La conmovedora historia de Christian Amarilla (Video: "¿Quién quiere ser millonario?" – Telefe)

Esfuerzo, solidaridad y agradecimiento. Tres palabras que menciona Christian Amarilla, tres valores que lo acompañarán toda su vida. La primera, porque fue su motor a lo largo de estos últimos ocho años; la segunda, porque sin ella nada hubiese sido posible; y la última, porque sabe que todo lo bueno que recibió, regresará.

El joven de 26 años, oriundo de Ingeniero White, una localidad al sur de Bahía Blanca, vive en un humilde hogar con dos de sus cinco hermanos. En 2010 terminó la secundaria en la Escuela de Educación Técnica N° 1 Ara General Belgrano y al año siguiente se inscribió en la Universidad Nacional del Sur para seguir la licenciatura en química. La completó durante ocho años, cuando el plazo estimado suele ser en cinco.

Se recibió en mayo pasado y, a pesar de haber conseguido su objetivo, sentía que su historia no había sido contada, tal como había revelado a Infobae. Por eso escribió una carta, de carácter privado, para sus más íntimos. Pero una amiga, conmovida, le preguntó si la habilitaba a difundirla por las redes sociales. Y su dedicatoria se viralizó.

La carta de Christian Amarilla que se viralizó
La carta de Christian Amarilla que se viralizó

Como si el 2019 ya no le hubiese preparado suficientes sorpresas, el viernes pasado se presentó en Quién quiere ser millonario y, además de contarle su historia a Santiago del Moro, ¡se llevó 500 mil pesos!

"Unos días antes de recibirme escribí una carta para mí, fue lo primero que me salió, y la verdad que me pregunté cómo había llegado a recibirme, debido a quiénes, cómo… Y me salió escribir una carta agredeciéndoles a todas aquellas personas e instituciones barriales que me habían acompañado", contó Christian sobre la decisión que, inesperadamente, hizo que su nombre recorriera las redes sociales.

Antes de leer la carta, conmovió al conductor del ciclo de Telefe y a todos los presentes con su historia de vida: "Vengo de una familia de bajos recursos. Siempre nos costó alimentarnos y más durante la universidad. Mi preocupación no solo era estudiar, sino también alimentarme. Así que me costó mucho estudiar en la universidad. Mis padres estuvieron mucho tiempo desempleados y se las arreglaban con changas y con lo que podían. Mi vieja siempre me dijo que la educación es todo".

"Quiero agradecer porque uno no crece solo: crece con un entorno y -por lo menos en mi caso- ayudado por muchas personas. Hoy soy una persona agradecida con mi pasado porque me enseñó a valorar lo mínimo que tengo, las mínimas cosas que me pasan en la vida. Y estar atento, porque en la buena fortuna hay que estar más atento que nunca: ahora puedo estar recibiendo una alegría y mañana podría estar en una situación difícil", indicó.

El día en que se recibió perdió un celular que le habían prestado y parte de la plata de la beca que había retirado para llevar a comer a su familia. “Me dolió en el alma. No pude disfrutar ese día como hubiese querido porque parece que a mí todo me cuesta el doble”, le confesó a Infobae
El día en que se recibió perdió un celular que le habían prestado y parte de la plata de la beca que había retirado para llevar a comer a su familia. “Me dolió en el alma. No pude disfrutar ese día como hubiese querido porque parece que a mí todo me cuesta el doble”, le confesó a Infobae

El joven fue al programa acompañado por sus hermanos, que viajaron desde Bahía Blanca para poder estar ahí. Se ganó 500 mil pesos, que usará para remodelar la casa familiar y cumplir algunos de los sueños de sus padres, quienes no salen hace mucho tiempo de su ciudad, como ir a conocer La Bombonera.

Y les dejó un mensaje a aquellas familias que se esfuerzan día a día para poder pagarles los estudios a sus hijos: "La educación te abre puertas, te hace ver la realidad de otra manera, sos menos dominable. Si hay algo que siempre dice mi mamá es que la ignorancia hace que uno después sea una persona que no la pueden dominar fácil, por eso ella siempre me insistió. Entonces les diría a los padres que si están haciendo un gran esfuerzo por sus hijos, que lo sigan haciendo. Porque ese hijo nunca se va a olvidar de todo el esfuerzo que hicieron, va a ser muy gratificante".

SEGUÍ LEYENDO