Annie y Owen (Emma Stone y Jonah Hill, respectivamente) son pacientes psiquiátricos que se someten a un experimento clínico. Ella vivió una tragedia familiar que la condujo a una actitud antisocial y arisca ante el mundo; él presenta signos de esquizofrenia dentro de una familia muy acaudalada. Así, el planteo de Maniac es el de los juegos de la mente y los mundos que estos personajes se recrean para sobrevivir a sus realidades, para nada positivas.

Justin Thereoux interpreta al médico psiquiatra que los atiende, junto a otros pacientes. Y les entrega una pastilla que provoca estos viajes con la mente a diferentes lugares y momentos históricos. De esa manera Annie y Owen se vinculan en estos sueños interpretando desde elfos hasta una pareja en los años 50.

"Era muy importante que no hubiera algo normal", dijo Cary Fukunaga en una entrevista sobre la trama de Maniac. El alma mater de True Detective se sumó al proyecto de esta serie junto a Patrick Somerville, creador de The Leftovers.

Además de ser los protagonistas de esta historia, Emma, ganadora del Oscar por La la Land, y Jonah, compañero de Leonardo Di Caprio en El Lobo de Wall Street, son los productores ejecutivos.

Una escena de “Maniac”
Una escena de “Maniac”

En un principio, lla realidad en la que se desarrolla la serie es la década del 80, pero se generan muchas confusiones con respecto al tiempo real. Eso es también parte del juego que plantea Maniac.

Con 10 episodios disponibles, la serie se plantea como una de las nuevas apuestas de Netflix, que la estrenó este viernes. Y nos invita al viaje más temible y fascinante: el de la mente humana.

SEGUÍ LEYENDO