacaciones parecen no ir de la mano.

Pero según el médico endocrinólogo Carlos Graschinsky (MN 49.722), no se trata de una utopía imposible de alcanzar.

¿Es posible perder peso en la época más difícil del año? ¿Comer de todo en las Fiestas y adelgazar? Para el especialista no solo lo es, sino que "se puede disfrutar de las comidas y como premio perder algunos de los kilos de más".

Graschinsky elaboró para Infobae un plan para realizar durante diez días, que se puede comenzar en cualquier momento, incluso esta semana, y disfrutar de la cena de Año Nuevo sin postergar la meta de perder algunos kilos de más.

Se recomienda todos los días caminar una hora, como mínimo, y el día siguiente a una comilona agregar una hora más de caminata

"Se recomienda todos los días caminar una hora, como mínimo, y el día siguiente a una comilona agregar una hora más de caminata. Se puede sumar la práctica de un deporte y actividades en el gimnasio, pero estas no reemplazan la caminata diaria, aunque sí pueden reemplazar la hora extra que se pide después de una comida abundante". Así comenzó el especialista a fijar pautas.

Y siguió: "La noche del 31 y el 1 comer libremente, como si no se estuviese haciendo dieta para adelgazar, pero sí respetando las recomendaciones alimenticias que pudiese haber indicado el médico de cabecera y/o nutricionista en relación a su estado de salud en particular". Por ejemplo, si la persona no puede comer determinado grupo de alimento (harinas, grasas, sal) por cuestiones de salud, tampoco estará habilitado para hacerlo estos días.

Desayuno diario
– Jugo de naranjas exprimidas
– Omelete de claras de huevo relleno con queso blanco, o champiñones
– Un yogur semidescremado
– Mate, té, o café descafeinado (contraindicado para personas con acidez, gastritis y/o úlcera gastroduodenal)
– Incorporar un comprimido de nutrientes AMPK, que ayuda a estimular el metabolismo basal, logrando que este plan y la actividad física que se realiza tengan mayor efectividad

Este desayuno saludable se puede continuar fuera del plan.

Los días de “comilona”, más que nunca, deben comenzar con un completo desayuno (Getty)
Los días de “comilona”, más que nunca, deben comenzar con un completo desayuno (Getty)

Merienda
– Ensalada de frutas
– O barrita de cereales + un jugo de frutas

Almuerzo
Ensalada de rúcula y/o lechuga, zanahoria, cebolla (si quiere), champiñones (si quiere), trozos de pechuga de pollo frío. Condimentada con aceite de oliva y limón, o aceto
Un tomate cortado al eje, en lo posible agregar 60 gotas de Omega 3 natural.
Frutas a gusto

Cena
Medio pomelo (cortar el pomelo al eje, marcar con un cuchillo los gajos y no agregar azúcar, se puede utilizar pomelo rosado, que es más dulce). Como alternativa de esta opción de primer plato se puede elegir entre berenjenas a la plancha (cortar en rodajas finas a lo largo una berenjena y dorarla a la plancha), champiñones al horno, calamares a la plancha, sashimi o ceviche.
Para primer plato, pescado o pollo (sin piel), o carne magra cocinado a la plancha, a la parrilla o al horno.
Ensalada mixta
Frutillas con jugo de limón o naranja; o ensalada de frutas.

La bebida por excelencia deberá ser el agua -dos litros o más por día-. No se recomienda beber gaseosas aunque sean light

"Se recomienda beber con las comidas agua –con o sin gas–. El resto del día puede tomar toda el agua que quiera, o dos vasos de jugo de frutas naturales y exprimidas. No tomar gaseosas aunque sean light", aconsejó Graschinsky.

Y tras asegurar que "los días de las Fiestas se puede comer de todo, pero no exagerar, ya que los excesos siempre son malos para la salud", el especialista recomendó: "Comer con moderación y limitarse con el alcohol, beber mucha agua y a las bebidas alcohólicas que 'se llevan bien' con el hielo, agregarles".

Si este plan se acompaña con la actividad física apuntada anteriormente, el endocrinólogo aseguró que "se puede comer bien, sin preocuparse por las calorías y además evitar el sobrepeso y la obesidad".

Otros tips que ayudan a perder peso

Beber agua fría ayuda a perder peso (Getty)
Beber agua fría ayuda a perder peso (Getty)

1. Beber mucha agua y en lo posible fría, ya que consumirá energía para calentar el agua a la temperatura del cuerpo y ayuda a diluir el alcohol.
2. Que las ensaladas sean abundantes y contengan verduras de diferentes colores. Ayuda a desintoxicarse.
3. Darle mucha importancia al desayuno. Es la comida más importante del día, aporta energía al cerebro.
4. Incorporar nutrientes que pueden ayudar en el proceso y que cuentan con evidencia científica y aval de la Sociedad Argentina de Obesidad, como AMPK, que ayuda a mejorar el metabolismo y el perfil lipídico. "Se recomienda incorporarlo a su alimentación de todos los días".
5. Todos los días caminar una hora. Debe ser parte del estilo de vida, no solo los días de dieta, sino siempre. La vida sedentaria es una de las principales causas de sobrepeso y obesidad.

Una de las principales causas de sobrepeso y obesidad es la alimentación moderna, que aporta alimentos con alto índice glucémico

"Caminar, correr, la práctica de un deporte, o ir al gimnasio, aumenta el nivel de una enzima conocida como AMPK, responsable de que las células tengan la energía necesaria para cumplir los requerimientos diarios –explicó–. Pero para funcionar correctamente necesita de coenzimas, que la alimentación moderna no aporta en las cantidades necesarias, afectando y enlenteciendo el funcionamiento del metabolismo y por consiguiente siendo responsable de aumentos en el peso corporal. Este déficit se corrige con los nutrientes AMPK que suplementan la alimentación".

Y luego de destacar que "otra causa importante de sobrepeso y obesidad es la alimentación moderna, que aporta alimentos con alto índice glucémico, como pan, pastas, postres, arroz, papas, todas las comidas que contienen harinas (aumentan mucho los niveles de azúcar en sangre) y generan más apetito y mayores depósitos de grasa", Graschinsky resumió que "la respuesta de la ciencia para neutralizar el efecto negativo de estos alimentos fue desarrollar un nutriente que complemente la alimentación y se agregue a la comida; se lo identifica como Satial y su plus es bloquear el 75% de las calorías vacías de los alimentos, generando saciedad y menor necesidad de 'picoteo' entre horas".

(Los resultados no son típicos y pueden variar de persona a persona).

LEA MÁS: