Acostumbrado al vértigo de una agenda repleta de actividades, fue un día más que normal Rodrigo.

Eran las ocho de la noche del viernes 23 de junio del año 2000 cuando "El Potro" se dio un abrazo con Jorge Guinzburg, que lo había invitado a participar de "La Biblia y el calefón". El programa, que se grababa con una semana de anticipación, iba a ser emitido por El Trece el siguiente viernes a las 23.

"Estuvo bárbaro, divertido; se mostró con mucho humor. La verdad es que la pasamos muy bien. Todavía no lo puedo creer", había contado el conductor del ciclo al conocerse el deceso del cantante.

Con jeans, camisa negra y un tapado de cuero rojo, Rodrigo se mostró más que alegre durante la grabación que compartió con Georgina Barbarossa, Andrea Pietra y Nacho Goano. "¿Cómo estás?", le preguntó Guinzburg al inicio del programa. "Muy bien, bárbaro", dijo sonriente.

Después, todo fueron chistes y bromas con doble sentido. "¿Es verdad que dijiste en una revista que te llamaron "bestia" después de una noche de amor de 12 horas?", quiso saber el conductor. "No", desmintió Rodrigo. "¿Por qué? ¿Será que 12 horas es una exageración?", "No, porque fueron 16", remató el cantante.

"También leí por ahí que cuando volvés a tu casa ponés "Cartoon Network", dijo Guinzburg. "Y… para bajar un poco", admitió divertido el cordobés. "¿Qué: te rato neás con los dibujitos?", "Sí, la veo a Jessica Rabbit, le envidio la novia a Pedro Picapiedras y le digo ¡Vilma, Vilma!".

El humorista también recordó el encuentro entre el cuartetero y Maradona: "Vi una foto en que se están dando un beso". "Estábamos muy emocionados en ese momento…". "Pero si se seguían emocionando te dabas vuelta". "Me creaste un romance con la Mona y ahora me querés casar con el Diego". Al final de la grabación (cerca de las 22.45 horas), Rodrigo, ya sin tapado, se dio un fuerte abrazo con Guinzburg y, de esta manera, se despidió para siempre de la televisión.

 

Videos gentileza: Walter Villafañez

SEGUÍ LEYENDO