El estrés y el paso del tiempo se reflejan en la piel del rostro (Getty)
El estrés y el paso del tiempo se reflejan en la piel del rostro (Getty)

Del "¿qué te hiciste?" al "estás linda". De los rostros "freezados" y las miradas "sorprendidas" al "se te ve descansada". En el medio, los avances de la medicina estética, que hoy ofrece alternativas para mitigar el paso del tiempo mucho menos invasivas y con resultados naturales.

Que la mano del cirujano o del esteticista se note en la cara del paciente ya no es tendencia. Menos es más también aplica a este rubro y en la actualidad mujeres y hombres buscan verse bien sin que su entorno note que se hicieron algo.

Hoy se sabe, además, que cuanto antes se empieza a cuidar los tejidos del rostro mejores serán los resultados que se logren y menos las posibilidades de tener que recurrir a opciones quirúrgicas que impliquen cambios más radicales en el futuro.

Alrededor de los 35 años, tanto en hombres como en mujeres, comienzan a hacerse visibles algunos signos de envejecimiento

"Cuando empezamos a envejecer hay una serie de procesos que modifican el rostro: la pérdida del ángulo de la mandíbula y la flacidez, principalmente en el tercio medio de la cara, son dos de los aspectos que más preocupan tanto a mujeres como a hombres". La médica cirujana plástica y especialista en estética Griselda Seleme (MN 80033) señaló que "todos los tratamientos que existían hasta el momento no lograban trabajar los músculos y generar una contracción de los tejidos a este nivel".

Y tras asegurar que "generalmente alrededor de los 35 años se empieza a perder el domicilio del contorno de la mandíbula y marcarse algunos signos de envejecimiento", en una entrevista con Infobae, la especialista destacó que "cuando estos signos empiezan a aparecer es cuando los resultados de los tratamientos no invasivos van a ser más visibles y aportarán un mayor beneficio a futuro".

Los rellenos ya no son lo que eran

Hubo un tiempo en que era usual mirar a una persona a la cara y de repente desconocer su rostro. No se había sometido a una cirugía, pero su mirada no era la misma, su sonrisa tampoco. Se había aplicado un relleno para corregir esas arruguitas que tanto le molestaban, pero el resultado no era el esperado. Hoy eso cambió.

"En general se relaciona a los rellenos con excesos de volumen, pero eso está vinculado a otros tipos de rellenos permanentes que se usaban mucho tiempo atrás; hoy el concepto cambió y no son esos los resultados que se buscan. Hoy el objetivo es reponer volumen y de esa manera se logra un efecto de rejuvenecimiento, suavizar algunas líneas de expresión que producen sombras en el rostro y dan sensación de cansancio y envejecimiento prematuro", aseguró Seleme.

Los rellenos se utilizan en la actualidad como un lifting no quirúrgico o soft lift, que son pequeños efectos de voluminización y tensión de los tejidos. "No se tratan las áreas convencionales: se aplica en el surco lagrimal, el surco de la ojera, el área del contorno para restablecer la línea mandibular, en el tercio medio de la cara -puntualizó la especialista-. Ya no se colocan el surco nasogeniano, que es la zona que se trataba no hace mucho y que no sólo no lograba dar aspecto de rejuvenecimiento si no que daba como resultado una cara artificial".

La toxina botulínica no rellena, no voluminiza, se aplica en el consultorio de manera ambulatoria y su efecto dura aproximadamente seis meses

Uno de los tratamientos líderes y que más se realizan en todo el mundo a nivel del rostro es la aplicación de toxina botulínica, sin embargo se sigue escuchando que hay personas que tienen miedo de usarla porque todavía existe el fantasma de los tratamientos que se hacían cuando se inició su uso, cuyo resultado eran las caras "freezadas" o muy rígidas. "La toxina botulínica lo que hace es inhibir la acción del músculo, por lo tanto lo único que hace es relajar algunos músculos que producen arrugas como los del área periocular o el área del entrecejo, que dan un aspecto de enojo permanente en algunas personas", destacó Seleme, quien reforzó que "es uno de los tratamientos estéticos que más se realizan en el mundo y además tiene múltiples indicaciones médicas como por ejemplo hiperhidrosis axilar, pero puntualmente en estética es uno de los que más gratifica tanto al paciente como al médico por sus resultados".

"La toxina botulínica no rellena, no voluminiza, se aplica en el consultorio de manera ambulatoria y su efecto dura aproximadamente seis meses", resumió.

La toxina consigue relajar los músculos y disminuir las arrugas (Getty)
La toxina consigue relajar los músculos y disminuir las arrugas (Getty)

Una de las zonas donde la pérdida de volumen genera aspecto de envejecimiento es la mirada. "Los pacientes aducen aspecto de cansancio y esto se produce debido a la pérdida de volumen", aseguró Seleme, para quien "si bien la corrección anatómica de esto es quirúrgica y a largo plazo, de todos modos con tratamientos mínimamente invasivos como son los ácidos hialurónicos se puede lograr una mejoría, un efecto de luminosidad en el rostro; un embellecimiento natural, sutil y agradable".

