El corto que conmueve al mundo
El corto que conmueve al mundo

Son aproximadamente diez minutos de suspensos y emociones encontradas. Diez minutos de un corto que transmite todo sin decir nada. Ian, una historia que nos movilizará es el cortometraje animado que se estrenó el 14 de mayo en el Festival de Cannes. Desde un principio, su objetivo fue visibilizar la lucha contra la discriminación, trabajar para derribar prejuicios y lograr que las personas con discapacidad puedan acceder plenamente a sus derechos.

No utiliza diálogos para expresar los sentimientos de los niños, pero todas las personas, sin importar el idioma, raza o bandera, son capaces de entender el mensaje de amor e inclusión.

"Un día llegó a las puertas de Mundoloco Sheila la mamá de Ian, con una historia que nos tocó el corazón. Estuvo conversando con Gastón Gorali, mi socio, y él pudo ver el deseo de Sheila de transformar la sociedad, brindando un mensaje de inclusión que logre llegar a lo más profundo de los corazones. Nosotros desde Mundoloco buscamos contar historias que valgan la pena, historias para compartir con familias y fue muy claro que teníamos que realizar este corto e involucrarnos en esta causa tan noble y tan sana para el mundo en que vivimos", dijo a Infobae el director del corto Juan José Campanella. 

Sheila Graschinsky es la luchadora detrás del proyecto, la mamá del niño que inspiró el cortometraje. Hoy Ian tiene casi diez años, y padece encefalopatía crónica no evolutiva producto de una hipoxia (falta de oxígeno) en el parto. Esta enfermedad repercute directamente en el lenguaje y la movilidad de aquellos que la sufren. Impulsada por esta adversidad que le presentó la vida, Sheila abandonó su carrera y creó una fundación que mejora la calidad de vida de de las personas y familias que conviven a diario con la discapacidad.

Sheila y su hijo Ian
Sheila y su hijo Ian

El cortometraje, que fue declarado de Interés por la Cámara de Diputados de la Nación, comenzó su recorrido internacional en el prestigioso Festival de Cannes y no paró. Pasó por: Los Angeles Short Films Festival, The Accolade Competition, Chelsea Film Festival, Delhi Shorts International Film Festival de India, International Independent Film Awards y Chicago international Reel shorts film festival.

"Queremos que el corto pueda iniciar conversaciones entre los padres e hijos. Que sea una herramienta muy poderosa para poder trabajar este tema que en mis épocas se decía 'pointing' y que hoy llamamos bullying. Lograr mostrar a los chicos por qué hay que alejarse de estas conductas, ayudar y estar alertas. Si logramos ayudar a los niños a captar este mensaje, vamos a estar transformando a la sociedad y eso nos llena de orgullo y nos hace sentir que estamos cumpliendo una misión extraordinaria", comentó Campanella.

Juan José Campanella junto al póster de “Ian, una historia que nos movilizará”
Juan José Campanella junto al póster de “Ian, una historia que nos movilizará”

El camino recorrido por el cortometraje fue muy intenso para el director de cine: "El mundo de la animación requiere de mucho tiempo y de un equipo muy grande involucrado. Trabajaron grandes talentos en Mundoloco. Se trabajó mucho con Sheila y con Ian para poder transmitir un mensaje que refleje esta situación. Fue un viaje largo e intenso y marcado por muchos momentos de disfrute".

"Hemos logrado ir creciendo con el corto y hemos logrado algo histórico como fue el lanzamiento en toda la industria infantil mostrando con hechos concretos que como sociedad tenemos que involucrarnos. Los comentarios de quienes ven el corto son realmente una recompensa y nos hacen sentir con ganas de seguir siempre acompañando estas causas. Es un proyecto hermoso", concluyó Campanella.

El film –creado por Gastón Gorali, producido por Juan José Campanella y dirigido por Abel Goldfarb- es una propuesta de alta calidad estética y realizada con una combinación de animación 3D y Stop Motion. Cuenta con maquetas reales hechas con material reciclable y tecnología digital de última generación.

"El camino es conquistar las emociones, lo cual nos permite pensar y evaluar alternativas para poner las manos en acción. Todos podemos ayudar a construir un mundo más inclusivo. Buscamos acercar a los chicos a la diferencia para tender puentes. El corto es un flechazo a las emociones", comentó Sheila Graschinsky. De esta forma, la Fundación Ian combate la falta de información y conocimiento que muchas veces lleva al bullying de personas con discapacidad. Su objetivo es brindar herramientas y producir enseñanzas en la comunidad.

SEGUÍ LEYENDO