(Video Siempre Show – Ciudad Magazine)

Invitado para abrir el nuevo ritmo del Bailando, Éxitos de los '80, Fernando Dente se aprestaba para salir a la pista en los camarines de LaFlia cuando fue convocado por la producción de Siempre Show, el ciclo que conducen Noelia Antonelli y su hermano, Tomás, a través de la pantalla de Ciudad Magazine, para hacer un móvil.

Sin embargo, el diálogo entre los hermanos Dente fue nulo a partir de la postura del conductor, quien evitó el contacto directo con él y se mantuvo durante toda la entrevista con unas gafas de sol puestas.

"No sé, ni idea, ya se va a dar, qué sé yo, son momentos, yo no tengo ningún problema, al contrario", afirmó el artista cuando le preguntaron concretamente por la relación con su hermano.

"Yo no estoy peleado con él. Ésa es una dinámica familiar. Yo no pretendo nada de nadie, cada uno hace lo mejor que puede y desde mi lado está todo bien, como siempre", agregó.

"No, lamento si pasaron un mal momento, no fue para nada mi intención, pero eso no significa tener que pedir disculpas. Lamento, no quiero que nadie que quiero pase por una situación incómoda por algo que surge a raíz de unas declaraciones mías, o de algo que hago yo, pero bueno, qué sé yo, uno tampoco puede estar midiendo…Hay cosas que se escapan de las manos", se sinceró.

"No tiene por qué entenderlo, no siento que tenga que entenderlo. En ese sentido no es algo que pretendo, no es que estoy desilusionado porque pueda llegar a sentir que no me entendieron. De nuevo, cada uno hace lo mejor que puede y de este lado sí fue una decisión cien por ciento basada en mi necesidad, en mi salud mental, en mi salud como persona, en mi proceso de vida con toda esa información con la que cargué tantos años. Obviamente que mi historia, en algunos momentos, comparte, de alguna manera, si fuera una película, escenas con mis hermanos, o tenemos los mismos papás. Pero bueno, yo conté mi historia, mi visión, mi punto de vista, mi experiencia, en ningún momento hablé de que fuera algo que todos pensáramos lo mismo, o que estaba representando a otra persona que no fuera a mí", se explayó.

"No fue sencillo para mí. No sólo no se lo conté a mis hermanos sino que no se lo conté a nadie, no es que se los oculté a ellos. Yo lo conté, lo que no avisé es que iba a salir la revista. De lo que estoy convencido es que no tengo que dar justificaciones de lo que hice, hice lo mejor que pude, no se los conté a ellos porque para mí era muy movilizante y no quería cargar con quizás lo que tuve que cargar después, con las lógicas reacciones que tuvieron cada uno antes que sucediera", sentenció Dente, quien cuando le preguntaron concretamente por su hermano tuvo sólo palabras elogiosas para él.

"No quiero entrar en esos detalles, es como lo ven. Tommy es lo más, una persona muy generosa", lanzó.

"No creo que sea tan extremista la situación. Yo sé que cuento con ellos y también cuento con la familia que uno va construyendo con los años. Nos pasa a todos, que parte también a partir de las afinidades, de las experiencias de vida, de los objetivos en común. Nosotros somos muy distintos los cuatro y yo sé que tengo el apoyo de ellos incondicional, pase lo que pase, pero hay situaciones o proyectos donde la gente que empatiza más o que puede comprender más lo que te está pasando más uno se apoya más ahí", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO