En auto, en avión, en “burbuja” o con familias ensambladas: cuál es la mejor manera de viajar con niños en pandemia

En tiempos de planificar vacaciones se debe pensar cómo y de qué manera se podrá disfrutar del merecido descanso sin poner en riesgo la salud. Qué recomiendan los especialistas

Con una cobertura de vacunación mucho más elevada que en el verano 2021, muchas familias de todos modos se plantean qué hacer este verano (Getty Images)
Con una cobertura de vacunación mucho más elevada que en el verano 2021, muchas familias de todos modos se plantean qué hacer este verano (Getty Images)

Por segundo año consecutivo, las vacaciones de verano ocurrirán en medio de la pandemia por COVID-19, que desde marzo de 2020 cambió el mundo tal como lo conocíamos para siempre.

Y si bien este año la situación epidemiológica en la Argentina es más favorable que en el receso pasado, con pacientes internados en Unidades de Terapia Intensiva y muertes por COVID-19 a la baja de manera sostenida, la variante Delta del SARS-CoV-2 ya hizo su ingreso en el país y los nuevos casos diarios aumentan de manera lenta pero constante desde mediados de octubre.

Así es que con una cobertura de vacunación mucho más elevada que en el verano 2021, cuando la campaña de inmunización recién comenzaba a nivel local, muchas familias de todos modos se plantean qué hacer este verano, si será conveniente salir de casa o no, si es recomendable viajar en avión con niños, y demás dudas propias de vivir una situación sin precedentes en la historia de la humanidad.

Creo que los viajes de vacaciones van a ser necesarios luego del impacto emocional que sufrieron tanto los adultos como los niños, pero principalmente los niños durante todo este tiempo de pandemia y restricciones, razón por la cual un reencuentro con situaciones de entretenimiento, tiempo en familia, y dejando de lado algunos miedos va a ser súper necesario”. El médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253) es el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (Slipe) y ante la consulta de Infobae aclaró que “por supuesto que va a depender al país o a la región donde se vaya y la situación epidemiológica del destino elegido”.

"La ventaja que existe en el país es que la mayoría de los chicos para la época de las vacaciones van a estar vacunados si sus padres deciden vacunarlos" (Gettyimages)
"La ventaja que existe en el país es que la mayoría de los chicos para la época de las vacaciones van a estar vacunados si sus padres deciden vacunarlos" (Gettyimages)

En la misma línea, la médica pediatra e infectóloga del Hospital Posadas Gabriela Tapponnier (MN 97716) señaló que “en el contexto epidemiológico actual se recomienda no visitar lugares con alta circulación de virus pandémico”. “Es importante remarcar que la pandemia no terminó, y que si bien la autorización de algunas vacunas para niños, niñas y adolescentes generan una perspectiva de mayor optimismo frente a la protección para ellos, este grupo permanece vulnerable a contraer la infección y a transmitir la enfermedad a otros grupos de mayor riesgo”, agregó la secretaria del Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

En la mirada de la médica infectóloga María Cecilia Niccodemi (MN 105624), “la ventaja que existe en el país es que la mayoría de los chicos para la época de las vacaciones van a estar vacunados si sus padres deciden vacunarlos, con lo que van a tener una protección extra que los chicos que viven en otros países que todavía no están recibiendo vacunas”.

Sin embargo, la especialista del staff del Centro Médico Doctor Stamboulian y Sanatorio La Trinidad San Isidro remarcó que “si bien los niños van a estar vacunados, se sabe que las vacunas son menos efectivas contra la variante Delta con lo cual hay que mantener las medidas generales de cuidado porque por más que se tenga vacunación completa no se está exento del contagio, aunque sí de tener enfermedad severa”.

Viajar en auto o en avión

Para Debbag, "la utilización de medios como el avión es adecuado siempre que se respeten los cuidados del caso" (Gettyimages)
Para Debbag, "la utilización de medios como el avión es adecuado siempre que se respeten los cuidados del caso" (Gettyimages)

Para Tapponnier, “los viajes que se realizan en automóvil con integrantes de la familia conviviente son más seguros que en otros medios de transporte”. “La realidad es que con respecto a los aviones, si bien las cabinas tienen recambio de aire, hay que considerar que los traslados, las salas de espera, los tiempos de espera para tomar un vuelo también implican un mayor riesgo considerando que se comparten con otros grupos de personas que muchas veces no adhieren de forma adecuada a las medidas recomendadas, como el uso correcto del cubrebocas y el lavado de manos”.

Desde ya ninguna persona que tuviera síntomas de coronavirus debería tomar un vuelo, pero existen personas asintomáticas por lo que de ser necesario un traslado en este medio de transporte se recomienda mantener las medidas mencionadas durante todo el viaje -agregó-. Por supuesto, cuanto mayor tiempo de duración tiene el vuelo, mayor será la exposición”.

Sobre esto, el médico infectólogo pediatra Eduardo López (MN 37586) sumó que “el uso del barbijo debe respetarse en los mayores de dos años durante todo el vuelo, así como la continua higiene de manos con alcohol”. “En lo posible, tratar que el grupo familiar ocupe la misma hilera de asientos y para los viajes al exterior tener presente que hay países que tienen mayor riesgo que otros”, destacó.

