Próximos a abandonar el 2017 y a abordar con energía y determinación el 2018, muchas personas eligen apostar por una renovación, no solo interior y de objetivos laborales, sino también de su imagen exterior para encarar el nuevo año. Casi como un acto de reafirmación de todo lo que empezó por dentro.

Animarse a cambiar la imagen y apostar por un nuevo look puede, además de ser una divertida exploración del universo fashionista, ser también una  buena oportunidad para bucear en algunas cuestiones internas y emocionales  que es tiempo de mostrar y sacar afuera .

Infobae dialogó con la diseñadora de indumentaria y asesora de imagen Carolina Aubele sobre cuáles son los mejores consejos para encarar un nuevo año con un cambio o una renovación del look . Además consejos prácticos para realizar compras inteligentes y renovar el guardarropa del hombre y de la mujer.

Pasar por la peluquería y lograr un nuevo corte de cabello es el primer punto en el cambio de imagen. Es fundamental una conversación honesta y de expectativas con el estilista para evitar la frustación. (Getty Images)
Pasar por la peluquería y lograr un nuevo corte de cabello es el primer punto en el cambio de imagen. Es fundamental una conversación honesta y de expectativas con el estilista para evitar la frustación. (Getty Images)

¿Cuál es el primer paso para realizar un cambio de imagen?, preguntó Infobae a Aubele.

– Las personas que vienen a hacerse un cambio de imagen es porque tuvieron un cambio de vida radical u otros para explorar una nueva imagen personal. Están mas grandes, les cambió el cuerpo. O tuvieron un ascenso en el trabajo y se vinculan con gente más grande y no saben cómo afrontar el nuevo puesto con otros códigos de vestimenta. El primer paso para comenzar con los preparativos para un cambio de imagen es pasar por la peluquería y renovar el cabello: cambiar el color o realizar un corte atípico o que se diferencie del que habitualmente la persona usa.

“El asesoramiento de imagen no es solo cambiar la imagen sino también enseñar qué es lo que mejor le queda a cada persona, qué corte, qué color de cabello le queda mejor y cómo  armar conjuntos y combinar su vestuario para distintas ocasiones”
Pararse frente al espejo y sacar fotos de los looks que uno arma para luego empezar a descartar y/o agregar accesorios o intercambiar prendas con otro equipo (Getty Images)
Pararse frente al espejo y sacar fotos de los looks que uno arma para luego empezar a descartar y/o agregar accesorios o intercambiar prendas con otro equipo (Getty Images)

¿Cómo comienza el proceso del cambio de imagen?

– Se le realiza un diagnostico de color, tipo de rostro y una pregunta importante: "¿Cómo te sentís con tu imagen hoy?". Una vez que  arrancamos, viene el análisis de los presupuestos alrededor del gasto destinado a indumentaria, calzado y accesorios. Indago cómo es el estilo de vida y luego armo un manual de imagen de la persona con referencias de todo. Cómo vestirse formal, cómo acudir a una reunión de trabajo y otras situaciones.

¿Cuáles son tus recomendaciones a la hora de ir a comprar ropa para el nuevo look?

– Es fundamental comprar prendas que vayan con las que ya tenemos. Los básicos son buenísimos porque cumplen la función de engranajes mudos. Cuando vos te vestís, cada prenda es una palabra y con tu imagen estás dando un pequeño discurso.

“Una buena imagen no solamente es verse mejor sino poder sentirte más libre, y el asesoramiento te permite encontrarte con uno mismo y estar más cómodo con quién sos y cómo te movés”
El orden por color hace que el guardarropas se vea más espaciado y con una armonía visual y estética agradable para la elección del equipo (Getty Images)
El orden por color hace que el guardarropas se vea más espaciado y con una armonía visual y estética agradable para la elección del equipo (Getty Images)

¿Qué es un básico?

