Cómo se hizo la serie animada "Pablo", el primer superhéroe con Trastorno del Espectro Autista

El niño está sonriente y expectante. Espera su merienda mientras de fondo se oye ruido de televisión. Espera también la hora de que llegue un programa especial, una serie llamada "Pablo" que habla los temas que a él le pasan. Es una cuestión de identificación, de democratización de la oferta, de un abordaje plural. No es la más común pero es la indicada para invitar a concientizar y promover la diversidad, integración y la conversación de niños del espectro autista (TEA).

Y es que "Pablo" es la primer serie infantil producto de una combinación de live action con animación. Protagonizada e interpretada por niños y jóvenes con trastorno del espectro autista tiene como propósito exponer, deliberar y fomentar la comunicación sobre un trastorno que se estima que en Argentina afecta a más de 440.000 personas, según datos de la Fundación Brincar por un Autismo Feliz.

El encargado de darle voz al personaje de “Pablo” es Federico García Villegas, un niño colombiano que junto con sus padres fundaron una ONG para hablar de inclusión.
El encargado de darle voz al personaje de “Pablo” es Federico García Villegas, un niño colombiano que junto con sus padres fundaron una ONG para hablar de inclusión.

Uno de los principales elementos distintivos de la serie es que fue escrita en colaboración con jóvenes autistas que proporcionaron historias originales, inspiradoras y entretenidas para reflejar las experiencias de vida de los niños con autismo.

Pablo sigue los pasos de un pequeño de cinco años, inteligente y artístico, cuyos dibujos imaginativos cobran vida en el "Mundo del Arte", una creación de su imaginación que le permite transformar los desafíos cotidianos en aventuras fantásticas para encarar el mundo real con seguridad.

Cada episodio es un nuevo desafío donde el protagonista enfrenta una situación diferente que le provoca ansiedad; con sus crayones mágicos crea un mundo interno animado donde, gracias a la cooperación de sus amigos que también tienen autismo, superan juntos cada adversidad con creatividad, ingenio y autoridad.

En cada episodio, Pablo se enfrenta a diferentes temáticas y lo manifiesta en su mundo junto con sus crayones de diferentes colores.
En cada episodio, Pablo se enfrenta a diferentes temáticas y lo manifiesta en su mundo junto con sus crayones de diferentes colores.

Para representar auténticamente las experiencias que atraviesan día a día, el doblaje para América Latina de Pablo y sus amigos fue realizado por diez niños y jóvenes con trastorno del espectro autista.

Federico García Villegas, un niño de nueve años de Cali, Colombia, es el responsable de interpretar al personaje principal. "¡Estoy muy feliz de darle la voz a Pablo! Si los niños ven la serie, sabrán cómo es el mundo de los niños con autismo, y entonces pueden aprender a tenerles más paciencia, y ser una generación más inclusiva", afirmó con entusiasmo.

Sus padres fundaron, “Soy diferente soy como tú”, en el 2017 y su causa llegó a Nat Geo para darle voz al personaje principal.
Sus padres fundaron, “Soy diferente soy como tú”, en el 2017 y su causa llegó a Nat Geo para darle voz al personaje principal.

"La experiencia de hacer el doblaje de Pablo, para Fede y para nosotros fue muy linda y enriquecedora. Era algo totalmente nuevo para nosotros que nunca habíamos tenido la oportunidad de hacer algo con series animadas, fue una experiencia positiva por donde lo mires", comentó a Infobae Andrea García Villegas, mamá de Federico.

Hablar de autismo

Federico y sus padres tienen una fundación llamada Soy diferente, Soy como tú que nació en 2017 y que tomó popularidad por un video que explica cómo se percibe el mundo y cómo es vivir con Síndrome de Asperger. El video, que comenzó como un proyecto estudiantil, se viralizó y atrapó la atención de millones de personas a través de las redes sociales. Hoy son una familia que buscan promover la inclusión social de todos los niños con TEA en Colombia y potenciar el abordaje del tema.

