Las mujeres viven más tiempo cuando tienen su primer hijo de grandes

El estudio realizó la investigación valiéndose de la experiencia de más de 20.000 madres (iStock)
El estudio realizó la investigación valiéndose de la experiencia de más de 20.000 madres (iStock)

Es una cuestión de tiempo. Los factores que alteran la ecuación son los años. El momento en que las mujeres se convierten en madres pueden determinar la longevidad de las mismas. La cantidad de años vividos hasta el primer parto alimenta las probabilidades de vivir nueve décadas de historia. Es el análisis que se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos.

El trabajo sugiere que las madres más adultas aumentan su expectativa de vida. Cuanto más tarde tengan a su primer hijo, más chances hay de que vivan apenas por debajo del centenario. "Descubrimos que las mujeres que tenían su primer hijo a la edad de 25 años o más registraban más probabilidades de vivir hasta los 90 años", apuntó Aladdin Shadyab, autor principal del estudio en el Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública de la Escuela de Medicina de la Universidad de California –UC San Diego-. El informe, publicado en la edición digital de "American Journal of Public Health", encontró un mismo canon, una correlación declarada entre la edad del primer parto y la longevidad, una asociación vinculante entre la primer paridad y la supervivencia.

El estudio que se anima a determinar que las mujeres que tienen hijos más tarde viven más es el resultado de una vasta investigación. De las 20.000 participantes, el 54% sobrevivió a los 90 años de edad. Durante un plazo máximo de 21 años, fueron consignadas al registro. Integran la Iniciativa de Salud de la MujerWHI, por sus siglas en inglés-, un reporte longitudinal nacional de mujeres que dio inició en 1991. De todos modos, el experto apuntó que las madres mayores eran de un estrato social y económico superior, un factor que le proporciona, ineludiblemente, la oportunidad de vivir por más tiempo.

Según el estudio, las madres adolescentes tienen menos longevidad que las madres primerizas a una edad adulta (iStock)
Según el estudio, las madres adolescentes tienen menos longevidad que las madres primerizas a una edad adulta (iStock)

A su vez, también sugirió que las mujeres que superaban las nueve décadas de vida presentaban una vida más satisfactoria: incrementaban las probabilidades de estar casadas, contar con mayores ingresos, ser graduadas universitarias y reducían sus riegos a la obesidad o a una enfermedad crónica. En paralelo, Aladdin Shadyab anunció otra tendencia que evidenció su trabajo: "Los hallazgos indican además que las mujeres con dos a cuatro embarazos a término en comparación con un embarazo de término único eran más propensas a vivir al menos 90 años".

"Es posible que sobrevivir a un embarazo a una edad más avanzada pueda ser un indicador de buena salud en general, y como resultado, una mayor probabilidad de longevidad", destacó el responsable del estudio. Su investigación -advirtió- no promueve ni sugiere que las mujeres consideren el retraso en la decisión de tener un hijo, porque el riesgo de complicaciones obstétricas, como diabetes gestacional e hipertensión, se multiplica en edades maternas mayores.

LEA MÁS:

Por qué es importante hacer terapia psicológica durante el embarazo

Paso a paso: cómo planificar un embarazo seguro

Últimas Noticias