En 100 días para enamorarse muestran la historia de Juani (Maite Lanata), una adolescente que está explorando su identidad de género. Como no se siente cómoda con su cuerpo, suele usar ropa holgada y una gorra para tapar su cabello.

Este momento de transición, de búsqueda de su verdadera personalidad, se vio reflejado en una emotiva escena. Ella se encierra en el baño, se saca la remera y un top deportivo. Frente al espejo, se contempla desnuda y tapa sus pechos. De fondo, se escucha un tema que repite la frase "no soy una mujer" en inglés.

En diálogo con Teleshow, Maite Lanata explicó cómo es interpretar este papel tan jugado: "Planteamos un personaje que tiene muy clara su orientación sexual. Se considera lesbiana pero, en realidad, está explorando su identidad de género y al estar en plena adolescencia no recurre a un adulto para poder hablarlo".

"Su orientación sexual está definida, pero su identidad de género, no. Entonces, no puede definirse como masculino ni femenino. Además, no siente propias las actitudes que son femeninas. Es una duda que se le despierta tras un mayor acercamiento con el personaje de Malena Narvay (Emma)", agregó la actriz.

La exitosa ficción de Telefe y Underground no solo toca temas como la diversidad sexual y la discriminación desde lo que vive Juani, sino que también narra la historia de Fidel (Michel Noher), un profesor de literatura, recién separado y con una hija, que vive una historia de amor con Paul (Ludovico Di Santo).

En el último capítulo, los personajes se encuentran en un bar y discuten sobre el orgullo gay y la importancia de no estar escondiendo su verdadera  orientación sexual. Pero la charla es interrumpida por un hombre que les pide discutir los "temas de maricones" en otra parte.

Aunque el profesor siente muchas dudas sobre lo que siente por Paul, no se queda callado ante el reclamo de este hombre y le contesta: "Vivimos en un país libre, por lo tanto si tiene algún problema con el tema que estamos hablando tiene toda la libertad de ofenderse e irse. Mi amigo y yo podemos hablar de este tema o cualquier otro aquí o en la puerta de una iglesia".

SEGUÍ LEYENDO