Seleme señaló que "los rellenos de ácido hialurónico son un escalón dentro más en la prevención del envejecimiento". "Los cuidados anti age comienzan a partir de los 30 años con las cremas antiage y llegan a un último escalón con los procedimientos quirúrgicos. En ese escenario, los rellenos son un escalón intermedio, una buena alternativa no invasiva", ahondó la médica, para quien esta opción "es ideal para las patas de gallo, el entrecejo o el contorno de los labios, y resulta excelente para realzar los pómulos cuando se pierde el óvalo facial, o para aumentar el tamaño de los labios".

Una de las zonas donde la pérdida de volumen genera aspecto de envejecimiento es la mirada

Su efecto dura hasta 18 meses. Los resultados se observan de inmediato y se completan en una semana.

"Hay que entender que todos estos tratamientos son ideales si se realizan cuando el problema empieza a manifestarse ya que de esa manera se van a obtener resultados mucho más naturales. Cuando la persona ya presenta muchos signos de envejecimiento se pueden lograr mejoras", enfatizó la médica.

El lifting del futuro

Con una tecnología a base de energía ultrasónica microfocalizada capaz de llegar a las capas más profundas de la piel, Ultherapy se posiciona como uno de los tratamientos estrella en la lucha anti age.

"Es un tratamiento que se convirtió en el verdadero lifting sin cirugía que recomiendo a los pacientes que buscan combatir la flacidez y tensar en forma natural sin necesidad de cirugías", reconoció Seleme, quien destacó entre las propiedades de esta tecnología "no sólo que naturalmente estimula el crecimiento del colágeno y proporciona resultados visibles, sino también poco o ningún tiempo de inactividad después del tratamiento".

La flacidez del cuello o el escote suelen ser las zonas más difíciles de tratar
La flacidez del cuello o el escote suelen ser las zonas más difíciles de tratar

Aplicable en consultorio de manera ambulatoria genera a la vez "una contracción a nivel muscular que antes sólo se lograba de manera quirúrgica".

"Cuando uno habla de rejuvenecimiento del rostro no invasivo se necesita trabajar sobre varios aspectos, primero lo que tiene que ver con la tensión de los tejidos y esto está relacionado con tecnologías que van a producir ese efecto tensor y esa es la principal virtud de este tratamiento", aseguró la especialista.

Se utiliza para levantar pómulos y cejas o eliminar la temida papada. También está demostrada su eficacia contra la flacidez del cuello o el escote que suelen ser zonas difíciles de tratar. "La ventaja de este tratamiento es que no requiere de preparación previa ni implica tiempo de recuperación una vez hecho -describió Seleme-. Es un tratamiento que no tiene contraindicaciones para ninguna época del año, pues actúa por debajo de la epidermis: desde la dermis profunda al músculo".

Blefaroplastía: ¿cómo? ¿cuándo? y ¿a quién?
Es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares, que según Seleme, "es una de las áreas del rostro por las que los pacientes más consultan".

Hay casos en los que la cirugía de párpados es la primera opción

Cuando el objetivo es mejorar la apariencia puede ser indicada casi a cualquier edad, pero por lo general se realiza con mayor frecuencia en personas de media edad. "En los jóvenes está indicada en pacientes que presentan una predisposición familiar genética para los problemas palpebrales, en especial la formación de bolsas o exceso de grasa periorbitaria", precisó la cirujana, quien señaló que "otra razón para efectuar la cirugía de párpados es para corregir los excesos de la piel y músculo orbicular, que en condiciones graves, puede llegar a interferir el campo visual".

"El problema del párpado superior se vincula con la edad, porque con ella las cejas tienden a descender, mientras se produce una relajación progresiva de todos los tejidos de ambos párpados lo que da lugar a la formación de pliegues cada vez más grandes sobre los párpados superiores", detalló Seleme.

Para ella, "en esos casos la primera opción es la cirugía de párpados, cuyas técnicas se modificaron de manera significativa y permiten cirugías tras conjuntivales que no dejan cicatrices evidentes ni modifican la posición de los párpados inferiores -que es el gran miedo de los pacientes- o permiten sacar el exceso de piel en el párpado superior con sólo una pequeña línea en el pliegue prácticamente imperceptible".

Existen diferentes técnicas para la corrección de los párpados, según el objetivo que se busque (Getty)
Existen diferentes técnicas para la corrección de los párpados, según el objetivo que se busque (Getty)

Seleme consideró que "estos pequeños tratamientos quirúrgicos si bien requieren el cuidado de cualquier procedimiento quirúrgico, son cirugías que se realizan con anestesia local y de manera ambulatoria y en conjunto con otras técnicas no invasivas generan un efecto de rejuvenecimiento y frescura en el rostro muy importante".

Lo cierto es que el estrés y el paso del tiempo se reflejan en la piel del rostro. Y la pérdida de tonicidad es una de las características que más fácilmente se pone de manifiesto.

Las consultas en medicina estética, a nivel facial, están orientadas a tratar arrugas, flacidez, manchas, poros dilatados y demás problemáticas. Será por eso que, según aconsejó la especialista, "un esquema de rejuvenecimiento del rostro integral requiere pensar que el envejecimiento es un problema multifactorial".

SEGUÍ LEYENDO