El uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas y afectan día a día a millones de personas
El uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas y afectan día a día a millones de personas

El mundo actual se encuentra hiperconectado, sobre esto no existe ninguna duda. Y que el uso de las pantallas -a través de teléfonos celulares, computadoras y dispositivos móviles- llegó para quedarse y cada día se amplifica hacia un mayor número de personas sin importar sexo ni edad tampoco. Pero este estilo de vida (efecto siglo XXI) también tiene consecuencias específicas, ya que muchas veces aparecen nuevas dolencias de las que cuesta determinar el origen.

Una reciente investigación de la Universidad de Sunshine Coast, reveló un extraño fenómeno llamado protuberancia occipital externa que se sitúa encima del cuello, exactamente en la base del cráneo, que sostiene el peso del cráneo al bajar la vista para mirar la pantalla del celular y que afecta en su mayoría a los jóvenes como resultado de la posición que el ser humano emplea para mirar el celular. 

Desde "pulgar atascado", cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano y a protuberancia occipital externa

Lo cierto es que el uso constante del celular afecta algunas zonas y ni siquiera es percibido, hasta que aparece el dolor. Por ejemplo, los brazos pueden molestar debido a los movimientos repetitivos y las malas posturas que involuntariamente se toman. Algo frecuente es sentir dolor y rigidez tanto en los dedos como en las manos; llegando a veces a transformarse en un cierto hormigueo. Los trapecios y la escápula sufren de esta sobrecarga provocando dolor. Por lo que la posición que se adopta al utilizar los dispositivos tecnológicos, genera alteraciones en la columna cervical provocando inestabilidad y rigidez en ciertas zonas de la columna vertebral. Al mismo tiempo, el sedentarismo y la falta de actividad física no colaboran al bienestar del organismo, y muchas veces el uso excesivo del celular deviene en este tipo de comportamientos.

Tener el cuello durante tiempo prolongado en flexión genera desórdenes musculoarticulares (Shutterstock)
Tener el cuello durante tiempo prolongado en flexión genera desórdenes musculoarticulares (Shutterstock)

En promedio las personas pasan entre dos y cuatro horas por día con la cabeza inclinada usando el celular, dando lugar al llamado "cuello de whatsapp", caracterizada por generar dolor debajo de la nuca y en la cervical, al tener durante tiempo prolongado el cuello en flexión y generar desórdenes musculoarticulares leves, pero molestos. Esta aplicación también puede generar "pulgar atascado" caracterizada por lesiones en los dedos debido al uso progresivo de las articulaciones del pulgar hacia la cara interna de la mano. Estas se resaltan entre una gran variedad de síntomas propios de la era digital y que generan nuevas preocupaciones entre profesionales de la Salud.

Cómo saber si la persona padece el extraño fenómeno

Para saber si la persona padece este fenómeno, los investigadores aseguraron que  basta con presionar con los dedos la parte posterior de el cráneo por encima del cuello. En el caso de sentir una protuberancia es posible que el individuo sufra este padecimiento.

La adicción y las consecuencias con respecto al uso de la tecnología era estudiado por los investigadores desde el año 2016, y mediante radiografías descubrieron que los adolescentes y jóvenes son los que más sufren de este problema.

Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano, trastornos circulatorias en las piernas y ahora protuberancia occipital externa son sólo algunas de las dolencias 2.0.
Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano, trastornos circulatorias en las piernas y ahora protuberancia occipital externa son sólo algunas de las dolencias 2.0.

David Shahar, autor principal de la investigación, explicó: "Mantener esta posición por períodos prolongados de tiempo puede aumentar la presión en la coyuntura donde los músculos del cuello se adhieren al cráneo, y es probable que el cuerpo responda creando nuevos tejidos óseos, lo que origina a esa protuberancia".

Así, el uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas. La mayoría de los problemas actuales de columna y contracturas de cervicales se dan como resultado de estar mucho tiempo frente a estos dispositivos. Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano, trastornos circulatorias en las piernas y ahora protuberancia occipital externa son sólo algunas de las dolencias 2.0.

El sedentarismo y la falta de actividad física no colaboran al bienestar del organismo, y muchas veces el uso excesivo del celular deviene en este tipo de comportamientos
El sedentarismo y la falta de actividad física no colaboran al bienestar del organismo, y muchas veces el uso excesivo del celular deviene en este tipo de comportamientos

Para aquellos que trabajan o utilizan habitualmente el celular y la computadora, existen algunas recomendaciones sencillas que permiten aliviar estos síntomas. Estas son:

– Utilizar el teléfono estando sentados y apoyando el aparato sobre el escritorio.

– Situar el equipo a la altura de los ojos para evitar flexionar la columna.

– Usar almohadillas de descanso para la utilización del mouse

– Darse pequeños automasajes

– Hacer actividad física de bajo impacto como natación o pilates

– Elongar

– Cortar toda actividad sedentaria cada dos horas y realizar ejercicio, caminatas o danza

SEGUÍ LEYENDO