Sofía es la directora creativa detrás de los exquisitos diseños de papeles pintados y telas que ofrece la firma que lleva su nombre
Sofía es la directora creativa detrás de los exquisitos diseños de papeles pintados y telas que ofrece la firma que lleva su nombre

Solo una de las paredes de su oficina y taller en una bellísima antigua mansión en Recoleta está "libre de papeles". Su inspiración, reconoce, ha atravesado diferentes etapas de su personalidad y se transforma con el tiempo. Entre cuentos infantiles, culturas orientales y la flora y fauna de los amplios Esteros del Iberá, Sofía recibe a Infobae en su imperio de los murales.

Sofía Willemoës es la fundadora y directora creativa de la empresa de murales decorativos que lleva su nombre -aunque le cueste aceptarlo-, y que cautiva a los espectadores y clientes con sus poderosas creaciones en las principales ferias internacionales de diseño.

Aunque está instalada en los Estados Unidos con sus dos hijos y su marido para planificar la apertura de un local no tradicional en la Gran Manzana, estuvo en Buenos Aires y dialogó con Infobae acerca de las claves que la llevaron a transformar su carrera como profesional. Su nueva oficina en la "ciudad que nunca duerme" es parte de The Assemblage, un espacio high-end enfocado en la espiritualidad, donde habita una comunidad de emprendedores que celebran la creatividad a través del arte, el diseño y la innovación.

Siguiendo con su expansión por el mundo, pero esta vez más cerca de Argentina, la emprendedora expone actualmente sus cautivadoras piezas en Casa Foa Chile, luego de una larga trayectoria participando en la edición local de la ya tradicional feria de decoración. Además fue seleccionada entre las "30 Promesas" de la revista Forbes por un jurado de expertos. 

Sin embargo, el diseño la tomó por sorpresa. La abogada y madre de familia nunca se imaginó lo que iba a depararle su futuro. "Fue algo que descubrí en mí muy de repente". A sus 28 años tomó coraje y abandonó lo que conocía para darle un nuevo sentido a su vida.

La revista Forbes la distinguió junto a otros 29 nombres que protagonizan el mundo de los negocios
La revista Forbes la distinguió junto a otros 29 nombres que protagonizan el mundo de los negocios

Oriunda de la ciudad de La Plata, a los 18 años comenzó a estudiar la carrera de Derecho en su ciudad natal, aunque se recibió en Buenos Aires, donde encaminó su profesión como abogada. Al mismo tiempo que empezaba sus estudios, se inició en el mundo laboral en un estudio jurídico que tenía sede en La Plata y en Buenos Aires. Quizás por su notable desorientación, el dueño le propuso trabajar en la ciudad. "Vos tenés que irte a Buenos Aires", le dijo. Su propuesta se le presentó como un desafío. Buenos Aires era algo que la apabullaba, pero sin embargo aceptó y a los 20 años se mudó sola a la ciudad.

“Desde que finalicé el curso de ingreso de mi carrera dudaba de todo y estaba muy desorientada, a tal punto que lo único que sabía era lo que no quería hacer: algo que tuviera que ver con el diseño”, admitió Willemoës

Fueron unas sillas tapizadas con caballos que años más tarde vio en su luna de miel en París las que la deslumbraron tanto que ese mismo día decidió cambiar su vida por completo. Un año después, renunció al estudio jurídico donde había llegado a ser socia y emprendió un nuevo rumbo en el mundo del diseño y del arte, en donde, como ella misma reconoce, pudo desplegar su veta creativa que nunca antes le había interesado descubrir.