"La serie es algo mucho más grande que todo lo que puedan imaginar, por lo que significa el tema en sí, que un canal quiera apoyar estas causas tan lindas e importantes. Desde todo punto de vista es admirable", comentó Andrea García Villegas.

#ngkazulado

A post shared by Fund. Federico Garcia Villegas (@soydiferentesoycomotu) on

"Es importante reforzar la idea de sensibilizar a la gente sobre el autismo, ya que, aunque físicamente sean comunes y corrientes, la gente espera que se comporten como todo el resto del mundo. Pero ellos tienen sus particularidades, los demás juzgan y se burlan sin entender que no siempre la diferencia se hace evidentemente, el punto es que hay que ser más tolerante y respetuoso de la diferencia. Por eso siento que la serie Pablo, llega en el momento justo y que parece que hubiera nacido para Federico y su voz".

En Argentina, con el fin de promover la inclusión y desarrollar una mayor conciencia y comprensión entre padres e hijos sobre el autismo, Nat Geo Kids se unió a la asociación Red Espectro Autista en diferentes actividades y campañas de concientización y prevención de esta problemática.

"Lo maravilloso de la serie es que repasa el día a día de un chico autista que muestra su realidad de una forma tan natural que sin darte cuenta te encontrás viendo la historia de una persona que justamente percibe la forma de una vida diferente, como por ejemplo los olores y los sonidos", describió a Infobae Carina Morillo, mamá de un nene argentino con autismo.

En Argentina se estima que el autismo afecta a más de 440.000 personas (Getty Images)
En Argentina se estima que el autismo afecta a más de 440.000 personas (Getty Images)

"Te interpela a darte cuenta que la forma de ver el mundo diferente es, en definitiva, una invitación a mirar el mundo como ellos, con ese detalle, con esa agudez que los distingue y con ese cariño que tienen", afirmó Morillo. 

En el autismo lo que está comprometido es la comunicación, y el procesamiento sensorial. "Con mucha ternura y naturalidad, es muy importante que haya una serie que tenga como protagonista a alguien con una condición diferente, que lo cuente de manera natural", enfatizó Carina, mamá de Iván de siete años.

En los episodios la interacción de Pablo con sus amigos para contar una historia es la trama principal: "Todos sus amigos tienen una personalidad distinta que invitan a sentirte identificado. Es de alguna forma trabajar incluyendo desde un lugar más natural que invite a chicos desde los cinco a seis años de edad a que puedan verla de forma natural, como cualquier otro dibujito".

La serie se podrá ver en los canales de Nat Geo a partir de las 15 horas (Getty Images)
La serie se podrá ver en los canales de Nat Geo a partir de las 15 horas (Getty Images)

"Mi deseo como mamá es que sea cada vez más natural y que no tengamos que hablar ni siquiera de inclusión. Hoy la serie invita a contar lo que es el autismo de forma amigable, porque hay muchas formas de ver el mundo y vale la pena ponerse en sus zapatos", deseó Carina.

El desafío del autismo 

"El autismo tiene por delante un gran misión: explicarle a la gente qué es, cómo ayudar a alguien con autismo y derribar el mito de que viven en un mundo aparte", puntualizó la madre de Iván, quien intentó darle contexto a la experiencia de su hijo. "Muchas veces el mundo se vuelve tan apabullante por toda la información que para ellos es abrumadora, que ya no pueden filtrar nada, es por eso que se aíslan para organizarse y para lidiar con la realidad a su manera. No es que no quieren ser parte. Es por eso que series como Pablo son ese puente que los une con el resto de la gente".

Tanto el personaje y sus creadores están más que conformes con la respuesta que obtuvieron de la serie hasta ahora.
Tanto el personaje y sus creadores están más que conformes con la respuesta que obtuvieron de la serie hasta ahora.

La serie se puede ver en Argentina a partir del lunes 23 de abril, en Nat Geo Kids App & TV.

SEGUIR LEYENDO:

Autismo: la madre de dos niños con TEA cuenta cómo es vivir con los prejuicios de los demás

"Desde las primeras sospechas de los padres hasta el diagnóstico de autismo, muchas veces transcurren dos o tres años"