Gabi López junto al director del estudio OMA, Rem Koolhaas, en la terraza de Torre (Federico Lo Bianco)
Gabi López junto al director del estudio OMA, Rem Koolhaas, en la terraza de Torre (Federico Lo Bianco)

Cuando parecía que Milán ya no tenía nada nuevo con que sorprender, vuelve a aparecer en escena haciendo honor a su reconocimiento como la capital mundial del diseño. La diseñadora Gabi López recorrió Torre, un edificio de nueve pisos, blanco y de concreto, cuya función es la de espacio de arte.

Inaugurado en 2018, es la última pieza de la gran obra de arquitectura del estudio OMA, que dirige el arquitecto holandés Rem Koolhaas. El proyecto combina siete edificios preexistentes con tres nuevos y es el resultado de la transformación de una antigua destilería de gin en un centro para las artes.

Las premisas que guiaron al estudio de arquitectura fueron la preservación y creación, en una interacción permanente entre la nueva y la vieja arquitectura.

El acceso es a través de un ascensor sorprendente, que tiene sus paredes recubiertas en ónix rosa. Se completa con detalles en oro mate y el fondo es una caja transparente que permite ver la ciudad a medida que el ascensor se eleva.

La colección Atlas de la Fundación Prada incluye obras de Damien Hirst (Jacopo Milanesi)
La colección Atlas de la Fundación Prada incluye obras de Damien Hirst (Jacopo Milanesi)

Sobre el proceso creativo Federico Pompignoli, cabeza del equipo de la reforma, aseguró: "Trabajamos codo a codo con Miuccia Prada al punto de transformarnos en un equipo donde ya no sabíamos quién es el arquitecto y quién el cliente. Fue algo bastante inusual para nosotros. Ellos muchas veces proponían ideas y conceptos que enriquecían el proyecto".

Torre es un edificio de 9 pisos, blanco y de concreto, y alberga la colección de arte de Miuccia Prada. Fue inaugurado en 2018 y es la última pieza de la gran obra de arquitectura del estudio OMA (Jacopo Milanesi)
Torre es un edificio de 9 pisos, blanco y de concreto, y alberga la colección de arte de Miuccia Prada. Fue inaugurado en 2018 y es la última pieza de la gran obra de arquitectura del estudio OMA (Jacopo Milanesi)

La excentricidad de la obra incluye que cada piso sea apenas más alto que el anterior, y que la orientación de las plantas se alternen entre vistas panorámicas de la ciudad hacia el norte y vistas más cerradas hacia el este y el oeste.

De los nueve pisos de Torre, seis son espacios de exhibición artística, y completan una superficie total de dos mil metros cuadrados (Prensa OMA / Jacopo Milanesi)
De los nueve pisos de Torre, seis son espacios de exhibición artística, y completan una superficie total de dos mil metros cuadrados (Prensa OMA / Jacopo Milanesi)

La "Torre" se ubica en un área fabril, donde la presencia del ferrocarril cortaba y aislaba esta parte de la ciudad. "Cuando llegamos todavía era un área virgen y probablemente la última parte original de Milán que aún no había sufrido la gentrificación. Creemos que este museo va a cambiar la zona, la arquitectura siempre genera algo nuevo", comentó Pompignoli.

En Torre, cada piso es apenas más alto que el anterior, y la orientación de las plantas se alternen entre vistas panorámicas de la ciudad hacia el norte y vistas más cerradas hacia el este y el oeste (Jacopo Milanesi)
En Torre, cada piso es apenas más alto que el anterior, y la orientación de las plantas se alternen entre vistas panorámicas de la ciudad hacia el norte y vistas más cerradas hacia el este y el oeste (Jacopo Milanesi)

De sus nueve pisos, seis son espacios de exhibición y completan una superficie total de dos mil metros cuadrados. Allí se exhibe la colección Atlas, curada por Miuccia Prada y Germano Celant, una selección de obras que incluye trabajos de Jeff Koons y Damien Hirst.

El nuevo edificio de la Fundación Prada tiene 60 metros de altura y es un nuevo ícono del urbanismo en la ciudad Milán (Jacopo Milanesi)
El nuevo edificio de la Fundación Prada tiene 60 metros de altura y es un nuevo ícono del urbanismo en la ciudad Milán (Jacopo Milanesi)

En el sexto piso se encuentra el restaurante, con vistas panorámicas de la ciudad y mobiliario original de los años cincuenta rescatado de un antiguo restaurante de la ciudad de Manhattan, en Nueva York. Además el edificio incluye gestos arquitectónicos que tienen conciencia ambiental: las paredes que revisten las escaleras con placas de OCB, la pintura sin terminar en los descansos y el mobiliario vintage.

Esta torre de 60 metros de altura es sin dudas un nuevo ícono del urbanismo en la ciudad Milán.

SEGUÍ LEYENDO: