Opciones para las familias que escapan de las actividades que tradicionalmente ofrecen las guarderías o colonias de vacaciones (Getty Images)
Opciones para las familias que escapan de las actividades que tradicionalmente ofrecen las guarderías o colonias de vacaciones (Getty Images)

Se acerca la temporada de las vacaciones más frías del año y los viajeros se preparan para vivir unos días de descanso fuera de la rutina. Dentro de las opciones que se les presentan a aquellos dispuestos a disfrutar del receso invernal, existen múltiples destinos nacionales que se adaptan a los distintos tipos de viaje: en familia, con amigos o de aventuras.

Para las familias que escapan de las actividades que tradicionalmente ofrecen las guarderías o colonias de vacaciones, se presenta la opción de los parques de esquí para los niños amantes de la nieve y la naturaleza, las actividades y talleres puertas adentro y las más deliciosas y tradicionales tiendas de chocolate artesanal. ¿Quién podría negarse?

Según los datos estadísticos sobre las elecciones de los argentinos en materia de turismo en este último tiempo que aportó el departamento de Business Intelligence de la agencia de viajes Almundo, se pudo observar un crecimiento en las consultas para destinos nacionales como Bariloche, el Calafate y Ushuaia.

El experto en viajes de la misma agencia, Rodolfo Anselmo, destacó que esta temporada de viajes suele ser muy importante para recorrer destinos locales en familia y las grandes variedad de propuestas para niños que ofrece el país.

Visitar lugares que cuenten con guarderías o actividades para los más chicos puede ser una liberación para los adultos. "A veces viajar en familia, y más si hay niños muy chicos, puede llegar a ser un tanto difícil por su dependencia emocional y física. Por eso, a veces, la planificación de un viaje gira alrededor del cuidado y de las opciones viables para que ellos también puedan disfrutar", explicó en diálogo con Infobae Nicole Moscovich de Turismocity, el buscador de ofertas de viaje.

Bajada de linternas y programas de aprendizaje en Las Leñas

A cargo de maestras jardineras e instructores de primer nivel, la escuela de esquí de niños y adolescentes es apta para bebés de 60 días hasta adolescentes de 17 años (Getty Images)
A cargo de maestras jardineras e instructores de primer nivel, la escuela de esquí de niños y adolescentes es apta para bebés de 60 días hasta adolescentes de 17 años (Getty Images)

Dentro de las opciones con jornadas completas de actividades, Las Leñas, en la provincia mendocina, ocupa uno de los lugares más altos de la lista. "Además de contar con 30 pistas de esquí, el centro posee jardín y escuela de esquí para los más chicos", explicaron desde la agencia.

A cargo de maestras jardineras e instructores de primer nivel, en la escuela de esquí de niños y adolescentes en la que participan bebés de 60 días hasta adolescentes de 17 años, se ofrecen opciones adaptadas a las necesidades de cada edad.

"Para las familias fanáticas del deporte en conjunto, la mayoría de los centros de esquí cuentan con escuelitas de esquí y snowboard, donde los niños incorporan las primeras técnicas. Cuentan con instructores que dictan clases para los más grandes donde hay opciones grupales o particulares" aseguró a Infobae Maximiliano Dallas de Despegar.

Baby Leñas y Mini Leñas: mientras los padres disfrutan de un día de esquí o snowboard, el servicio de cuidado de bebés cuenta con un espacio equipado para que los niños realicen actividades recreativas y de expresión corporal puertas adentro, por lo que no se requieren botas ni equipamiento especial para nieve.

Jardín de Nieve: con el fin de que vivan su primera experiencia en contacto con la nieve, las clases colectivas de esquí en el parque infantil se ubican en la base del centro. De la mano de los instructores más capacitados los chicos podrán descubrir la magia de la nieve y las pistas. El sector cuenta con una "magic carpet", especialmente diseñada para facilitar el ascenso, y que de esta forma logren mayor cantidad de bajadas y puedan comenzar a moverse de forma independiente.

El programa Olimpo, para niños de seis a doce años, brinda clases en tres diferentes niveles; Olimpo I, II y avanzado, en jornadas completas de esquí con almuerzo incluido (Getty Images)
El programa Olimpo, para niños de seis a doce años, brinda clases en tres diferentes niveles; Olimpo I, II y avanzado, en jornadas completas de esquí con almuerzo incluido (Getty Images)

Dentro de las actividades especiales, la bajada de linternas se encuentra entre las más populares de la región de esquí mendocina. Todos los jueves por la tarde, los más chicos tienen la posibilidad de esquiar por la noche.

"Además, como cierre de semana, los días viernes llevamos a cabo la 'Carrera Olimpo', para todos los chicos que hayan participado de estas clases durante la semana. La entrega de premios se realiza en el podio de la base al finalizar las clases de la tarde", explican en el sitio web.

El programa de aprendizaje de esquí para adolescentes de 13 a 17 años se adapta a las características de estos jóvenes que necesitan una motivación y desafío constante.  A aquellos habitués del deporte que buscan perfeccionar la técnica se los introduce en el mundo del freestyle y todas sus variantes. Para los más avanzados, se realiza un entrenamiento intensivo que incluye: introducción al famoso fuera de pista, competición y a la disciplina del slopestyle.

Dato de color: todos los hospedajes se encuentran en la base. Lo que permite que, mientras los niños están en la pista, los padres pueden relajarse en el hotel sin ninguna preocupación.

El delicioso Cerro Catedral

El Catyland es un parque infantil diseñado para que los más chicos se diviertan con saltos y pruebas (Getty Images)
El Catyland es un parque infantil diseñado para que los más chicos se diviertan con saltos y pruebas (Getty Images)

La paradisíaca ciudad patagónica es completa por donde se la mire: desde guarderías con múltiples actividades en la base del cerro, clases de esquí, descensos en trineos o donas, hasta sabrosos chocolates autóctonos.

En lo que respecta a las actividades para los niños, el cerro es sin duda una de las opciones de cabecera. En la base se sitúa el Kids Club con actividades programadas y una guardería infantil. Este es un espacio creado para que los más chicos aprendan a querer la nieve y la montaña, con juegos y actividades organizadas por expertos. Todo está pensado para chicos de tres a once años, que reciben aquí la asistencia de profesores de educación física, recreólogos y maestras jardineras.

Para Anselmo, por sus enormes montañas, los deportes invernales y la variedad gastronómica, San Carlos de Bariloche es uno de los más elegidos por las familias.

En el Circuito Chico, por la Ruta Provincial 77, el Parque Nahuelito sorprende a los más chicos con una variedad de réplicas de dinosaurios a escala real y un centro educativo. "Es un hermoso paseo y un viaje en medio de la nieve al período Cretácico: se trata de un parque temático con más de 30 esculturas de dinosaurios en tamaño real y a escala de las especies que habitaron ese mismo suelo", agregó el especialista.

Además, una de las chocolaterías más reconocidas de la zona, Mamuschka, goza en la actualidad del título los mejores productores en la ciudad. Los dueños del mejor chocolate artesanal de Bariloche se esforzaron desde el principio en producir, además de productos de calidad, una imagen llamativa, y al mismo tiempo, simpática y agradable. Los rellenos de dulce de leche vienen en formas de autos y osos y son los preferidos de los niños.

Dato de color: todos sus chocolates son libres de gluten.

Tecnología y diversión en el Cerro Bayo

Todas las temporadas, un equipo de instructores y profesores cuidan de los más pequeños mientras experimentan sus primeras bajadas en la nieve o perfeccionan su nivel (Getty Images)
Todas las temporadas, un equipo de instructores y profesores cuidan de los más pequeños mientras experimentan sus primeras bajadas en la nieve o perfeccionan su nivel (Getty Images)

Diseñada especialmente para ellos, la pista infantil Cartoon Network cuenta con su propia escuelita de esquí. Además, esta temporada lo más grandes podrán disfrutar de un espacio en donde podrán jugar con toda la nueva tecnología, divirtiéndose con experiencias de realidad virtual. 

Todas las temporadas, un equipo de instructores y profesores cuidan de los más pequeños mientras experimentan sus primeras bajadas en la nieve o perfeccionan su nivel, siempre en un marco de seguridad, diversión y aprendizaje. Ubicada en la base del cerro y orientada a bebes y niños de hasta cuatro años de edad, la guardería los espera con los brazos abiertos. En el Miniterrain Park los chicos y adolescentes aprenden y perfeccionen su técnica con saltos, rails y módulos.

Sin embargo, otro destino imperdible para visitar con niños según el experto de Almundo es la ciudad de Ushuaia en el archipiélago de Tierra del Fuego. "Una actividad para hacer con los chicos, grandiosa por la exuberancia de los paisajes, es tomar el Tren del Fin del Mundo que recorre en una hora desde Ushuaia hasta Parque Nacional Tierra del Fuego los últimos siete kilómetros de la traza original", concluyó Anselmo.

Muchos de los sitios turísticos como los hoteles o centros de esquí cuentan con propuestas deportivas, obras de teatro e incluso colonias. "Estas actividades -sostuvo Moscovich- les permiten a los padres tomarse unas horas para conocer lugares y disfrutar de los paisajes, todo sin estar preocupados por sus hijos".

 SEGUÍ LEYENDO: