Van apenas tres capítulos, pero El Marginal 2 de a poco empieza a definir lo que sobrevendrá de aquí en adelante, la guerra entre la banda de El Sapo y la de los hermanos Borges, Mario y Diosito.

En el episodio de este martes, Antín se reúne con el mayor de los hermanos Borges (Claudio Rissi) y le plantea que necesita saber si cuenta con él para desbancar al Sapo "esta misma noche" porque, le dice, "se aceleraron los tiempos".

Con la complicidad del director del penal de San Onofre los hermanos, que previamente se deshacen del cadáver de Ontiveros, el guardicárcel al que Diosito había apuñalado en el capítulo anterior, invaden el "call center" desde donde se realizaban los secuestros virtuales.

Mientras tanto, El Sapo lleva adelante la fiesta de 15 de su hija, celebración que se verá interrumpida abruptamente y opacada cuando dos de los sobrevivientes al incendio del "call center" llegan para avisarle lo que había pasado.

El Sapo les pregunta quiénes fueron pero ellos no le saben responder porque los Borges actuaron encapuchados. Entonces, el personaje de Roly Serrano enfurece y golpea a Patricio (Esteban Lamothe), su médico personal y quien se encuentra viviendo en el pabellón de los Borges, y le exige que el diga si él sabe quiénes provocaron el incendio. "Fueron tus amigos del patio ¿no?", lo amenaza, mientras le hunde la cara en la torta preparada especialmente para el festejo.

A todo esto, Antín es visitado por un par de policías que saben que en la cárcel funciona el call center y le piden dinero a cambio de postergar el allanamiento, pero El Sapo (Roly Serrano) paga la coima para que los dejen en paz y otra vez se niega a desarmarlo.

En tanto, Emma (Martina Gusmán) descubre que un guardia tiene sexo con Ana, la prostituta joven, y considera denunciarlo, pero la joven le corta las ruedas del auto y le dice que no se meta más en su vida.

Emma le pide ayuda a Rita (Verónica Llinás) para que la lleva con su auto, pero esta debe irse rápido porque tiene que transportar las palomas mensajeras del Sapo, ya que tiene deudas de juego y problemas con su madre enferma, lo que la ha llevado a dejarse corromper por los negocios sucios que ocurren puertas adentro de San Onofre.

SEGUÍ LEYENDO