Guía anti COVID para reunirse con familia y amigos en forma segura

Con días más calurosos, que invitan a los encuentros, es fácil olvidar que la pandemia aún no terminó y que ciertos cuidados no deben relajarse. Sin barbijos al aire libre y con gran parte de la población vacunada, cómo disfrutar de las celebraciones con la variante Delta al acecho

"En este momento de aperturas y aumento de aforos, no se debe relajar todas las medidas que ya se incorporaron en 2020" (Getty Images)
"En este momento de aperturas y aumento de aforos, no se debe relajar todas las medidas que ya se incorporaron en 2020" (Getty Images)

Luego de una primera quincena de octubre con temperaturas más acordes a las de pleno invierno que a la primavera en curso, ahora sí, los días más cálidos parecen haber llegado para quedarse. Y junto con las marcas térmicas, aumentan las ocasiones para reunirse en familia o con amigos.

Esto, en coincidencia con una situación epidemiológica de la Argentina, que tal como publicó Infobae esta semana, oscila entre la salida de la segunda ola de la pandemia y el acecho de la variante Delta.

Es que luego de 20 semanas consecutivas de baja en la notificación de casos, durante los últimos días “se amesetó el descenso” y el dato encendió las alarmas en las autoridades sanitarias.

Según precisó a este medio la directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte, la Argentina contabiliza “50 o menos casos por cada 100 mil habitantes, lo cual es un número muy bajo”. Y tras resaltar que “la circulación de Delta a nivel país está entre el 30 y el 40%” y que siguen muy de cerca “algunos aglomerados urbanos que están por arriba del 35-50%”, la funcionaria reconoció que sabían que esto iba a pasar, ya que en el mundo la variante Delta circula de manera dominante con un 90-100% de preponderancia.

En este contexto, esta semana los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) publicaron las nuevas pautas de celebración para disfrutar de los festejos de fin de año sin poner en riesgo la salud, e Infobae consultó a especialistas acerca de cuál sería la manera más segura de reunirse en la actual situación epidemiológica que atraviesa el país.

"En este tiempo aprendimos que puede haber actividades que se flexibilizan aprovechando buenas situaciones epidemiológicas y que hay determinados momentos en los que puede ser necesario volver para atrás" (Getty Images)
"En este tiempo aprendimos que puede haber actividades que se flexibilizan aprovechando buenas situaciones epidemiológicas y que hay determinados momentos en los que puede ser necesario volver para atrás" (Getty Images)

En opinión del médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253), “por un lado, la Argentina está en un momento en el que se desaceleró la caída de nuevos casos, y lo que se sabe también es que más de la mitad de los casos notificados son infecciones causadas por la variante Delta, razón por la cual la probabilidad de que los casos empiecen a aumentar es real”.

Por otro lado, están las personas que siguen teniendo factores de riesgo: mayores de 65 años, personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, inmunocomprometidos, etc., que por más que tengan dos dosis de cualquiera de las vacunas, hay estudios que demuestran que a partir de los seis u ocho meses empiezan a volver a estar en riesgo, por lo que si bien las reuniones pueden empezar a ser flexibilizadas, para este grupo de personas deben seguirse realizando con todos los cuidados”, consideró el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (Slipe).

Por eso, para Rearte, “es importante recalcar que en este momento de aperturas y aumento de aforos, no se debe relajar la utilización del barbijo en interiores o cuando se está con otras personas, así como recordar siempre ventilar los ambientes y todas las medidas que ya se incorporaron en 2020″.

A lo que la jefa del Departamento de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Ángela Gentile (MN 49908) agregó: “Se sabe que puede haber actividades que se flexibilizan aprovechando buenas situaciones epidemiológicas y también en este tiempo aprendimos que hay determinados momentos en los que puede ser necesario volver para atrás”.

“La clave radica en que tenemos que aprender a convivir con el virus”, enfatizó la especialista.

En las pautas publicadas por los CDC se enumeraban las formas más seguras de disfrutar las celebraciones sin poner en riesgo la salud.