La marca fue fundada en Buenos Aires en 2011 y cuenta con un atelier, una fábrica, una hermosa boutique en el corazón de Recoleta y recientemente una oficina en Nueva York (Magalí Saberian)
La marca fue fundada en Buenos Aires en 2011 y cuenta con un atelier, una fábrica, una hermosa boutique en el corazón de Recoleta y recientemente una oficina en Nueva York (Magalí Saberian)

Cuando tenía 28 años y estaba embarazada por primera vez pudo ver lo que no quería ver. "Después de diez años de experiencia en algo, de haberme esforzado para lograr lo que logré, dejarlo fue muy difícil. El embarazo me generó un shock muy grande, me volví muy sincera conmigo misma. Le avisé a mi socio que iba a dejar todo en dos meses, y desde ahí todo fue muy rápido", recordó.

Así fue que en 2009, con el apoyo de su fiel compañero, su marido, presentó su proyecto al concurso de innovación y creatividad, IncuBA, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y resultó uno de los seleccionados entre los 2.000 que participaban. A los ganadores se los premiaba con un ANR, un aporte no reembolsable, para invertir en el proyecto. "Quedé en el puesto número 11, -continuó- y nos dieron aproximadamente 55 mil pesos. Con eso desarrollamos los primeros productos y lancé la marca en Puro Diseño en el 2010″.

En sus inicios -hace aproximadamente nueve años-, y a través de su camino de "gran experimentación", como lo define, se preocupó por proponer una nueva técnica de estampado a la industria del diseño. "Cuando empecé con todo esto, en el mundo del diseño o la decoración, se estampaba por serigrafía. El método, sin embargo, se limitaba a la impresión en pocos colores. Lo digital, en cambio, venía a permitir la impresión de algo tal cual estaba creado, sin alteraciones. Y así fue que empecé a experimentar probando sobre diferentes materiales", contó.

El premio que le dieron fue de 55 mil pesos para su inversión inicial. Hoy factura 10 millones anuales y sus murales recorren el mundo
El premio que le dieron fue de 55 mil pesos para su inversión inicial. Hoy factura 10 millones anuales y sus murales recorren el mundo

La compañía fue pionera, quizás original para la época, en transformar imágenes hechas a mano, digitalizarlas y pasarlas después al papel. Al utilizar papeles con textura pared, muchos de sus murales parecen pintados a mano, aunque en sus inicios la mayoría eran hechos de manera tradicional, con acuarelas y distintas técnicas artesanales.

"En esa época, e incluso ahora en nuestro país-aseguró-, la gente 'no se la jugaba' tanto. Parte de asumir riesgos era probar qué pasaba al incorporar estampados de animales e imágenes surrealistas a la decoración". Empezó por tapizar muebles, después géneros y finalmente empapelados y murales. Fueron los últimos los que la distinguieron, porque si bien en la Argentina existían los rollos de empapelado, y gente que hacía vinilos para empapelar paredes, muchos eran vinilo de corte.

Por su admirable experiencia en la industria del diseño, se animó a decir que a menudo a las marcas, sobre todo de decoración, "les falta innovar un montón". Y que sería conveniente que el mundo deco buscara parecerse un poco más al mundo de la moda y apostara a más.

Papeles que cuentan historias de fantasía e ilustran paisajes regionales

“Cuando empecé era mucho más fresca, usaba mucho rosa. Ahora mis murales tienden a ser más oscuros, más al estilo Louvre” (Magalí Saberian)
“Cuando empecé era mucho más fresca, usaba mucho rosa. Ahora mis murales tienden a ser más oscuros, más al estilo Louvre” (Magalí Saberian)

La euforia y la alegría se vieron reflejadas en la creación de sus primeros diseños. Sin embargo, asegura conservar la inocencia en su creatividad que alguna vez la caracterizó. "Siempre me propuse a mí misma divertirme con todo lo que hiciera, porque si no, me hubiese quedado siendo abogada", admitió.

"Al principio -reconoció entre risas- me inspiraba mucho en cuentos e historias muy infantiles. Después se ve que fui madurando y me empecé a copar con los paisajes naturales". 'Chinería' es una de sus colecciones, inspirada en lo oriental pero a su vez surrealista. "La picardía es la clave del buen diseño", expresó.

