(Fotos: Wines of Argentina)
(Fotos: Wines of Argentina)

Por Fabricio Portelli

Este 17 de abril se celebró la 9° edición del Malbec World Day, un varietal clásico para la Argentina por su excelencia que, sin permanecer inalterable en el tiempo, se reinventa constantemente y todavía tiene mucho más para ofrecer.

Desde su primera edición realizada el 17 de abril de 2011, el Malbec World Day se posicionó como un acontecimiento histórico en la promoción del vino en el mundo. Este año los festejos giran alrededor del concepto "Elegance doesn't need perfection" con el propósito de destacar su diversidad, calidad y elegancia, como así también su marca permanente en la innovación del panorama global del vino.

Mientras tanto, en casa o en salidas con familia y amigos, se puede aprovechar para levantar las copas y brindar por el Malbec, la cepa de bandera de la Argentina.

Ser la cepa más representativa y más implantada (casi 43.000 has) la convierte en la más diversa a la hora de acercarse a la góndola, y en todos los segmentos de precio, incluso en diferentes estilos (tintos, rosados, espumosos y dulces). Pero esa diversidad, lejos de amedrentar debería alegrar a todos los amantes del vino, porque no hay nada mejor que tener mucho para elegir, seguros que en cada segmento de precios hay vinos que sobresalen por su calidad.

El desarrollo del Malbec, y gracias a los avances en el know how de agrónomos y enólogos, puede brindar vinos simples y directos, muy disfrutables, como tintos de guarda y complejos, que hoy se pueden descorchar para celebrar sin problemas, pero que también prometen ganar complejidad con la guarda, e ir sumando prestigio a la categoría. Quizás a medida que se sube en las pretensiones cualitativas (y en los precios) el carácter no sea del varietal sino del lugar, ese atributo que solo pueden alcanzar los grandes vinos y llegar a ser únicos. Pero es evidente que el Malbec es el mejor vehículo para recorrer los paisajes argentinos a través de las copas.

10 Malbec para brindar por el WMD

Salentein Numina Malbec 2015
Bodega Salentein, Valle de Uco $600

Debe ser una de las líneas que más rápido ha evolucionado, porque nació con la cosecha 2004, pero fue a partir de la llegada de José Galante a la bodega (en 2010), ha tomado vuelo y fuerza propia. Se empieza a percibir nítido el terruño, con un carácter frutal aún joven. De buen cuerpo y agarre, con potencial y juventud. Y si bien se siente en boca la madurez de su carácter frutal con dejos especiados, se mantiene con mucha fuerza, con capas de sabores y la madera bien integrada. Hay buen volumen con profundidad, y seguro tiene más vida por delante.
Puntos: 91

Saurus Barrel Fermented Malbec 2017
Familia Schroeder, San Patricio del Chañar $600

Tinto de buena concentración, tanto en aspecto como en aromas. Expresivos y con un carácter nítido de frutas de baya, con ciertos dejos herbales que aportan frescura y resaltan su nervio. Taninos incipientes y buen volumen, con equilibrio y fluidez. Hay intención con potencial, y una muy buena expresión de Malbec patagónico. Además, la crianza se percibe muy integrada (el 100% del vino se conservó durante 8 meses en barricas nuevas de roble americano (60%) y francés (40%). Beber entre 2018 y 2022.
Puntos: 91,50

Cadus Appellation Tupungato Malbec 2016
Cadus Wines, Gualtallary, Valle de Uco $700

El enólogo Santiago Mayorga ha logrado un Malbec que habla del lugar, con sus aromas integrados; más de fruta negra. En boca despliega taninos firmes pero equilibrados, de carácter austero, con fluidez y armonía, y el peso justo a su paso. Se mantiene refrescante y tenso, con agradables dejos herbales, y un final con fuerza. Hay potencial aquí para desarrollar complejidad. Beber entre 2019 y 2022.
Puntos: 91

Luigi Bosca DOC Malbec 2015
Luigi Bosca, Luján de Cuyo, Vistalba $750

La experiencia del cepaje se nota en este vino, porque más allá de la zona y las vides de más de 70 años, habla la filosofía del hombre por preservar un carácter especial de lugar. Sus aromas se sienten integrados y equilibrados, de estilo clásico y con una personalidad elegante, mezcla de fruta roja madura y especias. Tiene una textura que habla de un potencial y también una frescura moderna, pero su estirpe es de zona clásica.
Puntos: 92

Gran Famiglia Malbec 2016
Bodegas Bianchi, Los Chacayes, Valle de Uco $750

Con este vino, una de las bodegas más importantes de la Argentina, inauguró su nuevo terruño (y bodega). Un Malbec que delata su origen desde el vamos, por sus aromas modernos e intensos, con buena fruta y hierbas frescas, típicos de la zona de Vista Flores. De paladar fluido y franco, con buen agarre y las notas de crianza que empiezan a acomodarse. Con más botella ganará equilibrio y consistencia.
Puntos: 90

Fabre Montmayou Gran Reserva Malbec 2015
Bodegas Fabre, Vistalba, Luján de Cuyo $760

Juan Bruzzone (enólogo) logró, a partir de una selección de uvas en viñedos propios de Vistalba (cuna del cepaje en la Argentina) y una elaboración más cuidada, este Malbec de aromas equilibrados y bien expresivos. Paladar amable, bien de fruta roja, con frescura, leves dejos vegetales y buena fluidez. Como siempre en esta línea, la madera (100% criado en barricas de roble francés durante 12 meses) se siente muy bien integrada.
Puntos: 91

El Esteco Old Vines Malbec 2017
El Esteco, Valle Calchaquí $790

Las uvas provienen de Finca Las Mercedes, parrales plantados en 1946; este viñedo en la actualidad es orgánico. Mantiene su estilo, fluido y fresco, con un paso tenso y un carácter bien herbal que habla del lugar. Y si bien resulta un tinto completo, de alguna manera empieza a cambiar el paradigma de los vinos salteños. Porque Alejandro Pepa (enólogo) logró un vino moderno del NOA, con buen potencial de guarda, y una crianza (se realiza en vasijas ovoides de roble francés) que acompaña en silencio.
Puntos: 91

DJ Malbec 2016
Familia Mastrantonio, Valle de Uco $900

Es la segunda edición de este Malbec que expresa muy bien el carácter de Uco. Las uvas de diferentes viñedos (Eugenio Bustos, Vista Flores, Los Chacayes y Gualtallary), fueron seleccionadas y cosechadas en forma manual, elaborado en piletas de cemento, y criando en barricas de roble francés (nuevas y usadas) por menos de un año. Además, habla de la cosecha y del lugar, con un carácter más herbal que frutal, con más volumen y fuerza. La frescura y el paso vibrante resaltan su estructura.
Puntos: 91

Angélica Zapata Alta Malbec 2014
Catena Zapata, Mendoza, $1200

Es uno de los grandes Malbec de la Argentina, pionero en mostrar el camino, y con esta cosecha recupera protagonismo. Porque ofrece más frescura y con carácter, mantiene su clasicismo. De paso fluido por equilibrado, y bien expresivo en su fruta, incluso posee algo floral, propio de los Malbec de la primera zona. Un vino que llena la boca, con un final persistente y muy agradable. Tiene todo para ganar más complejidad con la estiba.
Puntos: 92

Magdalena Toso 2015
Pascual Toso, Barrancas, Mendoza $2990

Es uno del top de la casa, concebido en homenaje a la madre del fundador de la bodega. Un blend siempre a base de Malbec (73%) con Cabernet Sauvignon (27%) que puede variar sus proporciones de acuerdo a la cosecha. De aromas profundos y nítidos, con todo bien amalgamado. En boca es voluptuoso, con taninos finos pero que marcan su paso, y un carácter franco con la madurez de la cosecha y la tipicidad del terruño, elaborado por el enólogo Felipe Stahlschmidt, y con más vida por delante. Por eso, unos años más de botella le van a dar la complejidad que pretende y merece.
Puntos: 91

Fabricio Portelli es sommelier argentino y experto en vinos

Twitter: @FabriPortelli

SEGUÍ LEYENDO