En opinión de Niccodemi, “si se va a viajar en avión, es preferible elegir viajes cortos para que los chicos no se saquen el barbijo más que para comer”.

Para Debbag, “la utilización de medios como el avión es adecuado siempre que se respeten los cuidados del caso”, y agregó que “a la mayoría de los lugares del exterior donde se puede ir hoy son destinos cuyas poblaciones están vacunadas con dos dosis por lo que en ese sentido no va a ser un problema viajar al exterior quienes puedan hacerlo”.

¿La familia conviviente o integrar burbujas?

"Se debe tener en cuenta que todas las personas que no pertenezcan al grupo familiar conviviente aumentan el riesgo de exposición cuando se comparten tiempos prolongados como en los viajes" (Gettyimages)
"Se debe tener en cuenta que todas las personas que no pertenezcan al grupo familiar conviviente aumentan el riesgo de exposición cuando se comparten tiempos prolongados como en los viajes" (Gettyimages)

Respecto de la posibilidad de compartir las vacaciones con personas que no son del núcleo familiar, para Debbag “no sería un problema en este momento que los adultos están vacunados y con la confianza y la tranquilidad de ser responsables en los cuidados”.

En el mismo sentido, López acordó que “no habría riesgos en integrar familias con todos los adultos vacunados”, pero advirtió que “una vez que se decide la ‘burbuja’ que va a compartir las vacaciones sería recomendable no romperla y diez días previos al viaje no juntarse con otra gente para evitar las posibilidades de emprender el viaje estando contagiado sin saberlo”.

En opinión de Tapponnier, “se debe tener en cuenta que todas las personas que no pertenezcan al grupo familiar conviviente aumentan el riesgo de exposición cuando se comparten tiempos prolongados como en los viajes”, por lo que para ella es importante “conocer que las personas con las que se viaja estén adecuadamente vacunadas sería una variable más de seguridad en este sentido, como así también estar atento y alertar sobre la presencia de síntomas compatibles con la enfermedad”.

“Las recomendaciones para viajar son obviamente viajar en familia, en auto, y no compartir el auto con otras personas”, aportó Niccodemi, para quien “es importante tratar de evitar o restringir las actividades sociales antes de viajar para reducir las posibilidades de exposición al virus”.

Otras recomendaciones a la hora de viajar con niños

"Al aire libre y con distancia social, el riesgo de contagio es casi nulo", aseguró López (Getty Images)
"Al aire libre y con distancia social, el riesgo de contagio es casi nulo", aseguró López (Getty Images)

“Las recomendaciones generales no varían de las que ya conocemos desde el comienzo de la pandemia y tienen que ver con respetar el distanciamiento social, el uso del tapabocas sobre todo en lugares cerrados y la higiene de manos”, resumió Debbag, quien enfatizó que “lo que sí habría que disminuir en estas vacaciones son las probabilidades de ir a eventos o lugares de entretenimiento donde haya mucha aglomeración de personas sobre todo si alguien dentro del grupo familiar, por más que tenga dos dosis de cualquiera de las vacunas, tiene alguna comorbilidad ya que se sabe que siempre estas personas tienen que cuidarse un poco más”.

Con él coincidió Niccodemi, quien destacó que “durante el viaje será preferible tratar de hacer la mayor cantidad de actividades al aire libre, utilizar siempre la mascarilla al entrar a lugares cerrados y evitar las aglomeraciones”.

“Cabe recordar que cada jurisdicción tiene una legislación vigente con respecto a los viajeros de la cual debemos asesorarnos antes del viaje y al regreso -apuntó Tapponnier-. En este punto, si se viaja a lugares de alta circulación es recomendable realizar un testeo al regreso considerando la circulación en aumento de variantes de alta contagiosidad, como la variante Delta”.

No todo es COVID

"Es recomendable consultar al pediatra acerca de si en el lugar de destino es necesario tener una pauta especial de cuidado" (Getty Images)
"Es recomendable consultar al pediatra acerca de si en el lugar de destino es necesario tener una pauta especial de cuidado" (Getty Images)

“Cuando se piensa en las vacaciones y en pasar tiempo lejos de casa con niños, hay que saber que existen otros cuidados que deben tenerse en cuenta”, sostuvo López, para quien, “en primer lugar, los chicos para viajar tienen que tener todas las vacunas al día, independientemente de la del COVID”.

“Es recomendable consultar al pediatra acerca de si en el lugar de destino es necesario tener una pauta especial de cuidado, por ejemplo, la vacuna contra la fiebre amarilla si se va a viajar a zonas endémicas”, agregó Tapponnier.

Además, López enumeró las principales recomendaciones que no deben olvidar los padres:

- No olvidar los cuidados de la piel frente a los peligros del sol

- Evitar la exposición durante las horas de sol intenso (de 11 a 16) y usar bloqueadores solares por encima de 40

- Mantener a los niños bien hidratados

- Ponerles repelente contra los mosquitos y ropa clara, para prevenir el dengue

- En verano suele romperse la cadena de frío y aumenta el riesgo de intoxicaciones alimentarias

- Asegurarse de que el agua en el lugar de vacaciones es potable y si no, comprar agua mineral

- Llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios para estar preparado para eventuales golpes o caídas, tan comunes en los niños

SEGUIR LEYENDO