Los especialistas recomiendan no compartir vaso, mate, ni ningún utensilio, y lavarse frecuentemente las manos (Getty Images)
Los especialistas recomiendan no compartir vaso, mate, ni ningún utensilio, y lavarse frecuentemente las manos (Getty Images)

Algunas de ellas incluyen:

- Proteger a aquellos que aún no son elegibles para la vacunación, como los niños pequeños, vacunándose los adultos y otras personas elegibles a su alrededor.

- Usar máscaras que queden bien sobre la nariz y la boca si el encuentro es en lugares públicos cerrados si no se está completamente vacunado.

- Incluso aquellos que están completamente vacunados deben usar una mascarilla en entornos públicos cerrados en comunidades con una transmisión viral sustancial a alta.

- El exterior es más seguro que el interior para las reuniones sociales.

- Evitar los espacios concurridos y mal ventilados.

- Si alguien está enfermo o tiene síntomas, no debe organizar ni asistir a una reunión.

- Hacerse el test si se tienen síntomas de COVID-19 o se estuvo en contacto cercano con alguien que dio positivo a la infección antes de la reunión.

El exterior es más seguro que el interior para las reuniones sociales, tal como coinciden todos los especialistas (Getty Images)
El exterior es más seguro que el interior para las reuniones sociales, tal como coinciden todos los especialistas (Getty Images)

Ante la consulta de este medio, la médica infectóloga María Cecilia Niccodemi (MN 105624) sumó:

- Tener certeza de que todos los asistentes estén vacunados

- Seguir manteniendo las distancias sociales recomendadas

- Si hay alguna persona de riesgo en la reunión, utilizar barbijo incluso en el interior

- Evitar las reuniones en espacios cerrados

- Mantener siempre la ventilación cruzada de los ambientes

- Evitar asistir personas con síntomas respiratorios, aunque sean leves

- No compartir vaso, mate, ni ningún utensilio

- Lavarse frecuentemente las manos

“A pesar de que la circulación del coronavirus es baja en este momento, probablemente la tendencia sea que aumente en las próximas semanas, por lo que es clave jerarquizar los síntomas y evitar concurrir a reuniones con cualquier manifestación, por leve que sea”, insistió la especialista del staff del Centro Médico Doctor Stamboulian y Sanatorio La Trinidad San Isidro.

"A pesar de que la circulación del coronavirus es baja en este momento, probablemente la tendencia sea que aumente en las próximas semanas" (Getty Images)
"A pesar de que la circulación del coronavirus es baja en este momento, probablemente la tendencia sea que aumente en las próximas semanas" (Getty Images)

En este punto, Debbag aportó que “las reuniones sociales en lugares cerrados, con múltiples grupos familiares y sin barbijo aún no es seguro recomendarlas”. Y tras asegurar que “por supuesto que en las personas vacunadas, que no tienen factores de riesgo, sí puede haber más flexibilidad en la no utilización de barbijo en las reuniones”, enfatizó: “En aquellos que tienen comorbilidades y sobre todo quienes se vacunaron hace más de seis meses no se puede extender esta indicación”.

Finalmente, los CDC indicaron en sus nuevas pautas que incluso las personas que están completamente vacunadas, deben usar una máscara en el transporte público y seguir las recomendaciones de viajes internacionales.

Algunas consideraciones especiales en este punto son:

- Las personas que padecen una afección o están tomando medicamentos que debilitan su sistema inmunológico pueden no estar completamente protegidas, incluso si están completamente vacunadas y recibieron una dosis adicional. En esos casos, deben seguir tomando todas las precauciones recomendadas para las personas no vacunadas, incluido el uso de una máscara bien ajustada, hasta que su médico de cabecera le indique lo contrario.

- Puede optar por usar una máscara independientemente del nivel de transmisión si un miembro de su hogar tiene un sistema inmunológico debilitado, tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave o no está vacunado.

- Si se reúne con un grupo de personas de varios hogares y potencialmente de diferentes partes del país, podría considerar precauciones adicionales, como por ejemplo evitar espacios interiores abarrotados los días previos o hacerse una prueba diagnóstica antes de la reunión para reducir aún más el riesgo.

- No colocar mascarilla en niños menores de dos años.

SEGUIR LEYENDO