– El básico, a diferencia de las prendas simples -porque los básicos no son una prenda simple-, te tiene que quedar bien. Es una prenda neutra, va a ser un comodín silencioso para que otras prendas y accesorios tomen protagonismo. Tiene como función el rápido armado de conjuntos. Por ejemplo, un pantalón negro puede no ser el más divertido, pero sí probablemente el que más se use, por lo tanto es uno a los que se les tiene que dar prioridad a la calidad y no al precio.

“Hay que invertir en la calidad con la proporción que vas a usar las prendas. Hay algunas personas que invierten un montón de dinero en un vestido que lo va a usar dos veces y el jean que usa todos los días es de mala calidad, pero como es un ‘básico’ elige comprar algo económico, y se trata de todo lo contrario”
Dos veces al año se recomienda sacar toda la ropa del guardarropas y separar prioridades. Qué se usa, qué no y ordenar y jerarquizar por prioridad de uso y estilo:  formal, deportiva, oficina (Getty Images)
Dos veces al año se recomienda sacar toda la ropa del guardarropas y separar prioridades. Qué se usa, qué no y ordenar y jerarquizar por prioridad de uso y estilo:  formal, deportiva, oficina (Getty Images)

Básicos para un nuevo guardarropas

Mujeres 

Prendas superiores: camisa blanca, siempre te salva. Blusas de seda, blazer negro -que sea entallado hasta la primera cadera, que logra el efecto de alargar las piernas, y que sea de buena calidad para que también se pueda usar para una reunión de trabajo, para un vestido cocktail o con un jean y remera. Remeras blancas de algodón, chaqueta de cuero rocker, tapado negro y camel de paño.

Prendas inferiores: pantalón negro, chupín y oxford en negro y azul marino. Faldas cortas y largas.

Little Black Dress o Vestidito negro, un clásico que no debe faltar en el guardarropas de una mujer. Es un comodín básico “salvador” en cualquier evento y ocasión. Puede cambiar su estilo con el agregado de accesorios (Getty Images)
Little Black Dress o Vestidito negro, un clásico que no debe faltar en el guardarropas de una mujer. Es un comodín básico “salvador” en cualquier evento y ocasión. Puede cambiar su estilo con el agregado de accesorios (Getty Images)

Prendas enteras: vestidos midi, cortos y largos negros. Trajes de baño enterizo negro con diseño y bikini negro.

Calzado: botas de caña alta que muestren la pantorrilla, y si la caña sigue por arriba de la rodilla, el ojo tiende a unificar el color de la pierna hasta la punta del pie. Stilettos, sandalias y zapatos en negro y color nude, que unifican el tono de piel y hace que la pierna se vea más alta. También contar con sandalias del metal acorde a la colorimetría.

Tener el guardarropas ordenado ayuda a saber las prendas que se tiene dentro de él y el fácil acceso a la hora de elegir el outfit (Getty Images)
Tener el guardarropas ordenado ayuda a saber las prendas que se tiene dentro de él y el fácil acceso a la hora de elegir el outfit (Getty Images)

Hombres

Prendas superiores: camisa blanca, rosa hielo y celeste, blazer azul, tapado de paño naval, tapado gris oscuro, remeras blanca, chombas divertidas, chaqueta de cuero rockera y parka verde militar. Traje negro y azul oscuro o marino.

El traje azul poco a poco va destronando al clásico negro (Getty Images)
El traje azul poco a poco va destronando al clásico negro (Getty Images)

Prendas inferiores: jeans oscuros y grises originales, sin lavados ni roturas; pantalones de vestir azul noche o colores oscuros.

Calzado: zapatillas 'casuales' y zapatos informal y de vestir en negro y marrón.

El zapato del hombre siempre es un calzado formal y por lo general siempre se adquiere en color negro porque ‘combina con todo’ pero los tonos marrones son los que más combinan y ayudan a descontracturar el look (Getty Images)
El zapato del hombre siempre es un calzado formal y por lo general siempre se adquiere en color negro porque ‘combina con todo’ pero los tonos marrones son los que más combinan y ayudan a descontracturar el look (Getty Images)

LEA MÁS: