La novia entró acompañada por sus tres hijos, Bautista, Beltrán y Benicio. (Estudio Ruiz y Russo)
La novia entró acompañada por sus tres hijos, Bautista, Beltrán y Benicio. (Estudio Ruiz y Russo)

Se anticipaba como el casamiento del año, pero tenía que serlo. ¿Qué hizo Pampita para que su casamiento saliera como lo soñó? Lo explican Gloria César, la número uno en ambientación, junto con Belén García Gattino y Clara Bernardo, socias de Start Planning, la empresa que organizó el casamiento.

NOVIOS DETALLISTAS: “Nos reunimos por primera vez ni bien volvieron de Punta Cana, donde él le pidió matrimonio. A partir de ese momento, empezamos con varias charlas de las que también participaron las otras dos patas de este mega evento: el catering de Pancho Prieto Cane, del Hotel Faena, y los DJs de Sarapura", asegura Belén de Start Planning y cuenta que en una de esos encuentros hicieron degustaciones e incluso pensaron la lista de temas en conjunto. Destaca además que los novios contrataron proveedores de primer nivel. “Siempre fueron claros y definidos para tomar cada una de las decisiones”, agrega Belén. Mientras que Gloria César, a cargo de la ambientación, los define como “novios fáciles”, sin divismos, que hacen todo más sencillo y exitoso.

Los novios estuvieron en todos los detalles de la decoración y el catering. (Estudio Ruiz y Russo)
Los novios estuvieron en todos los detalles de la decoración y el catering. (Estudio Ruiz y Russo)

CLIMA AGRADABLE: La ceremonia y buena parte de la fiesta se celebraron al aire libre con el cielo totalmente despejado. “Pampita entró a las 18.45, con el atardecer. No hacía calor, ni frío y la puesta del sol aseguraba fotos y videos con una luz única. Novios e invitados pudieron aprovechar los jardines del Palacio Sans Souci durante toda la noche porque no había amenaza de lluvia, ni viento en exceso. En la previa mirábamos el clima todo el tiempo y, de todas maneras, teníamos contratadas dos mega carpas para poner en los jardines en la galería, si hacía falta”, detalla Belén.

La ceremonia y la fiesta se celebraron en el Palacio Sans Souci de San Fernando (Estudio Ruiz y Russo)
La ceremonia y la fiesta se celebraron en el Palacio Sans Souci de San Fernando (Estudio Ruiz y Russo)

NOVIA EN “BLANCO ALMENDRA”: Carolina usó un diseño de Gabriel Lage en blanco almendra, con corte estructurado, escote en v y falda en cascada confeccionada con 30 metros de organiza de seda natural satinada y tules en desnivel. Llevaba tul y el pelo recogido en rodete con tocado y zapatos de Ricky Sarkany, con inscripción en la suela. Completó el look con ramo de peonías.

CEREMONIA EMOCIONANTE: La celebración fue presidida por la jueza Dra. María Alejandra González Taboada y el padre Fabrizio Maranzana, párroco del Dulcísimo Nombre de Jesús. Hubo palabras sentidas y gestos amorosos. Incluyó la Oración por la Paz de San Francisco de Asís y la Primera Carta de Pablo a los Corintios, que habla del amor de pareja.

La novia usó un vestido de Gabriel Lage. (Estudio Ruiz y Russo)
La novia usó un vestido de Gabriel Lage. (Estudio Ruiz y Russo)

EL PALACIO: “El Sans Souci de San Fernando tiene que ver con el estilo de Pampita y Roberto. Cuenta con una fachada espectacular que se luce no solo de día sino también de noche, cuando se ilumina. La dimensión de los jardines, que están separados, permite realizar la ceremonia en un lugar y la recepción, en otro. La altura de los techos lo contribuyen a crear un ambiente sofisticado”, coinciden las organizadoras.

El Palacio Sans Souci iluminado
El Palacio Sans Souci iluminado

COMPOSICIÓN DEL ESPACIO: “Logré que la ambientación estuviera en proporción y balanceada”, apunta Gloria Cesar, que conoce a Pampita desde 2001, le organizó muchos cumpleaños en Punta del Este y ejecutó los pedidos de los novios. “Mis sugerencias fueron mínimas porque sabían muy bien lo que querían”, asegura ambientadora. Entonces define: “La decoración fue fresca, natural y simple, con mucho follaje verde y pocas flores en los interiores. Sí usé 3 mil flores naturales en el arco con follaje de dos metros de alto, que se destacó en la ceremonia. La idea fue trasladar el jardín al interior”, apunta Gloria, sobre los salones imperiales y comedor, dónde había mesas estilo banquete -largas- para cincuenta comensales. Usó además muchas velas, lucecitas pequeñas y algunos arreglos con rosas, gardenias y jazmines.

La ambientación estuvo a cargo de la número uno, Gloria César. (Estudio Ruiz y Russo)
La ambientación estuvo a cargo de la número uno, Gloria César. (Estudio Ruiz y Russo)

MENÚ PERFECTO: Los novios evitaron las excentricidades. La recepción estuvo a cargo de La Mar y Tanta -empresas del novio- y se sirvió sushi, ceviche y arroz oriental, entre otras delicias. Para la comida, el catering ofrecía cordero patagónico con cebollas caramelizadas y puré de zanahorias y jengibre y miel, como plato principal; volcán de dulce de leche, de postre; y mesa dulce con helados, creeme brule y crepes. La barra de tragos de Ramiro Ferreri fue la revelación, con un detalle de lujo: un carrito de whisky con hielos con las iniciales de la pareja.

Hubo risas y complicidad durante toda la noche. (Estudio Ruiz y Russo)
Hubo risas y complicidad durante toda la noche. (Estudio Ruiz y Russo)

MÚSICA BIEN PENSADA: La banda LNA tocaba dándole la bienvenida a los invitados, mientras que Sarapura –liderado por Chule Bernardo, esposo de Puli Demaría- fueron los encargados de musicalizar la fiesta. Antes de pasar a comer, hubo media hora de lentos elegidos por los novios, que incluyeron Fly me to the moon, The way you look tonight, Bésame mucho, In other words. Además, durante toda la noche sonó mucha música latina, cumbia y reageatton.

Hubo lentos y mucha cumbia y reageatton (Estudio Ruíz y Russo)
Hubo lentos y mucha cumbia y reageatton (Estudio Ruíz y Russo)

NOVIOS EN CADA DETALLE: “Durante todo el proceso de organización, Pampita y Roberto pensaron en cada uno de sus familiares y amigos más cercanos. Se ocuparon de que se sintieran parte y tuvieran roles predeterminados. Bautista, Beltrán y Benicio entraron con la novia y además, el más chico además llevó los anillos”, destaca Belén. Además, todos leyeron fragmentos durante la ceremonia, al igual que Santino y Delfina, los hijos de Roberto. Por otro lado, hubo zapatillas con suela de led para todos los invitados a los que previamente se les preguntó el talle. Y al retirarse se les regaló un un kit anti resaca: antiácido, té, chicles, curitas, ibuprofeno y papel tissue.

El
El "kit anti resaca" que los novios entregaron a sus invitados

INVITADOS ELEGIDOS: “Fue una celebración y fiesta muy fresca", apunta Gloria César, mientras las organizadoras detallan que los novios tuvieron sólo 240 invitados, entre familiares, amigos y personas queridas. Algunos estaban convocados para participar de toda la ceremonia y el resto llegaban después de la noche, para ser parte de la fiesta. “No hubo shows en exceso, sino una verdadera fiesta descontracturada y sin nerviosismos de gente que se quiere", apunta la decoradora. Y las organizadoras coinciden: “Estuvo signada por la buena onda de los invitados”.

Fin de fiesta: los novios invitaron solo a sus amigos más queridos y a sus familias (Estudio Ruis y Russo)
Fin de fiesta: los novios invitaron solo a sus amigos más queridos y a sus familias (Estudio Ruis y Russo)

BONUS TRACK, LAS WEDDING PLANNER: Belén García Gattino y Clara Bernardo, socias de Start Planning, trabajan en eventos desde hace 10 años. Amigas, hace seis decidieron crear su propia empresa. “Nosotras buscamos bajar a la realidad la visión que tiene cada cliente de su fiesta. En este caso, Carolina y Roberto sabían lo que querían y aunque tuvimos muy poco tiempo fue muy fácil trabajar con ellos”, dicen. Gloria César, por otra parte, conoce a Pampita “de toda la vida”. Ambientadora top de la Argentina, no dudó a la hora de recomendar qué era lo ideal para la gran celebración. Conocida por sus ambientaciones súper glamorosas en fiestas top de Punta del Este y Buenos Aires, se define como “una catarata constante de ideas”. Ambienta más de 40 eventos al año y no le gusta que confundan su trabajo con la decoración, que según ella, es otra cosa. ¿Y esta vez cuál fue el toque mágico? “La simpleza, lo natural, el follaje y las luces”, sintetiza,

En dirección al camino que la llevará al altar, Pampita y sus hijos, secundados por Clara, de Start Planning, Gabriel Lage, diseñador del vestido, y su equipo. (Estudio Ruiz y Russo)
En dirección al camino que la llevará al altar, Pampita y sus hijos, secundados por Clara, de Start Planning, Gabriel Lage, diseñador del vestido, y su equipo. (Estudio Ruiz y Russo)