Esta última colección es una de las que más la conmueven y esta vez no lo hace por su diversidad en lo que respecta al diseño ni por su armonía en las tonalidades, sino por una emotiva historia con la que la relaciona. Uno de los murales de 'Chinería' fue elegido por una madre para el cuarto de su hija cuadripléjica. "Ella quería que su hija se divirtiera observando en el techo y las paredes una historia. La selección de murales requiere de mucho tiempo y paciencia, por eso respetamos mucho a nuestros clientes", contó Sofía emocionada.

"Cuanto más interdisciplinaria sea una escena más interesante es como un todo", sostuvo, mientras evaluaba la posibilidad de sumarle a la inauguración de su nuevo local la presencia de músicos y puestas en escena. Para Sofía, lo sensorial siempre fue muy importante y admitió que el uso de características que lleven a la emoción en sus murales es una de las herramientas más fuertes que poseen como empresa.

Los papeles cuentan historias de fantasías y reflejan paisajes naturales, creando una visión admirable, caprichosa y elegante (Magalí Saberian)
Los papeles cuentan historias de fantasías y reflejan paisajes naturales, creando una visión admirable, caprichosa y elegante (Magalí Saberian)

Su inspiración abarca no solo los paisajes de Argentina, sino también los clásicos cuentos de Hansel y Gretel y Alicia en el país de las maravillas. Asimismo, toma notas de antiguas propiedades, para replicar la sensación de majestuosas, históricas y teatrales mansiones de la Belle Epoque que, cubiertas de flora y fauna, llenan las paredes de paisajes encantados con una calidad extraordinaria.

Al revés de las gráficas que impactan por su definición, los murales están hechos en altura y para ver de lejos, para que se pierdan en los ambientes y se amalgamen con el espacio.

Los papeles cuentan historias de fantasías y reflejan paisajes naturales, creando una visión admirable, caprichosa y elegante. "Nos gusta quebrar con los estándares del público para desafiarlos a algo más. Lo interesante es que la gente siempre está dispuesta a hacerlo".

Murales que recorren el mundo 

La joven y su equipo han participado en ferias de diseño como Salone del Mobile (Milán), Maison et Objet (París), 100% Design (Londres) y Wanted Design (Nueva York)
La joven y su equipo han participado en ferias de diseño como Salone del Mobile (Milán), Maison et Objet (París), 100% Design (Londres) y Wanted Design (Nueva York)

Junto con un equipo de doce profesionales conformado por una diseñadora gráfica, una diseñadora de imagen y sonido, y una de interiores, entre otros, se enfocan en desarrollar y comercializar productos mediante materiales y procesos productivos innovadores. Desde allí, Sofía no cesó en construir un universo donde pudo plasmar su mundo de fantasía en murales, empapelados y otros objetos de diseño.

Actualmente se encuentra trabajando en la creación de murales para la cadena internacional de café Starbucks, en Nueva York, y recientemente firmó un acuerdo con un holding de empresas de Abu Dhabi, que tiene entre ellas locales de decoración que realizan obras en hoteles y locales comerciales.

“La marca se inspira en la naturaleza, se enfoca en la experiencia sensorial y las emociones, juega con la fantasía y tiene una visión internacional”

"Haber sido elegida entre las '30 Promesas' de Forbes Argentina me enorgulleció muchísimo. Si bien me hubiese gustado que fueran más mujeres las seleccionadas, estoy muy agradecida. Y aunque se trate de un reconocimiento empresarial, obtenerlo es un desafío tan necesario como el creativo", aseguró.

Dentro de algunas de sus últimas propuestas, la emprendedora de actitud insaciable se propuso diseñar una línea de productos que acompañen a los murales en co-branding con otras marcas de diseño y decoración. También le gustaría hacer una colección para exportar inspirada en el brillo y esplendor del Teatro Colón, con el objetivo de transmitir al mundo una historia argentina.

Fotos: Guille Llamos

SEGUÍ LEYENDO: